Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
JUSTICIA

Continúa dilatándose el inicio del juicio por los abusos en Oro Verde

A nueve años de la primera denuncia por abuso contra tres hermanos (dos niñas y un niño), que, en ese momento, eran menores, se demora el inicio del juicio contra los 11 imputados por los hechos ocurridos en la localidad de Oro Verde. En el expediente, se investiga cómo una madre y los abuelos maternos de cuatro hermanos, abusaban sexualmente y vendían a los menores para rituales sexuales. Entre los acusados que llegan a juicio, está el ex comisario Mario René Wolff Furlong, un locutor de Gualeguaychú y varios integrantes de la familia materna.

Un largo letargo en los profundos cajones de la justicia entrerriana y una serie de vericuetos legales presentados por los abogados defensores retrasan el comienzo de las audiencias que debían haber iniciado el lunes en el salón Nº 1 de los Tribunales de Paraná.

Se recordará que el Tribunal de Juicios y Apelaciones, constituido por los vocales Alejandro Grippo, Gervasio Labriola y Elvio Garzón, debía tratar el lunes la recusación presentada por el abogado defensor Guillermo Mulet contra el Tribunal integrado por la vocal Carolina Castagno y los vocales Rafael Cotorruelo y Alejandro Cánepa. Pero un nuevo vericueto legal se presentó este martes dado que los mismos magistrados que debían resolver ese artilugio legal habían intervenido en 2019 cuando resolvieron rechazar el pedido de prescripción que habían solicitado los abogados defensores y confirmaron elevación a juicio de la causa.

Es que Mulet -con el apoyo de los otros defensores, el oficial Jorge Sueldo y Humberto Franchi- volvió a recusar a dos integrantes de este nuevo tribunal: Grippo y Labriola, porque ya intervinieron en el procesamiento y la apelación al mismo, en años anteriores.

“Procedimos a recusar a este Tribunal porque había tenido una intervención anterior, la que consistía en confirmar el procesamiento de todos los imputados en 2019 y uno de los integrantes del Tribunal había sido juez de Instrucción en esta causa, por consiguiente, se tendría que haber inhibido porque, por algún error humano, no habían verificado esto al extremo y en función de ello, como han concurrido a dictar sentencia en esta causa, no pueden intervenir y menos en una recusación”, explicaba el abogado defensor, Guillermo Mulet.

Para este miércoles a las 13.30 se había convocado a una nueva judicial en la que los magistrados Elvio Garzón, Carola Bacaluzzo y Javier Cadenas, conformados en un nuevo tribunal, deberán resolver estas nuevas recusaciones, a Grippo y Labriola, a fin de definir cómo se conforma el Tribunal que debe resolver sobre la primera recusación al Tribunal compuesto por Castagno, Cotorruelo y Cánepa.

El abogado de ocho de los 11 imputados, Jorge Sueldo, confirmó que insistirá en la absolución de sus defendidos. “Siempre, desde un inicio, negaron su participación, así que veremos las pruebas a desarrollarse cuando inicie el debate”, indicó previo al inicio de la audiencia de este miércoles.

En relación a las demoras que está teniendo el inicio del juicio, por los vericuetos legales y los artilugios desplegados por los defensores, Sueldo fundamentó que “son herramientas que tienen las partes en pos de lograr un tribunal lo más objetivo posible, porque son derechos que tiene todos los ciudadanos, y las particularidades por este tipo de delitos también lleva su tiempo porque las prueban provienen de quien se alega víctima y es un tema complejo”.

Así las cosas, se demora el inicio del juicio por los abusos sexuales a los hermanos de Oro Verde. Es que, además, resta resolver “un planteo casatorio por la denegación de la probation” que fuera presentado por el defensor de una de las imputadas.

Mulet había recusado a Castagno, Cotorruelo y Cánepa porque habían rechazado la suspensión del juicio a prueba para su defendida. El abogado consideró que, para esta decisión, los jueces valoraron la prueba del expediente, cosa que no pueden hacer sino hasta que termine el juicio oral. Según la teoría, las leyes y la jurisprudencia, un juez que intervino en un caso valorando las pruebas no puede volver a participar de otra instancia, como la del juicio, porque ya tiene una idea formada del hecho y la situación del acusado; un prejuicio.

"Nuestra insistencia no es pura chicana, sino que realmente hay que garantizar que el proceso sea conforme a las reglas de juego, las que ya han sido violentadas varias veces”, fundamentaba otro de los defensores, Leonardo Shonfeld.

“Las recusaciones planteadas, tanto la anterior como esta, tienen la finalidad de garantizar un juicio justo; la recusación anterior estaba fundada en el hecho de que el Tribunal cuando deniega la probation, se mete en el fondo del asunto con una calificación más gravosa, antes del juicio, ya supone un prejuzgamiento que nos obliga a advertir que ese tribunal no puede intervenir y por eso lo recusamos”.

La causa llega a los Tribunales tras cumplirse más de nueve años de la denuncia por abuso contra tres hermanos (dos niñas y un niño), que, en ese momento, eran menores y, tras un largo letargo en los profundos cajones de la justicia entrerriana.

Fuente: RADIO LA VOZ.
JUSTICIA

Teclas de acceso