Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
COVID -19

AstraZeneca afirmó que su vacuna es "altamente eficaz" contra Delta y Beta

La farmacéutica AstraZeneca anunció este viernes que su vacuna Vaxzevria contra el coronavirus es, después de una dosis, “altamente eficaz” para prevenir casos graves y hospitalizaciones causadas por las variantes beta y delta.

El estudio fue desarrollado y se detectaron 421.073 individuos sintomáticos residentes en la comunidad, de los cuales 69.533 fueron positivos, que se contagiaron entre diciembre de 2020 y mayo de 2021.

Allí se indicó que el preparado tiene un 82% de eficacia después de la primera dosis ante la “hospitalización o fallecimiento” causados por la variante Beta, identificada por primera vez en Sudáfrica.

Luego remarcaron que alcanza un 87% de eficacia ante la “hospitalización o fallecimiento” causados por la variante Delta y un 90% ante la Alfa.

Del total de individuos analizados para este estudio -llevado a cabo por la Red de Investigación de Inmunización de Canadá (CIRN)- 40.828 (9,7%) eran positivos por alguna de las variantes consideradas como “preocupantes”, mientras que 28.705 (6,8%) estaban contagiados por otras variantes del coronavirus.

El informe de la farmacéutica enalteció las virtudes de su primera dosis.

El análisis aclaró que no se contó con el tiempo suficiente aún para informar sobre la efectividad de Vaxzevria después de la segunda dosis, aunque “otros estudios han demostrado un aumento de eficacia” tras la inoculación del componente complementario.

“La eficacia de Vaxzevria después de una dosis contra la hospitalización o fallecimiento era similar a la de otras vacunas probadas en el estudio”, señaló AstraZeneca en dicho comunicado.

“La clasificación de las variantes en este estudio se basó en una combinación de detección de mutaciones y secuenciación del genoma completo, y los criterios para la secuenciación evolucionaron a lo largo de la pandemia”, agregaron.

Para realizar el estudio, los investigadores emplearon “un diseño de prueba negativa para comparar el estado de vacunación entre las pruebas positivas de individuos con infección sintomática o cuadro severo y sintomáticos pero con prueba negativa”. A partir de allí establecieron que “las jurisdicciones que enfrentan limitaciones en el suministro de vacunas podrían considerar la posibilidad de retrasar las segundas dosis” para lograr con mayor rapidez una protección general de la población.

El vicepresidente ejecutivo de la farmacéutica anglo-sueca, Mene Pangalos, destacó que este preparado, analizado con “datos del mundo real”, ofrece “un alto nivel de protección” ante las “formas más graves” de enfermedad. Incluso después de una sola dosis.

“Es esencial que continuemos protegiendo a tanta gente como sea posible en todos los rincones del mundo para poder adelantar a este virus mortal”, completó el directivo.

Fuente: RADIO LA VOZ.
COVID -19

Teclas de acceso