Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
ECONOMIA

Cae el precio en Chicago y vuelven a retener soja

Contratos a noviembre dan una ganancia de casi u$s20 por tonelada

La gran oferta externa motorizada por una soja que cae en Chicago alienta a que el productor siga reteniendo sus granos para venderla en noviembre próximo y no ahora. Dicha espera le significa una ganancia del 6% que se traduce en casi u$s20 más por tonelada a comercializar.

Ayer el precio de la soja en el disponible cerró su cotización en u$s298 la tonelada mientras que la posición noviembre se paga a 316 dólares, la mejora de 18 dólares en el actual contexto actual económico beneficia al productor. Y ni hablar de la quita de puntos porcentuales en las retenciones que para dentro de dos meses será del 26 por ciento.

La noticia no es agradable para el Gobierno que busca por estas horas no bajar con el déficit sino también obtener más ingresos para tapar el alto gasto que hoy el FMI le pidió solucionar.

Para el analista de mercado, Iván Barbero "a nivel mundial hay soja con lo cual la exportación sabe que sino la consigue acá la trae de afuera y esto se puede observar con las importaciones".

El dato es que "los precios demuestran que no hay ansiedad desde la parte compradora y por eso tenemos un carry de u$s18 que genera una tasa anualizada mayor a 15.5 por ciento", dijo Barbero.

Esto viene a cuenta de la caída que tuvo ayer el poroto en Chicago, que volvió a bajar por tercer día consecutivo para terminar cerrando en u$s350 la tonelada, un valor que no se veía desde septiembre pasado. La pérdida del 1,3% respecto del viernes marca el buen momento por el que atraviesa la soja en los Estados Unidos a partir de un clima mas benévolo.

Por lo pronto la mejora interna es algo que "nunca se vio a comienzos de junio lo que es un incentivo para vender a fin de año en lugar de hacerlo en el disponible. A esta altura de 2017 la tasa era ligeramente mayor al 6 por ciento".

Al 30 de mayo y sobre datos del Ministerio de Agroindustria, ya se comercializaron 20.8 millones de toneladas sobre una cosecha de 36.6 millones, significa que hay 15.8 millones por vender y divisas a entrar por u$s6.500 millones todavía en poder del campo.

El productor vende poco al menos el que todavía tiene algo de soja. Para eso, toma créditos en dólares y cancela sus deudas. Al cierre de esta edición el portal oficial Siogranos mostraba ventas por 131.000 toneladas y a un valor de $7.200 el cual se mantiene desde hace una semana. El productor busca los $7.500 para empezar a comercializar.

Un dato llamativo. A la fecha las operaciones a futuro de la campaña 2018/2019 muestra que ya se negociaron 43.000 toneladas versus las 208.000 de hace un año. La baja es del 79 por ciento. Si a la vez se observa lo entregado a fijar en referencia también a 2017, la caída es algún peor: 99,5 por ciento.

Fuente: BAE Negocios
ECONOMIA

Teclas de acceso