Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
EL CONVENTO CERRARÁ POR FALTA DE RELIGIOSAS

La madre superiora que dejó los hábitos tras enamorarse: "Sufrí una crisis vocacional"

La madre superiora de un monasterio ubicado en Valtiberina, Italia, decidió abandonar los hábitos luego de sufrir una "crisis vocacional" tras enamorarse de un hombre. Lo curioso fue que, tras su renuncia, el lugar se vio obligado a cerrar sus puertas por falta de religiosas, ya que solo queda una mujer de 80 años y dos novicias. Ahora, la María Teresa Saccente brindó una entrevista al diario La Repubblica y se mostró muy afligida por lo sucedido.

"La gente llora por el cierre del monasterio y yo también. Lo que estoy sufriendo me marcará para toda la vida y será difícil que en el futuro yo disponga todavía ganas de tener relación con la Iglesia", aseguró la religiosa.

"Han querido hacer ver que todo fue una historia de amor. Dejemos que lo digan. El caso es mucho más complicado de lo que parece", advirtió Saccente.

La hermana, de 40 años, le había dado nueva vida al antiguo convento de San Bernardo Tolomeo, en Sanselpolcro, Arezzo, que le fue otorgado desde 2015 a las monjas benedictinas de Olivetan. El lugar que llevaba adelante Saccente, se había convertido en un punto de referencia para la comunidad y en un lugar de encuentro, con sus 19 camas en el monasterio y 20 bungalows en el bosque.

Tras darse a conocer la noticia, el obispo de Arezzo, Ricardo Fontana, también habló con el mencionado diario italiano y confirmó que la mujer tuvo que dejar el velo y los votos religiosos. "Yo no tengo nada que ver, ha intervenido la Santa Sede y todo se acabó", dijo el hombre, intentando terminar con la repercusión de la noticia. Y aclaró: "Es un hecho muy doloroso para todas las personas implicadas".

El convento no dependía de la diócesis, sino de una orden religiosa, que se ha visto incapacitada para seguir adelante con la gestión del mismo. La misma, consideró que la hermana octogenaria no estaba en condiciones de poder dirigir el lugar, por lo que, la mujer deberá buscar un nuevo alojamiento y las dos novicias que habían ingresado tendrán que buscar una nueva la comunidad.

Crisis de vocaciones en la Iglesia Católica

El caso de esta Madre Superiora se da en el marco de lo que el papa Francisco llamó una "hemorragia" que afecta a la Iglesia, producto de la cultura del relativismo y los escándalos.

En mayo de 2018, durante la Conferencia Episcopal Italiana, que tuvo lugar en el Vaticano, el Papa se mostró preocupado por las crisis de vocaciones, la pobreza evangélica y la reducción y fusión de Diócesis, que ocurren en Italia pero también en el resto del mundo.

“Me preocupa la crisis de vocaciones”, reconoció en aquel momento el Santo Pontífice, y agregó: “Nos jugamos nuestra paternidad y es una hemorragia”. Luego, Francisco describió esta crisis de vocaciones como producto de “un fruto envenenado de la cultura de lo provisional, del dinero y del relativismo, junto con los escándalos, el testimonio tibio y el invierno demográfico”.

A su vez, el Papa afirmó que “es triste ver que esta tierra entra en una esterilidad vocacional sin encontrar remedios eficaces”. Y propuso enviar misioneros de otras Diócesis. “Propongo una colaboración fidei donum más estrecha entre las Diócesis italianas”, anunció.

EL CONVENTO CERRARÁ POR FALTA DE RELIGIOSAS

Teclas de acceso