Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Lo señaló el concejal del FpV Enrique Ríos

Aseguran que una mayor presión tributaria sobre los vecinos de Paraná no garantiza màs recaudación

“Una vez mas el Poder Ejecutivo apela a los fondos de los contribyentes ejerciendo más presión tributaria para de alguna manera cubrir los gastos que son producto de una desfasaje economico de una política económica y de gestión, que ha llevado al desplifarro de los recursos publicos”, sostuvo el concejal Juan Enrique Ríos consultado por la suba de la tasa inmobiliaria dispuesta por el Gobierno municipal de Paraná.

Se trata de un incremento del 11,72 por ciento que estará vigente desde el 1º de octubre y que fue decretado por el Ejecutivo Municipal a partir de la aplicación del denominado Indice Referencial de Actualización Tributaria previsto en la ordenanza tributaria sancionada en diciembre del 2018.

“Lo mas grave es que la curva de recaudacion en vez de ser ascendente está siendo descendente, es decir que vamos a tener una tributaria con mayor presión pero con menor recaudación. Ya es menor a lo que se anticipaba en el presupuesto como recaudación”, alertó el concejal quien sintentizó entonces: “Los vecinos están pagando menos tasas y si ahora le aumentamos los tributos evidentemente la situación económica hará que no paguen”.

El concejal opinó que este aumento se debe a la situación financiera y económica de la Municipalidad de Paraná, sobre la cual “es pública y notoria la problemática qie tiene para llegar a cubrir las partidas salariales y todo lo concerniente al pago de proveedores que no se esta cumpliendo en tiempo y forma”.

“Si a esto le sumamos un reclamo que alcanza casi los 300 millones de pesos de las empresas que paralizaron obras por falta de pago, esto nos hace prever una situacion economica totalmente insuficiente”.

En contraposición, recordó que su bloque del FpV ya “en junio” le había planteado al Ejecutivo la necesidad de “reducir el gasto supérfluo, principalmente los que no tengan que ver con los servicios y optimizar los recursos para cumplir con los compromisos y aportes salariales”.

“Entendemos que no se está haciendo”, contestó a la pregunta de esta Agencia sobre esa propuesta sin dejar de resaltar, por ejemplo, reclamos por “la paralización de los vehículos por falta de pago a talleres y compra de repuestos”, “la falta previsión en la compra de cloro para la potabilización de agua”, y la no fumigacon contra los mosquitos”.

“Ya van dos aumentos en el año de tasas, uno en julio y ahora otro que de acuerdo a lo que se informa, sin la incidencia en la unidad de medida, estaríamos cerca del 80 por ciento de incremento en la tasa inmobiliaria en relacion al año pasado”, puntualizó.

Cabe resaltar que el decreto que incrementó la tasa inmobiliaria estableció también la actualización de la “Unidad Tributaria de Referencia” aplicable para el cálculo de los importes mínimos y fijos de las demás obligaciones tributarias que pagan los contribuyentes. La unidad mencionada cual quedó ahora en 4,487 pesos.

“Y de haber mayor recaudación, me preguntó qué se va a hacer; porque evidentemente hasta ahora eso no se trasladó a la mejora de los servicios”, cuestionó el concejal.

“Ojalá esos aumentos vayan a cubrir frentes de obras que es de donde sale el beneficio del vecino porque si esto va al salario le estamos haciendo pagar a los paranaenses el festival de desgianciones y catewgorizaciones que hizo el Intendente”, fustigó.

Fuente: Apf Digital
Lo señaló el concejal del FpV Enrique Ríos

Teclas de acceso