Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
SE CONSOLIDA LA IDEA DE UN VICE RADICAL

Cambiemos, a la búsqueda de un compañero para Macri

Martín Lousteau, el mejor parado
Martín Lousteau, el mejor parado

La última intriga de Cambiemos, el compañero de fórmula de Mauricio Macri, entró en la etapa de "análisis y estudio" previos a la resolución, pero los nombres que compiten se mantienen bajo absoluta reserva.

Aunque la "cancha está inclinada" para que el candidato sea un dirigente "radical o filorradical", la verdad es que por ahora todas las opciones están abiertas; incluso, que el Presidente convoque a un outsider de la política.

Cerca del jefe del Estado se consolida la idea de que darle la vicepresidencia a la Unión Cívica Radical (UCR) sería un gesto de reciprocidad después del mayoritario respaldo del partido en la convención nacional.

Si bien abrir la fórmula sería una respuesta al reclamo de apertura que emanó de la cúpula radical, lo cierto es que actualmente no hay un dirigente que tenga la principal virtud que Mauricio Macri busca en su potencial compañero, la lealtad, y que al mismo tiempo le traccione votos.

La opción radical

En el listado de las opciones para elegir a un candidato a vicepresidente de la Unión Cívica Radical asoman Ernesto Sanz, nombre siempre presente ante estas eventualidades, y el diputado nacional Mario Negri, que viene de hacer una pobre elección en la disputa por la gobernación de Córdoba. ¿Y Martín Lousteau? La pregunta provoca risas en el interior de la Casa Rosada. "A los tres días lo tenemos tirando piedras desde el Senado. Además, Lousteau ya avisó que no está en Cambiemos", describió de forma brutal un asesor todoterreno del macrismo. El exministro de Economía de Cristina Kirchner es de los pocos dirigentes que podrían sumar algunos puntos y Mauricio Macri lo respeta intelectualmente, pero su pirotecnia dialéctica lo dejó fuera de carrera. Un caso similar es el del radical Alfredo Cornejo. El gobernador de Mendoza y presidente de la UCR le trajo un sinfín de dolores de cabeza al gobierno nacional en estos últimos cuatro años de mandato y sus críticas se volvieron más filosas en los últimos meses. Algunos funcionarios cerca del Presidente deslizaron que ese perfil cuasi opositor es producto de la interna que enfrenta Cornejo en Mendoza. Aquellos que hablan a diario con el Presidente repiten lo mismo: la decisión será solo de Mauricio Macri. ¿Cuándo lo resolverá? "Tenemos tiempo? pero puede ser de un momento a otro", adelantó un integrante de la mesa nacional que trabaja en los detalles de la campaña. Una de las cuestiones que mayor peso tienen es la que impulsan los macristas de paladar negro, como el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba: que el candidato a vicepresidente debe mantener la "identidad" y la "coherencia" que tiene el espacio del oficialismo. "El peso del costo por desperfilarnos sería muy alto", advirtieron fuentes oficiales.

En el interior del macrismo

En el universo macrista son tres las opciones, todas mujeres. La vicepresidenta Gabriela Michetti; y las ministras Carolina Stanley (Desarrollo Social) y Patricia Bullrich (Seguridad). Algunos también ponen en esa línea al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, por su peso político y capacidad de negociación, aunque sus allegados lo descartaron de plano. Michetti demostró durante estos cuatro años su absoluta fidelidad. "Su comportamiento fue incuestionable", explicaron cerca de Macri. Stanley y Bullrich, si bien no aportan votos, tienen características bien diferenciadas. La encargada del área de Desarrollo Social, por su trabajo de campo, tiene la capacidad de llegar a los lugares en los que Macri mayores dificultades tiene, como en el conurbano bonaerense. Bullrich, en tanto, es la representación de la grieta. Para Macri es de las personas más eficientes de su equipo y una defensora feroz del Gobierno. La opción peronista quedó desierta. El enfático rechazo del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, fue el último intento de acercar a los fundadores del Alternativa Federal a Cambiemos. En la Casa Rosada creen que Urtubey, Miguel Pichetto y el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, serán importantes para Macri en el ballottage. Ante la polarización a la que se encamina la elección, el mandatario salteño y el senador tendrán mejores incentivos para sentarse a negociar. Distinto es el escenario de los otros aspirantes a renovar el poder, como María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta. La gobernadora bonaerense volverá a compartir la fórmula con Daniel Salvador. Si había alguna duda, el trabajo que hizo para alinear a la tropa radical en la convención bonaerense terminó por convencer a Vidal. El jefe de gobierno porteño quiere que Diego Santilli vuelva a secundarlo. Pero aún falta una conversación entre ellos. Es que Santilli, que también ocupa el Ministerio de Seguridad, tiene la ambición de pelear por la ciudad en 2023 y la renovación del cargo lo dejaría fuera de carrera.

Fuente: LA NACIÓN
SE CONSOLIDA LA IDEA DE UN VICE RADICAL

Teclas de acceso