Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
pandemia

China dice haber desarrollado “con éxito” la vacuna contra el coronavirus y se prepara para su producción a gran escala

En breve comenzarán los estudios clínicos en humanos de esta droga desarrollada por la Academia Militar de Ciencias Médicas del país asiático, donde se cree que comenzó el brote de COVID-19 ahora convertido en pandemia

La Academia Militar de Ciencias Médicas de la República Popular China aseguró este martes haber desarrollado “con éxito” la vacuna recombinante contra el coronavirus, y señaló que se prepara para su producción “a gran escala”, de acuerdo a un comunicado emitido por Ministerio de Defensa este país.

La vacuna ha sido aprobada para el inicio de los estudios clínicos en humanos, de acuerdo a normas internacionales y reglamentaciones nacionales, señala el organismo.

Los detalles en la base de datos de registro de ensayos clínicos chinos muestran que una prueba de “Fase 1” que examinará si la vacuna experimental es segura en humanos tiene como objetivo reclutar a 108 personas sanas para que participen del proceso entre el 16 de marzo y el 31 de diciembre.

El ensayo será realizado por la Academia Militar de Ciencias Médicas y la firma de biotecnología CanSino Biologics RIC, reportó la agencia Reuters.

La droga fue desarrollada en el espacio de un mes por un equipo de investigación liderado por la doctora Chen Wei, reconocida por su estudios sobre los virus del SARS y del Ébola. De hecho, parte del trabajo estuvo basado en el estudio de vacunas existentes contra el Ébola.

La vacuna es el arma científica más poderosa para terminar con el coronavirus”, indicó Chen, de 54 años, en una aparición ante la cadena china CCTV, citada por el Daily Mail.

Si China es el primer país en inventar un arma así y logramos nuestras patentes, eso demostrará el progreso de nuestra ciencia y la imagen de un país gigante”, expresó la experta.

Se cree que el COVID-19, una nueva cepa de coronavirus, surgió en diciembre en la ciudad de Wuhan, en el centro de China. Desde entonces no ha parado de expandirse por todo el mundo, llegando a convertirse en una pandemia.

En total, se han confirmado 195.892 casos de coronavirus, aunque se cree que el número real podría ser mucho mayor debido a la falta de métodos de prueba para toda la población. En tanto se han reportado 7.865 muertes y 80.840 recuperados.

China, el país más afectado, tiene 81.058 casos confirmados con 3.230 muertos y 68.798 curados. Mientras que en Italia, el segundo foco más grande del mundo, se han confirmado 31.506 casos con 2.503 muertes y 2.941 recuperados.

Pero aunque China parece haber logrado contener el brote en su territorio, los contagios no paran de crecer en Europa y el virus se está expandiendo por América.

Además de China, otros países se encuentran desarrollando vacunas contra el COVID-19.

Este martes la primera voluntaria recibió una inyección con un ARN mensajero que no la expone al virus, en el Instituto de Investigación de Kaiser Permanente en Seattle, Estados Unidos

Esta candidata a vacuna, conocida con el código mRNA-1273, fue desarrollada por los NIH y la compañía biotecnológica Moderna Inc., con sede en Massachusetts. No hay posibilidad de que se contagien los participantes porque las vacunas no contienen el coronavirus en sí.

Así lo explica un paper de la Universidad de Cambridge: “A diferencia de una vacuna normal, las vacunas de ARN funcionan al introducir una secuencia de mARN (la molécula que le dice a las células qué construir) que está codificada para un antígeno específico de la enfermedad, una vez producida dentro del cuerpo, el sistema inmunitario reconoce el antígeno, preparándose para luchar contra lo real”.

La clave de la vacuna

Científicos infectaron monos con coronavirus y descubrieron que aquellos que se recuperaron desarrollaron inmunidad frente a la enfermedad. Es un paso más cerca de desarrollar una vacuna.

Los primates desarrollaron anticuerpos luego de ser infectados con COVID-19. Este descubrimiento sugiere que el sistema inmunológico del animal puede contraatacar la enfermedad. Este es un hallazgo importante para encontrar una vacuna.

Además, los investigadores encontraron que los animales pueden infectarse a través de los ojos lo que significa que utilizar una máscara no es suficiente para proteger a las personas de la enfermedad.

El experimento del mono fue llevado a cabo por un equipo en China de la Academia de Ciencias Médicas. El profesor Qin Chuan afirmó que los animales mostraron síntomas de la enfermedad tres días después. Tuvieron fiebre, perdieron el apetito y peso como también no podían respirar.

Qin Chuan sometió a un mono a eutanasia y encontró que el virus se extendió por todo el cuerpo del animal y dañó sus pulmones. Los otros primates se recuperaron “gradualmente”.

Los investigadores y científicos aseveraron que las personas deben protegerse los ojos porque el virus puede transmitirse a través de ellos.

Fuente: REUTERS INFOBAE CLARIN
pandemia

Teclas de acceso