Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Corridas gritos disparos e incendios

Contuvieron un intento de motín en la Unidad Penal 4

Una protesta de reclusos por la situación del Coronavirus provocó desmanes dentro del patio de la unidad, donde hubo quema de colchones, pedradas y disparos. Oficialmente se supo que no hubo heridos de gravedad.

El Servicio Penitenciario, apoyados por la Policía de Entre Ríos, fuerzas de seguridad federales y bomberos voluntarios, pudieron contener un incendio e intento de motín en la Unidad Penal 4 de Concepción del Uruguay.

Luego de una mañana tranquila durante la jornada de ayer, algunos uruguayenses disfrutaban de la siesta obligatoria debido al aislamiento social vigente, sin saber que las próximas horas estaban por tornarse bastante más álgidas en la ciudad; principalmente en inmediaciones de la UP4 que funciona en calle Doctor Clak 474, entre 25 de Agosto y Doctora Ratto.

Cerca de las 15 horas de ayer; los vecinos del lugar comenzaron a salir de sus domicilios, ya que empezaron a escuchar gritos, sentir olor a quemado y cuando asomaron la vista en dirección de la UP4, pudieron ver que efectivamente una gran cortina de humo afloraba desde el sector centra del edificio.

Según pudo averiguar este medio, los bomberos voluntarios de la ciudad fueron informados que en el penal se estaba produciendo un incendio, por lo que a las 15:31 horas partió el primer coche bomba de la estación. Una vez en el lugar, dieron aviso de la magnitud de la situación y demandaron la presencia de dos dotaciones más para hacer frente a las llamas; las cuales habrían sido originadas por los mismos presos durante el intento de motín. Finalmente los bomberos se retiraron a las 19:12 horas, tras haber contenido el incendio de manera definitiva.

Entre las 15:31 y 19:12 horas existió un abismo de tiempo donde ocurrieron varias escenas cinematográficas, que circularon por intermedio de las diferentes redes sociales de dominio popular, pero otras secuencias fueron vistas sólo por quienes llegaron hasta el lugar.

Un cronista de esta redacción fue informado sobre los incidentes en la cárcel y de manera inmediata llegó al lugar por calle Doctor Clark, estacionó el auto media cuadra antes de Suipacha y caminó hasta la esquina de 25 de Agosto; donde la policía de Entre Ríos ya había acordonado el lugar para realizar las maniobras necesarias con el fin de contener la violenta situación.

Como en todo evento con gran contenido de violencia, los primeros minutos fueron vertiginosos. Atrás del cronista de este medio; llegó una mujer en moto, la estacionó media cuadra antes de 25 de Agosto, dejó caer el casco de sus manos casi sin importarle y tomó el teléfono. La mujer llamó a un pariente y entre llantos empezó a decirle: ”Es verdad, se pudrió todo”. Inmediatamente fue contenida por un hombre mayor y un adolescente que llegaron minutos después y parecían ser parte de la familia.

Una vez que la mujer pudo desahogarse y retomar el control, comentó a sus familiares que su hijo (preso dentro del penal) le había hecho saber que un grupo de internos no llegaba a comprender la gravedad de la emergencia sanitaria, por lo tanto se negaban a cumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio; que sí fue acatado por presos de otros penales del país. Siempre según el relato de esta madre, la situación habría escalado hasta desembocar en el intento de motín.

Al mismo tiempo, sobre la vereda del penal que da a calle 25 de Agosto, los agentes uniformados y de civil de la policía de Entre Ríos empezaban a agruparse en un número mayor. Llegaban en patrulleros, autos particulares y en algunos casos corriendo. Si bien este redactor estaba detrás de la cinta que habían colocado los policías, pudo ver como un integrante de la fuerza preparaba un drone sobre la calle para elevarlo y así tener imágenes aéreas de la zona de conflicto.

Mientras los agentes penitenciarios intentaban contener a los presos dentro del penal con aparentes disparos de balas de goma, comenzaba a arriba el lugar personal de otras fuerzas de seguridad. Siempre por doctor Clark, primero llegó una camioneta de Gendarmería Nacional e instantes después hizo lo propio un móvil de la Policía Federal.

En medio de este arribo constante de personal de seguridad, se pudo ver a Fernando Lombardi, Coordinador de Fiscales de Concepción del Uruguay, que llegó para tomar conocimiento de lo sucedido y realizar las tareas apropiadas a su cargo.

Una vez que las fuerzas de seguridad se reagruparon en la zona, el vallado de la policía se extendió hasta la esquina de Suipacha y Doctor Clark.

De ahí en más fue esperar hasta que las autoridades carcelarias brinden información oficial al respecto.

La versión oficial

Según información oficial suministrada a esta redacción, luego de las actuaciones realizadas en el lugar, Se encuentra normalizada la UP4 de Concepción del Uruguay

El Gobierno de Entre Ríos informó que la situación en la Unidad Penal 4 de Concepción del Uruguay, se encuentra normalizada.

De acuerdo a lo divulgado desde la provincia, una protesta de reclusos provocó desmanes dentro del patio de la unidad, iniciando focos ígneos. La actuación inmediata del Servicio Penitenciario, Bomberos Voluntarios, Policía y el apoyo de Fuerzas Federales, lograron contener la situación.

Se hicieron presentes el Juez Federal Pablo Seró, los fiscales Juan Pablo Giles y Fernando Lombardi, el director del Servicio Penitenciario, Marcelo Sánchez y el delegado penitenciario, Federico Tanga. Se logró un acuerdo de convivencia.

Fuente: La Calle
Corridas gritos disparos e incendios

Teclas de acceso