Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Precios máximos

Con aire keynesiano, créditos productivos y más obra pública

Entre las medidas que anunció el Gobierno, una parte busca intentar recrear el ya de por sí deteriorado sistema productivo con créditos orientados a sectores que se estiman recibirán impacto de la menor actividad por la propagación del coronavirus, otra parte con relanzamiento del plan Procrear y la exención de pagos de contribuciones, entre otros.

La exención del pago de contribuciones patronales abarca a empresas que se dedican a actividades de esparcimiento (cines, teatros, restaurantes), turismo, transporte de pasajeros y hoteles. Pero también podrá alcanzar a empresas que afronten dificultades logísticas o de provisión de insumos que afecten sus procesos productivos, se detalló en la conferencia de prensa de ayer de Martín Guzmán y Matías Kulfas.

Se ampliará el Programa de Recuperación Productiva (REPRO) "para garantizar el empleo de aquellos que trabajan en empresas afectadas por la emergencia sanitaria": con esta medida el Estado paga una parte del salario de los trabajadores; y se reforzó el seguro de desempleo, aunque no se detalló en cuánto aún.

Sobre la obra pública, que con el recorte del gasto en los últimos años se vio afectada, tendrá un aporte estatal de $ 100.000 millones que saldrán de las arcas públicas. Será para obras viales y de infraestructura económica, construcción y refacción de viviendas, construcción y refacción de escuelas y jardines maternales y turismo.

Para el Procrear, habrá dos modalidades: se darán $ 100.000 préstamos del crédito tradicional, que es para construcción y refacción de viviendas. Y además habrá una nueva "línea de rápida implementación", destinada a pequeñas refacciones y mantenimiento hogareño. Son 200.000 créditos de hasta $ 30.000 cada uno.

En el financiamiento se destinará $ 350.000 millones para "garantizar la producción y el abastecimiento de alimentos e insumos básicos, impulsar la actividad y financiar el funcionamiento de la economía en esta coyuntura".

Son tres líneas: la primera será implementada por el Banco Central mediante una norma regulatoria del sistema bancario con una línea de crédito obligatoria por $ 320.000 millones que permitirá proveer capital de trabajo a las empresas a tasas preferenciales por un plazo de 180 días.

"Será para producir más y sostener situaciones más complejas. Muchos sectores sufren baja en su actividad: es importante dar liquidez para acotar los efectos", señaló Kulfas en la conferencia. El monto máximo de la financiación será el equivalente a la nómina salarial de dichas empresas registrada en último F.931. La tasa de interés será 26% anual.

La segunda se trata de una línea del Banco Nación, por un total de $ 25.000 millones en créditos a tasa diferencial para productores de alimentos, higiene personal y limpieza y productores de insumos médicos.

Otra línea incluye $ 8000 millones en financiamiento para la producción de equipamiento tecnológico para garantizar la modalidad de teletrabajo.

Fuente: El Cronista
Precios máximos nuevo Procrear créditos para apuntalar

Teclas de acceso