Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
¿"No letales" o "menos letales"?

Argentina retoma el debate sobre el uso de las táser en las fuerzas de seguridad tras ser herido de bala un cantante

El pasado lunes 26 de julio, el cantante argentino Santiago Charpentier, más conocido como 'Chano', fue sometido por un policía mediante un disparo en su abdomen. Según la versión oficial, 'Chano' había intentado agredir al efectivo con un cuchillo, en medio de un trastorno psiquiátrico debido al consumo de drogas.

Por ese episodio, el artista fue internado en una unidad de cuidados intensivos y le extirparon parte del páncreas, el bazo y el riñón izquierdo, además de suturarle una perforación del colon. "Chano está vivo porque tuvo suerte", dijo el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, y reabrió un debate que parecía dormido al recomendar para este tipo de situaciones el uso de pistolas táser por parte de las fuerzas de seguridad.

Para buscar el antecedente más cercano hay que remontarse nada más que tres años atrás, cuando, en enero de 2019, el entonces Gobierno de Mauricio Macri puso el tema en agenda, al aprobar su incorporación a las fuerzas de seguridad como armas "no letales". La medida no terminó de concretarse, a pesar de que las autoridades nacionales llegaron a adquirir 100 unidades para ser utilizadas en aeropuertos, subterráneos y estaciones de ferrocarril.

Pero apenas iniciada la gestión del presidente Alberto Fernández, en diciembre de ese mismo año, el protocolo para uso de armas eléctricas fue derogado. La ministra de Seguridad del nuevo Gobierno, Sabina Frederic, calificó a estas pistolas como solo "menos letales", y explicó que el nuevo protocolo contemplaría su uso "solamente por miembros de los cuerpos especiales de las fuerzas federales y para casos de extrema gravedad, como secuestros y toma de rehenes".

El caso ahora es que Berni es un gobernador peronista, por lo que la diferencia de criterios respecto al tema se evidencia también a nivel interno en la fuerza política del presidente Alberto Fernández. Fuentes del Ministerio de Seguridad nacional le dijeron a Télam que el uso de pistolas táser por parte de las fuerzas del orden, ante situaciones que involucren a personas bajo efectos de sustancias o víctimas de padecimientos mentales, ha sido "desaconsejado por el propio fabricante".

Para buscar el antecedente más cercano hay que remontarse nada más que tres años atrás, cuando, en enero de 2019, el entonces Gobierno de Mauricio Macri puso el tema en agenda, al aprobar su incorporación a las fuerzas de seguridad como armas "no letales". La medida no terminó de concretarse, a pesar de que las autoridades nacionales llegaron a adquirir 100 unidades para ser utilizadas en aeropuertos, subterráneos y estaciones de ferrocarril.

Fuente: ACTUALIDAD rt
¿"No letales" o "menos letales"?

Teclas de acceso