Paraná
lunes, 01 de enero de 2018
Hora: :

  Hoy: 140671
[ online: 2645 lectores ]


OPINIÓN

Los 2 gobiernos de “Cambiemos”

Fecha: 01/01/2018  Hora: 13:36  

- Muy interesante la propuesta de Luis Rizzi de organizar un test de “idonemia” (que permita establecer el nivel de idoneidad de los funcionarios públicos); Algunos coprotagonistas del poder provocan algunas dudas que resultaría estupendo que pudieran despejarlas


Mauricio Macri ya pasó el 50% de su periodo de gobierno y como este coincide con el fin de un año y el comienzo de otro, es “un buen momento” para analizar el tiempo transcurrido y conjeturar sobre el tiempo restante o su futuro.

En mi opinión los 2 gobiernos de Cambiemos son el de la Nación y el de la Provincia de Buenos Aires. Veamos sus diferencias.

La 1ra., la más saliente, en mi opinión, es la que surge de la comparación entre la gestión de Mauricio Macri y Maria Eugenia Vidal.

“Maru” está dotada del don para la política, del que carece Macri y su “equipo”.

Esto no quiere decir que la “Maru” no cometa errores, porque por cierto que sí los comete. Pero ese “don” se relaciona con su “afán” por gobernar y está a la vista que “gobierna”. Cuando ella habla, su sinceridad, incluso cuando se equivoca, brota natural, espontánea y, ejerciendo la virtud cristiana de la prudencia, demuestra que tiene “autoridad”. No necesita de atributo alguno, es suficiente su presencia.

En el sentido Orteguiano, ella es una persona culta porque siente y vive nuestro “tiempo vital”.

Probablemente, para Cristina Fernández de Kirchner estos rasgos, sean los que le resulten insoportables y que marcan la diferencia de sus calidades humanas, por eso dijo alguna vez que “pone caras de buenita”, y que a ella no le salen...

Tal como lo explica Eduardo Fidanza, en el diario La Nacion, “…el conglomerado social de menores recursos, llámeselo pueblo, clase trabajadora, pobres o sectores populares, ha sido fiel al peronismo, apoyando sus distintas expresiones a lo largo de muchas elecciones” que, además, supo liderarlo, lo hizo en su propio y exclusivo beneficio. Políticamente, defraudó a esa gente.

Hoy el peronismo se quedó sin líderes y este hecho es novedoso en la política local.

Pues bien, sin hacerse “peronista”, más bien diferenciándose del peronismo sin menoscabarlo, entendiéndolo como fenómeno social, la Vidal está a punto de convertirse en “líder” de ese importante y decisivo conglomerado social que ya no busca solo a quien “votar”, sino a alguien que demuestre de una buena vez, una real intención de comenzar a resolver sus sencillos y elementales problemas: acceso a cloacas, agua corriente, luz, gas, salud, educación, asfalto , vivienda digna, seguridad. En los escenarios de pobreza e indigencia, más de una vez la superficialidad se mezcla con la profundidad de las realidades.

Diría baratijas para el mundo desarrollado que en la Argentina de hoy parecen artículos de sumo lujo.

Volvamos al gobierno de Mauricio Macri que es la cabal expresión de una pretensiosa y soberbia mediocridad.

No es que su comunicación falle, lo errado es que no saben qué hacer y eso lo demuestran cada vez que abren la boca: sus dichos nos suenan ajenos, lejanos y hasta fatigosos.

Lo del cambio de las metas de inflación fue realmente vergonzoso y los 4 funcionarios -si tuvieran un mínimo de dignidad-, se deberían haber ido. Pero, quizás, creen que han hecho un servicio a la Nación.

Han confesado que no saben, no quieren o no se animan a terminar con la inflación o que la consideran necesaria en un nivel “razonable” para poder crecer o recuperar lo perdido. (Sic). ¿Esto no es falta de idoneidad?

Es obvio que no superarían un test de “idonemia” (medida de su idoneidad), con un mínimo generoso.

Por eso algunos callan, como Mario Quintana o Gustavo Lopetegui que lucen como, peyorativamente se dice, “monjes negros” más que como asesores de calidad.

Parecería que el vicio de la intriga es su mejor y única arma y que el equipo debe ser un conjunto de obsecuentes, de alguna manera Alfonso Prat Gay, Isela Costantini y Carlos Melconian dan prueba de ello por ser los más conocidos entre la gente.

Los ministros tampoco se destacan por su audacia para proponer reformas y cambios necesarios que exige la época que nos toca vivir.

Puede ser que en obras públicas las cosas muestren, por ahora, una intención correcta pero lo que no se advierte es un programa de prioridades claramente explicadas a la sociedad.

Por ejemplo, la pobreza e indigencia es una cuestión pero parecería que sólo se atina a paliar las necesidades inmediatas, pero con esto no basta. En simultáneo, es necesario desarrollar políticas y establecer los incentivos necesarios para disminuir las causas que la originan y para ello es esencial garantizar, alimentación, educación y salud como una sola prioridad, sin que deban entenderse en orden lexicográfico.

El gobierno de Macri da la impresión que gobierna para la “superficialidad”, no tiene vocación ni voluntad para gobernar lo que esconde la profundidad de nuestra Argentina.

Esa es la diferencia esencial con Maria Eugenia Vidal.

Esa diferencia, no obstante es la que puede constituir el hito de nuestra vida.

Eduardo Fidanza, más con voluntarismo que con convicción dice que:

“Macri esgrime otras herramientas: un cambio cultural que su pequeño partido supo captar y aprovechar, lo cual es cierto e innovador. Y la aspiración a una economía racional y estable con política de ingresos, lo que es clásico, incierto y quizá contradictorio”.

En mi opinión estas son las cuestiones de la “profundidad” a la que hacía referencia. Y el gobierno de Macri, a diferencia del gobierno de Maria Eugenia Vidal, puede ser que se limite a narrar esa profundad sin comprenderla y sin capacidad para abordarla.

Este es el cambio cultural pendiente.

Maria Eugenia Vidal conoce, y baja en forma permanente, a esas profundidades que, seguramente, ocultan y obstaculizan nuestro potencial para un futuro mejor.

Para 2019 no sé si sería bueno que Macri se presente para su reelección, es probable que para el juicio histórico, estos 4 años pudieron ser un cimiento o el basamento de una piedra fundamental. Pero la obra está pendiente.

Menos bueno es que los primeros nombres que aparecen como posibles sucesores, para el 19 o el 23 sean los de Marcos Peña que en la conferencia de prensa en la que anunció el cambio de “metas de inflación” puso en evidencia sus limitaciones ni el de Rodriguez Larreta que no se animó a competir con Martin Lousteau.

Mauricio Macri es presidente porque Maria Eugenia Vidal ganó la Provincia de Buenos Aires.

Ganó porque se animó.

La Argentina necesita gente que se anime, no cagatintas, que según la RAE son “oficinistas de poca categoría” que hacen que nos gobiernan…

No es indigno “ser oficinista de baja categoría”.

Lo indigno es creerse que son de categoría superior.


  (Urgente 24)
   Claves del Día
Maestros del error  

Escuchonos desde tu Celular

descarga la app desde google Play

Escuchonos desde tu Celular

Escucha la Radio desde tu BlackBerry

   

Escucha nuestra Radio por Internet desde Cualquier parte del Mundo...

Escuchanos Online
Escuchanos Online
Escuchonos desde tu Celular

Mira toda la información en video

Google
Web Sitio [Busqueda Personalizada]
Archivo de Noticias Archivo de Noticias

  • Acceda a toda la información digitalizada

  • ir a Archivo [+]




    Contacto  |  RSS Noticias en su Sitio  |   Link
    Radio La Voz - Rompiendo Cadenas
    901 MHZ. Radio La Voz - Paraná - Entre Ríos [ Argentina ] - Email: radiolavoz901@gmail.com
    © Copyright Internacional 2018 Todos los derechos Reservados.
    Seguinos en: Facebook  tWitter
    Diseño Web para Portales de Información Web Gestor de Contenidos y Diseño WEB Grandi y Asociados
    (CMS de Noticias)