Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
ESPIONAJE DE LA AFI MACRISTA A FAMILIARES DEL ARA SAN JUAN

Citan a indagatoria para el 7 de octubre a Mauricio Macri y se le prohíbe salir del país.

La citación se dio a conocer este viernes, luego de que el juez federal subrogante de Dolores, Martín Bava, diera a conocer la resolución y un fallo de más de 150 carillas. "Es claro que estas acciones ilegales no fueron ejecutadas por los agentes de base que por motu propio realizaron este espionaje ilegal sino, por el contrario, partieron de un interés político nacional que en el final de la cadena, respondía al entonces Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri", advierte.

El juez Bava sostuvo, al mismo tiempo, que el entonces presidente de la Nación "no solo ordenó la realización constante de acciones ilegales sobre los familiares de los marinos mencionados, sino que recibió el análisis de esa información efectuado por la Agencia Federal de Inteligencia, acorde al lugar que le correspondía al imputado en el ciclo de inteligencia como máximo responsable político". Además, detalló seis hechos concretos de espionaje ocurridos durante 2018 con seguimientos, filmaciones y fotografías.

El juez procesó sin prisión preventiva al extitular de la AFI en el gobierno de Cambiemos, Gustavo Arribas, y a su exsegunda en el organismo, Silvia Majdalani

También dictó procesamiento sin prisión preventiva, y embargos contra, Eduardo Winkler, Nicolás Iuspa Benitez, Javier Villalba Contestabile, Pablo Arbeo, Ameli Peyri Cristian Grimald y Sabrina Pacale.

Los embargos son de $ 2.000.000 para los agentes Javier Villalba Contestabile, Pablo Arbeo, Ameli Peyri Cristian Grimald y Sabrina Pacale.

De $ 10.000.000 para los imputadosEduardo Winkler, Nicolás Iuspa Benitez

De 20.000.000 para los imputados Gustavo Arribas, Silvia Majdalani

Los hechos:

Hecho 1: seguimientos coordinados el 15 de enero de 2018, a dos meses de la desaparición del submarino, a familiares y confección de informes de inteligencia.

El 15 de enero de 2018 se cumplían dos meses de la desaparición del submarino y en la AFI decidieron desplegar distintos operativos ilegales en pos de informarse sobre qué harían los familiares.

A las 19.20 de aquel día, la hermana de un tripulante del ARA San Juan se encontraba en la Base Naval de Mar del Plata en ocasión de celebrarse una misa conmemorativa y “fue seguida por personal de la AFI” y “fotografiada junto a las demás personas que se encontraban allí”. Esto derivó en un informe que contó con fotos y otros archivos de inteligencia.

En la misma jornada, “personal de la AFI informó y fotografió lo que sucedía en el recinto del Honorable Concejo Deliberante de la Municipalidad de General Pueyrredón, donde se realizó un acto vinculado con el cumplimiento del segundo mes de la desaparición del ARA San Juan”. El informe de inteligencia daba “cuenta de la presencia de familiares y allegados en el lugar y destaca que dicho grupo ‘reclamó a las autoridades de la Armada Nacional reforzar la búsqueda de los 44 tripulantes y ser atendidos por el Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri’”.

Para los investigadores está claro que “hubo un despliegue de seguimientos en distintos lugares de la misma ciudad el mismo día, con el objetivo de cubrir los movimientos del colectivo de familiares de los tripulantes del ARA San Juan y destacar cuáles eran los reclamos a las autoridades nacionales”.

De más está agregar que las acciones de inteligencia no contaron con autorización judicial ni fueron justificadas “por órdenes de servicio fundadas en razones de seguridad interior, defensa nacional, ataques terroristas o necesidad de luchar contra el crimen organizado”, que son los objetivos que podrían haber motivado la participación de la exSIDE. Y las mismas tuvieron el visto bueno de la conducción de la AFI: “Fueron ejecutadas bajo las directivas de quienes tenían a su cargo la planificación de la estrategia de inteligencia en la Nación Argentina”, se indicó en dictámenes y resoluciones judiciales.

Hecho 2: el 3 de febrero, agentes espiaron a esposas de tripulantes desaparecidos para “prever cuestiones de agenda” y así anticiparse a los reclamos que familiares plantearían a Macri en la reunión del 6 de febrero de 2018.

El 3 de febrero de 2018 agentes de la AFI confeccionan un informe en relación con los familiares que reclamaban la búsqueda del ARA San Juan y en particular respecto a 4 parejas de tripulantes del submarino.

Del mismo surge que a raíz de los seguimientos, los agentes “determinaron cuáles eran los reclamos que los familiares presentarían en la reunión a celebrarse en Casa de Gobierno el 6 de febrero de 2018 con el Presidente Macri”.

Por ejemplo, en ese trabajo se detallan “los reclamos que habrían señalado específicamente cada una de las espiadas indicando textual que el objetivo del informe era ‘…a los fines de poder tomar conocimiento las autoridades estatales para prever cuestiones de agenda…’”. Es decir, un espionaje para Macri.

Como en cada uno de los hechos, las acciones no tenían autorización judicial ni justificación.

Hecho 3: Una semana después se hizo un informe en el que se señala que familiares intentarían entregar una carta a Macri en Chapadmalal.

El 10 de febrero de 2018, personal de inteligencia recabó información sobre la madre de un tripulante del ARA San Juan “y confeccionó un informe en el que se señala que familiares de tripulantes del submarino intentarían entregar una carta en la Residencia del Complejo de Chapadmalal al Presidente Macri”.

Hecho 4: El 2 de abril de 2018 hay seguimientos a familiares que buscaban entrevistar a Macri en el Golf Club Mar del Plata.

El 2 de abril de 2018 la esposa y la hermana de dos tripulantes “fueron seguidas y fotografiadas en el Golf Club de Mar del Plata por personal de la AFI de Mar del Plata, ello en oportunidad en que el ex presidente Macri se encontraba en el predio mencionado jugando golf, y en circunstancias en que aquellas intentaban entrevistar y entregarle una carta al entonces Presidente”.

Esto derivó en la confección de un nuevo informe, en el que se agregaron los links de acceso a los perfiles de Facebook de las víctimas, al igual que capturas de pantallas. Allí “se pueden ver fotos y posteos relativos a sus reclamos, todo lo cual fue incorporado ilegalmente a los archivos de inteligencia de la AFI”.

Hecho 5: en el primer aniversario de la desaparición del submarino, la AFI cubrió una protesta en la Base Naval de Mar del Plata.

El 15 de noviembre del año 2018, cuando se conmemoró el primer aniversario de la desaparición del ARA San Juan, en la puerta de la Base Naval de Mar del Plata, familiares de tripulantes del buque El Repunte y del Buque Rigel fueron seguidos, fotografiados “y sus actividades informadas ilegalmente por personal de la AFI de Mar del Plata” mientras se manifestaban con pancartas y banderas.

Espías de la base de la exSIDE en Mar del Plata elaboraron un informe con fotos de Facebook de familiares que “fue incorporado ilegalmente a los archivos de la AFI”.

Esta acción, al igual que todas las relatadas, fue ilegal. No contaba con autorización judicial ni quedaba englobada dentro de los criterios de acción que entonces tenía la AFI. Fue ejecutada “bajo las directivas de quienes tenían a su cargo la planificación de la estrategia de inteligencia en la Nación Argentina”.

Hecho 6: ochos casos más de seguimientos con fotografías que se volcaron a informes de inteligencia.

Tal como dejó registrado el fiscal de Mar del Plata, Daniel Adler, “en al menos otras ocho ocasiones se efectuaron seguimientos, se obtuvieron fotografías, se confeccionaron y elevaron informes, sobre el colectivo general de familiares y allegados de las víctimas de los hundimientos ya reseñados, con el objeto de conocer y hacer saber sus actividades, reclamos y movimientos”.

Con este cuadro de situación queda claro por qué el jefe de la base de Mar del Plata destruyó todo el material del período macrista que había en la dependencia a su cargo.

La constancia de la destrucción surgió de la Resolución Nº 1155/20 de la AFI, del 31 de agosto del 2020, en la que se informó el hallazgo de un acta interna “que da cuenta de la destrucción de la totalidad de los documentos, correspondientes al período comprendido entre el mes de diciembre del año 2015 hasta la fecha de dicha acta (30 de enero de 2020), que se hallaban en la Delegación Mar del Plata de esa Agencia”. Entre el material desaparecido evidentemente se encontraban los informes sobre los familiares de los tripulantes del ARA San Juan, que complicaban a espías y directivos de la agencia.

Fuente: lavoz
ESPIONAJE DE LA AFI MACRISTA A FAMILIARES DEL ARA SAN JUAN

Teclas de acceso