Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
ABORTO LEGAL SEGURO Y GRATUITO

A un año de la no sanción

La madrugada del 9 de agosto del año pasado el Senado rechazó el proyecto de legalización del aborto que había conseguido media sanción en Diputados. 38 senadores votaron en contra y 31 a favor. El proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se había presentado en el Congreso seis veces, pero la séptima fue diferente: el presidente Mauricio Macri habilitó el debate el 1° de marzo y por primera vez en la historia la discusión sobre la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) logró una impactante trascendencia social dividida en verdes y celestes.

"Hace 35 años que venimos postergando un debate muy sensible, que como sociedad nos debemos: el aborto", dijo Macri en la Apertura de las Sesiones legislativas. De marzo a agosto el tema ocupó buena parte de la conversación en la Argentina. El pañuelo verde se volvió un ícono y apareció, también, el celeste, perteneciente a los "grupos provida", que se oponen a que avance la despenalización.

A un año del rechazo del proyecto, cinco referentes involucrados en el reclamo feminista se expresaron sobre el antes y el después que generó en la sociedad argentina este debate. En el caso de los "grupos provida" se oponen firmemente a la legalización del aborto y actualizaron esta postura en este tiempo de campaña electoral: la Iglesia y otras confesiones religiosas reclamaron a los fieles no votar a quienes apoyan la "legalización del aborto y las ideologías que atentan contra la familia".

De negro

Para la actriz Laura Azcurra, perteneciente al colectivo de actrices que el año pasado aunó fuerzas para pedir que el proyecto sea ley, los legisladores que no votaron a favor de la IVE no cumplieron con la promesa de implementar la Ley de Educación Sexual Integral (ESI). "Hicieron énfasis en la educación como método preventivo y, no solo no hicieron nada por la implementación de la ESI, que ya es ley nacional desde 2006, sino que muchos sectores a los que pertenecen la bloquearon", dijo.

"Y tampoco lograron una propuesta para resolver las complicaciones que generan los abortos en condiciones de riesgo que son la primera causa de mortalidad materna de los últimos 30 años", agregó Azcurra. Para la actriz, también hubo retrocesos en derechos adquiridos como la Interrupción Legal del Embarazo (ILE). Se refirió así a la denuncia por homicidio que un grupo de abogados y médicos provida realizó contra dos médicos tucumanos, José Gigena y Cecilia Ousset, por haberle practicado una cesárea a una niña de 11 años que había sido violada y que ostentaba un embarazo de 25 semanas. "Dicen salvar las 'dos vidas' y finalmente no salvan a ninguna. Todo esto demuestra que esos representantes no están a la altura de nuestras necesidades", opinó.

Hoy, la propuesta de agrupaciones feministas como el colectivo de actrices es vestir de negro durante el día para seguir impulsando el reclamo.

En las aulas, un antes y un después

La especialista en Derecho Penal e integrante de la red de profesoras de Derecho de la UBA, Cecilia Hopp, sostuvo: "El debate fue fuerte y exitoso en el sentido de que captó la atención social enormemente. Cambió muchísimo el ambiente universitario". Según la profesora, el tema se instaló en las aulas como nunca antes y, cuando comenzaron a realizarse actividades y cursos relativos al aborto y a cuestiones de género, "explotaron". Hasta ese entonces era un tema que "increíblemente" no se discutía en la Facultad de Derecho.

"En ese sentido, la red de profesoras tuvo un rol importante. Hicimos un libro, generamos actividades académicas". Hopp también ejemplificó con lo que considera un gran paso logrado en el ámbito del Derecho en medio del debate: "Una resolución indica que en todos los jurados, concursos e instancias de tribunales colegiados tiene que haber mujeres".

En la Facultad se implementó el Programa de Género y Derecho, cuyo objetivo es contribuir a la transversalización del enfoque de género en el ámbito académico. "Se respeta el protocolo por razones de género, que ya existía en la UBA pero cuya implementación era nula. En temas de acoso hoy hay denuncias y eso ya es una novedad porque el acoso estaba pero no se denunciaba porque no se creía que hubiera una forma institucional de canalizarlo y la Facultad está dando respuestas", resaltó.

"Nada ha cambiado"

El médico de la División de Ginecología y Obstetricia del Hospital Italiano Mario Sebastiani señaló que el rechazo al proyecto no hizo más que dejar las cosas como estaban. "Nada ha cambiado", apuntó, en alusión a que los abortos se siguen consumando en clandestinidad.

Para Sebastiani, quedó demostrada "una vez más" la ineficacia de la prohibición como elemento de disuasión de las mujeres. Como propuesta, sostuvo que se podría haber legislado que el médico tenga la obligación de ofrecer "la adopción postnatal y ayudar a la mujer en el caso que lo desee".

Sin embargo, se mantiene positivo en un aspecto fundamental: "Cada día hay un mayor número de médicos que compasivamente acompañan a las mujeres para que logren un aborto seguro".

Despenalización social

Las agrupaciones feministas fueron las grandes protagonistas de la marea verde forjada el año pasado. Raquel Vivanco, referente de la Marea Feminista Popular y Disidente, dijo que lo que se logró con el tratamiento del proyecto fue una despenalización "social". La también presidenta del Observatorio Ahora Que Sí Nos Ven, señaló: "La marea verde llegó para quedarse, logramos la despenalización social del aborto e iniciamos un cambio cultural sin precedentes. No vamos a parar hasta que sea ley".

La coordinadora del Observatorio de Géneros y Políticas Públicas, Victoria Freire, se refirió a lo "vetustas" que demostraron ser algunas instituciones ante estas cuestiones que, dijo, hicieron caso omiso a demandas populares. Sobre quienes se pronunciaron en contra de la legalización y dijeron que promoverían la ESI pero no lo hicieron opinó: "Por eso la lucha por el aborto sigue siendo una disputa por el sentido común, una batalla cultural que cuenta con el apoyo de millones de personas, especialmente entre las generaciones más jóvenes que no guardaron sus pañuelos verdes".

Fuente: RADIO LA VOZ.
ABORTO LEGAL SEGURO Y GRATUITO

Teclas de acceso