Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
EL JUEZ DEFENDIÓ EL PROTOCOLO INTERINSTITUCIONAL EN CASO DE

Barbirotto: “Es desgarrante escuchar los testimonios de lo que han pasado” víctimas de abuso en su infancia

Pablo Barbirotto, juez Penal de Niños y Adolescentes de nuestra provincia, dialogó con Radio La Voz y remarcó la importancia del Protocolo Interinstitucional como mecanismo de acción inmediata para todas las instituciones que intervienen en los casos de Abuso Sexual contra Niñas, Niños y Adolescentes.

Primeramente, el magistrado comenzó explicando que la importancia de la Cámara Gessell y definió que “Es un testimonio videograbado” y señaló que “el niño, la niña o el adolescente es acompañado desde el momento mismo donde en que se hace la denuncia por personal del Copnaf y del centro de atención a la víctima, y cuando el niño pueda expresarse, hablar y contar lo sucedido, tiene una instancia con profesionales que trabajan esta situación y luego pasan a Cámara Gesell”.

Agregó que “Si primero pasa por esta situación para ver si están en condiciones de declarar, y luego se va a un ámbito que no es hostil, es un ámbito de juego donde no se sienta presionado como en una típica oficina de la repartición pública. Además, se les explica dónde están las cámaras y quienes están del otro lado, no se les miente en esta situación y se les asesora que en cualquier momento se puede interrumpir y realizarla después, o directamente no realizarla, y eso es un cambio en la justicia”.

En el mismo sentido, explicó que “Anteriormente, a la Cámara Gesell la tomaba un empleado con muy poco experiencia y lo primero que preguntaba era ‘¿Quién te violó y como pasó? y después ni siquiera estaba presente el juez, y acá el Juez tiene que estar presente, y no se empieza a hablar directamente sobre el hecho, sino sobre su vida, sobre sus vínculos, sobre la escuela y eso lleva más de una hora u hora y media de audiencia”.

Ante la posibilidad de que los niños entrevistados sean ‘condicionados’ por los integrantes del Ministerio Público Fiscal que realicen la entrevista, Barbirotto señaló que “Es todo lo contrario. Es importante mantener esto porque es una prueba importantísima”.

Así mismo, sostuvo que “Tenemos que entender que el delito de abuso sexual, principalmente en la niñez y en la adolescencia, tenemos que abordarlo de manera totalmente distinta a otro delito, porque en el 95% de los casos, primero son intrafamiliares y segundo no hay testigos, y los Jueces debemos usar una especie de testimonio único para poder fallar en un caso de abuso sexual, porque no vamos a encontrar testigos donde el abusar justamente lo que está buscando es que no los haya y que sea un ámbito privado”.

Remarcó nuevamente la importancia de testimonio de la víctima: “Si bien el testimonio no se puede valorar como forma aislada, es decir que está el testimonio, que es importantísimo, pero también una serie de indicios como por ejemplo pericias psicológicas o relatos que pueden llevar a la situación, y muchas veces las estrategias defensivas son atacar ese relato porque mucha veces son las únicas pruebas que existen sobre el supuesto abusador”.

“Es desgarrante escuchar los testimonios de lo que han pasado”, narró en base a su experiencias.

El Magistrado sostuvo que los niños muchas veces son expuestos a la ‘revictimización’ por el hecho y ejemplifica que “un niño Iba y la contaba esa situación al docente, que es el ámbito de mayor contención después de su casa, y muchas veces más, y la maestra iba y le decía que le contara a la directora, y esta le decía que le contara a la maestra orientadora, luego iban a denunciar a la policía y contaba en la policía y después venía el poder judicial, luego de 4 o 5 declaraciones y donde entrevistaba una persona que no tenía el saber para hacer esto y el chico ya no contaba o contaba lo mínimo porque se lo estaba re victimizando”.

Remarcó la importancia del Protocolo Interinstitucional y sostuvo que “Lo que tiene que tener en cuenta el docente, el enfermero o aquella persona que toma conocimiento, que lo que se debe hacer es una escucha activa, no interrogar al chico, sino que cuente lo que él chico quiera contar hasta ese momento. No tienen que tener certeza de que el hecho existió, sino la sospecha, porque la certeza la da la justicia a través de un juicio con todas las garantías al imputado y toda la prueba que se pueda realizar”.

“La sospecha ya alcanza para poner en marcha el Protocolo, y la gente tiene que entender que el poder judicial está abierto las 24 hs de los 365 del año, y tampoco permitir que le digan que vuelva en otro momento, sino que lo tienen que atender a la hora que vengan a realizar la denuncia”, agregó.

Ante la declaración que prestó un involucrado a una causa de abusos a un importante medio periodístico, al ser consultado por la situación, Barbirotto expresó que “Esto está claramente establecido en la ley provincial de Protección Integral para los derechos del niño, adolescente y la familia, y dice que ningún medio puede difundir o publicar imágenes, datos o referencias que puedan llegar a identificar a las víctimas o que hayan cometido un delito. Por ejemplo, si va el padrastro a dar una entrevista, estaría dando datos para poder identificarlos, y el Juez debería hacer cesar la información de ese medio, citar a la parte que menciono eso y prohibir este tipo de conductas”.

“Es fundamental creerle al niño o a la niña, porque si estamos hablando de muy corta edad, son conductas o diálogos que sólo puede haberlo vivenciado. Son situaciones traumáticas que acompañan al niño en toda su vida y no hay pena o condena que pueda llegar a repararla, y la atención psicológica y el acompañamiento por parte del Estado es fundamental”, finalizó.

Escuchá la nota completa a Pablo Barbirotto

Fuente: RADIO LA VOZ 901
EL JUEZ DEFENDIÓ EL PROTOCOLO INTERINSTITUCIONAL EN CASO DE

Teclas de acceso