Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
#CHARLASDEPASILLO

COLEGIO DE LA ABOGACÍA DE ENTRE RÍOS

La legislatura aprobó la ley del Colegio de la Abogacía de Entre Ríos, y más allá del carácter inclusivo, y enhorabuena que así sea, los Perros hacen una lectura distinta de ley que aún falta la promulgación del Gobernador.

Perro Roque nos dice: “…que los escribanos y contadores se reían a carcajada de lo lentos que son los abogados, porque no trabajaron en la ley las incumbencias de la profesión, por lo que los contadores y escribanos seguirán haciendo y ejerciendo funciones propias de abogados”.

A otro Perro Chamullero, le ha llamado la atención la incorporación de la democracia semi directa, a contra mano de la realidad, que exige mayor participación directa. Esa idea de delegados, hace que la ley en si ya sea vieja.

Y el condimento político, es como se cuidan algunos intereses y otros no, pero propios.

Perro Chihuahua al respecto acota: “…la ley se pone a regular las incompatibilidades absolutas, quienes de ninguna forma pueden tener matrícula, a decir, gobernador, vicegobernador, intendentes y vice intendentes, ministros, secretarios y subsecretarios, por lo que los coordinadores con rango de secretario o subsecretario tampoco podrán. Pero si directores generales del EPRE o de Túnel. Y ni te cuento que muchos intendentes y vice intendentes están que enojadísimos”.

Y continua, “…pero para consuelo de tonto, sacan del mercado a los magistrados y funcionarios judiciales jubilados, por ejemplo, Chiara Diaz, quien para ejercer la profesión tiene que renunciar a la jubilación”.

Ahora, si un abogado, además es contador, martillero, auxiliar de la justicia (discusión acerca de los corredores inmobiliarios), no podrán matricularse en el Colegio sino cancelan la otra matrícula”, advierte Perro Cruza.

Al respecto de las incompatibilidades relativas, enojado un Perro Funcionario señalaba: “…resulta que el fiscal de estado y los adjuntos, los diputados y senadores, concejales, pueden seguir ejerciendo tranquilamente, salvo cuando haya intereses provinciales o municipales, dependiendo el caso, en juego. Es así, que un secretario o subsecretario no puede ejercer de ninguna manera, pero si un diputado, senador, fiscal adjunto, concejal. (Cuac cuac). Siendo que al Fiscal de estado le pagan por la incompatibilidad relativa y al resto no. Estos enojos no terminan bien, porque seguramente empezará la rebelión silenciosa de filtración de información burocrática. Con esto, la mafia judicial se hará un banquete”.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Fuente: RADIO LA VOZ
#CHARLASDEPASILLO

Teclas de acceso