Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
EL JUEZ SE REFIRIÓ A LOS JUICIOS POR JURADOS POPULARES

Barbirotto: “La interpelación que se le está dando al poder judicial tiene que ser movilizadora de cambios”

Pablo Barbirotto, Juez Penal de Niños y Adolescentes de Paraná, dialogó con Radio La Voz sobre el menor demorado por la policía por el transfemicidio de Lucía Torres Mansilla. El joven tendría pedido de captura de la justicia luego de que se realizara un allanamiento en el barrio Las Flores, dado que el menor estaría severamente sospechado de haber ultimado a la víctima

Barbirotto explicó que no podía brindar demasiadas especificaciones dado que “En principio, no puedo hablar sobre el caso concreto porque está en investigación y además me va a tocar intervenir en la etapa de juicio, en el momento interviene un Juez de Garantía, una Fiscal y se han hecho allanamientos y una de las líneas investigativas va a en relación a una persona de 17 años de edad y en ese sentido hay que recordar que en nuestro país a esa edad pueden tener una pena y se sigue un procedimiento penal al igual que con una persona adulta”.

Expresó como especialista en materia penal de niños y adolescentes, que “Una persona de 17 años de edad puede tener prisión preventiva en un plazo que no puede exceder los 90 días en el caso que existiera peligro de fuga o que entorpecieron la causa. Una vez que se encuentran motivos para sospechar que pudo haber sido el autor se eleva la causa a juicio e interviene un juez para determinar si fue el autor”. A renglón seguido apuntó que “El procedimiento es el mismo que para una persona adulta con la diferencia que la pena no puede ser de la misma magnitud que la que tiene un adulto, porque por ejemplo, a un adulto por un crimen le corresponde una pena de 8 a 25 años y para un menor nunca se puede poner la misma pena que a un adulto, porque aún no culminó un proceso de evolución moral y emocional, y que están en distintas etapas de la vida”.

Indicó que en estos casos, para cuantificar la pena “Se establece como parámetro objetivo el grado de la tentativa, significa que en caso de homicidio no es que mató, sino que matar y por circunstancias ajenas no se dio el resultado, en ese caso, sería la mitad de la pena y en el caso de ser la máxima, serían 12 años y 6 meses de prisión”.

Subrayó que debería cumplir su condena “En un lugar especial, pero van a la Unidad Penal, porque existe una cuestión de que seguimos con un Régimen Penal de la última dictadura cívico militar y no se ha modificado, nos ha pasado muchas veces que hay personas que han sido encontradas culpables a los 17 años de edad y están dadas las condiciones de que ya ingrese a cumplir su pena, pero hay que esperar hasta los 18 años de edad para poder imponer la sanción”.

Expresó que el hecho de que imputado sea menor de edad, “no quiere decir que no se pueda esposar en caso de ser necesario, o que puedan usar la fuerza en caso de resistencia”.

El Magistrado explicó que “Lo que se está trabajando a través de los instrumentos de Derechos Humanos a nivel internacional se llama “Seguridad Digna”, pero hay que trabajarlo mucho con la policía para que se entienda que no significa una pérdida de autoridad, porque por ejemplo el mismo policía que detiene no puede ser el mismo policía que después custodia, pero se generan esas situaciones y generalmente una persona menor de edad cuando la vayan a detener, se va a intentar defender de cualquier forma y va a hacer lo imposible para escaparse y genera muchas veces que ese chico que se peleó con el policía y luego de que lo llevan a la Comisaría, le puede tocar el mismo policía que lo custodia y se generen momentos de tensión”.

Uso de los Juicios por Jurados Populares para casos de corrupción

Al igual que Susana Medina, Vicepresidenta del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos, Barbirotto se expresó sobre la posibilidad de la implementación de los Juicios por Jurados Populares para casos de corrupción y apuntó que “A mi me parece que los hechos más graves deberían ser establecidos por jurados populares, por supuesto que en los casos de corrupción se puede tener el inconveniente de muchísima prueba técnica, y que puede llegar a requerir mucha información”.

Sobre las complicaciones técnicas que puede llegar a generar el uso del sistema para los casos de corrupción, el Magistrado indicó que “Tenemos que entender los jueces no son superhéroes y son seres humanos como cualquiera de nosotros y algunos no conocemos nada de economía y necesitamos de un perito y si yo puedo interpretarlo con la explicación de un perito, no veo porqué no una ciudadano no puede interpretarlo de la misma manera que lo interpreté yo. Yo no tengo un poder de comprensión mayor por ser juez que el resto de los mortales, sino que tengo un conocimiento de lo que es mi materia, pero por lo que está por fuera de lo que yo puedo conocer, necesito el auxilio de otras disciplinas que cualquier ciudadano puede entender”.

“Soy un férreo defensor del juicio por jurados porque es cumplir la Constitución y es abrir de una vez por todas los tribunales para la participación ciudadana, porque es el único poder del Estado que aún no la tiene”, sostuvo.

Disparó que “La principal oposición a nivel nacional al sistema es una cuestión de pérdida de poder del juez”. Además, describió que “Me sorprende que la propia ciudadanía no se siente capacitada para el juicio por jurados, pero yo entiendo que no es así, porque por ejemplo uno cuando vota, toma una decisión que puede afectar a un país por cuatro años o más”.

Subrayó que “Lo que tiene que decir el jurado en el caso de un homicidio, es decir si es culpable o no es culpable,no la calificación legal, sino que a través del sentido común decida si esta persona con la prueba que hay decidan si es culpable o no, y la calificación técnica la decidirá el juez”.

Barbirotto sostuvo que debe garantizarse el acceso de la ciudadanía a la justicia: “El acceso a justicia no es solamente el derecho de ir a los tribunales, la justicia tiene que descentralizarse en algún momento y tener el poder en distintos barrios en el conflicto vecinal que está en escalada o que no llegó a un delito y prevenir a través de la mediación barrial, para prevenir delitos donde se llegue a un estadío más alto”.

Además, Barbirotto apuntó que “La interpelación que se le está dando al poder judicial tiene que ser movilizadora de cambios, y hay cuestiones que tenemos que empezar a entender los jueces y la ciudadanía está cuestionando”.

En el mismo sentido, apuntó que “Hay cuestiones que tienen que ver con el rito o el lenguaje judicial, como que se llame su “Señoría” a los jueces. En el rito judicial está el juez en un escalón más alto que el resto, y luego el Fiscal, que representa los intereses de la sociedad, el imputado y por último el público, y lo único que puede haber más alto es un crucifijo en algunos tribunales, aunque no en nuestra provincia, pero sí en algunas partes del país. Hay que fijarse la cuestión de omnipotencia que se le da al juez muchas veces y que se la da la sociedad y el juez se la puede llegar a creer y es peligrosísima”.

Subrayó que es necesario un cambio de paradigma integral dentro del Poder Judicial “Nuestras sentencias en las formas en las que las escribimos no las entiende nadie, y la van dirigidas al imputado a la sociedad, y la sociedad nunca se enteró porque escribimos en una forma tan difícil que nadie lo entendió, y en casos de corrupción lo mejor sería que el juez en una ronda de prensa explique por qué tomó la decisión y que la gente podrá entender mucho mejor que en los partes de prensa”.

Finalmente, expresó que “La Justicia Entrerriana no tiene nada que ver con Comodoro Py, la gente piensa que la justicia es un Bonadío o un Oyarbide o una Servini de Cubría, y los conoce más que al juez que ve todos los días, pero pasa por una cuestión de que estamos muy mediatizados, pero son dos clases de justicia totalmente distintas, una totalmente politizada y otra que no lo está”.

Escuchá la nota completa a Pablo Barbirotto

Fuente: RADIO LA VOZ 901
EL JUEZ SE REFIRIÓ A LOS JUICIOS POR JURADOS POPULARES

Teclas de acceso