Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
cerró una jornada de trabajo en la Facultad de Medicina

Alberto Fernández: "Dar salud a la gente es una obligación central”

Mientras en la pantalla gigante se proyectaba la imagen de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner saludando junto al ex jefe de Gabinete Sergio Massa, comenzaron a sonar los aplausos de más de 4500 personas que asistieron a la Facultad de Medicina de la UBA. Era el momento del ingreso del precandidato a presidente, Alberto Fernández, para dar el discurso de cierre de jornada de trabajo de los equipos técnicos del Frente de Todos, coordinados por Nicolás Trotta y Virginia García. “Cuando en los hospitales de Buenos Aires la gente se va a atender y no tienen medicamentos, ni gasas, ni atención, el problema es del desfinanciamiento al que han sometido a la salud pública”, explicó Fernández desde el atril. Atrás lo escuchaba, entre otros, el ex ministro de Salud Ginés González García, con quien compartió el gabinete en 2003.

“Empiezan a faltar vacunas del sarampión, que son esenciales, que hacen a la calidad de vida de la gente. Nosotros vamos a recuperar el Estado, porque para nosotros dar salud a la gente es una obligación central”, señaló el líder del Frente de Todos algunas horas después de que el presidente, Mauricio Macri, se aferrara a la Sociedad Rural Argentina en el último sábado de campaña. “Si nos preocupa que un chico tenga educación y salud, para ingresar al mundo del futuro: ¿Cómo no nos va a preocupar que quien trabajó toda su vida tenga los medicamentos gratis para vivir?”, se preguntó Fernández e insistió en su propuesta de dar sin costo los remedios a los jubilados.

Parados, sentados en butacas, algunos en los pasillos, y otros de pie, la multitud escuchó al ex jefe de Gabinete en el Aula Magna de la Facultad de Medicina. “Es importante que atiendan la salud de los jubilados. Los remedios son cada vez más caros”, comentó una señora mientras el resto del auditorio estallaba sus manos en aplausos y Fernández remarcaba: “Con diez días de intereses de Leliqs todos jubilados de la Argentina tienen medicamentos hasta el último día del año”. Y remató: “Entre la salud y los bancos elijo a la salud de los argentinos”. González García sonreía y asentía a la vez.

Desde el comando del Frente de Todos, explicaron a Página/12 que la campaña “entró en un momento en el que se necesitan propuestas” y que la “polarización del macrismo ya llegó a su límite. Necesitan decir cómo van a gobernar cuatro años más”. Por eso creen que las promesas que el peronismo difundió la semana pasada en redes sociales son “claves para que el electorado termine de definir su voto”.

Fernández no dejó pasar la oportunidad para remarcar los resultados de la política económica de Cambiemos: “Necesitamos volver a crecer y lo vamos a lograr dialogando para que ganemos todos. El problema no es el costo del trabajo", enfatizó mientras lo aplaudía el dirigente de la CGT Héctor Daer. “Se enorgullecen que subió el número de monotributistas que, con una sinverguenza total, llaman emprendedores. ¿Qué son los emprendedores? Son chicos que se quedaron sin trabajo, que tuvieron que agarrar una bicicleta, cargarse una mochila y repartir pizzas y empanadas. Ese chico se quedó sin aguinaldo, sin un trabajo fijo, sin aportes jubilatorios, sin obra social y sin vacaciones”, dijo en referencia al sistema de trabajo en plataformas digitales.

Al igual que en otras actividades en los últimos meses, en la Facultad de Medicina se llevaron adelante 53 comisiones en las que se trataron distintos temas, con más más de 250 expositores académicos e investigadores todo el país. La política no es un cementerio, es un lugar lleno de gente viva, que además quiere trabajar para que los otros vivan mejor”, dijo y explicó el éxito de esta nueva convocatoria. “Quiero darles las gracias a todos los que trabajaron este tiempo. Lo que más deseo es abrir un gran debate sobre la Argentina que queremos construir”.

Además, Fernández reiteró su voluntad de armar un acuerdo nacional, en caso de gobernar al país, entre sindicalistas, empresarios y el Estado para que aumente el poder adquisitivo de los asalariados y reactivar la economía. “Con los trabajadores, con los empresarios, todos juntos vamos a construir otro país. No es verdad que este es el país que nos tocó en suerte", enfatizó, mientras que recalcó que en la Argentina actual "pierden todos", menos “los bancos y los amigos del presidente que venden luz y gas”.

Al finalizar, Fernández no dejó pasar la oportunidad para retrucar a su principal adversario electoral, que ayer festejó la situación de los productores agropecuarios y dijo: “Se vende un 30 por ciento menos de leche porque cayó el consumo, pero celebran los que comen queso francés". Al cerrar, Fernández reiteró: “Lo que verdaderamente es importante es que la desigualdad desaparezca”.

Informe: Antonio Riccobene

Fuente: PÁGINA 12
cerró una jornada de trabajo en la Facultad de Medicina

Teclas de acceso