Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
ECONOMÍA

Covid -19 y el presentismo en el comercio

“En este momento no hay ningún ausentismo específico vinculado a la pandemia, hay algunos casos mínimos de gente que la mandaron a aislarse, pero no hay una explosión por el momento”, señaló el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio, Daniel Ruberto.

En este sentido, afirmó que la actual situación es “distinta” ya que “durante la ola anterior hubo mucha gente exceptuada de trabajar presencial. Esta oleada recién está empezando, todavía faltan 10 o 15 días para que veamos los efectos. Aún no es un problema, porque recién estamos transitando la primera semana después de las Fiestas”.

Además, aseguró que todos los protocolos se mantienen rigurosamente en los comercios.

Por su parte, Leandro Garciandía, presidente de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), indicó que “están empezando a aparecer algunos casos de ausentismo relacionados con el Covid, pero es algo muy incipiente; justamente estos casos se han dado por las Fiestas. No es grave aún, pero sí se nota un cambio de tendencia. Hay varios casos de contacto estrecho, estamos en alerta, pero aún no es una situación apremiante”, y añadió: “Habrá que ver lo que sucede en unos días, porque recién se están haciendo notar los desarreglos de la semana pasada”.

Asimismo, destacó que la industria siempre ha sido muy exigente con los protocolos sanitarios, y mucho más desde que empezó la pandemia. “De hecho, se repasan todo el tiempo y se acomodan a los nuevos cambios que van surgiendo. Se mantienen el distanciamiento, el barbijo y la desinfección”.

En la misma línea opinó el empresario gastronómico Marcelo Quiroga, presidente del Centro Comercial e Industrial de Paraná y prosecretario de la Cámara Entrerriana de Turismo: “Nosotros todavía no hemos sufrido un fuerte impacto en el sector, si bien sabemos por referencia de conocidos y familiares de comerciantes que se está incrementando la curva de contagios. De hecho, los profesionales sostienen que esta nueva variante (por la variante Ómicron) es más contagiosa que las anteriores. Pero en Paraná no hemos tenido el impacto que se ha dado en otras ciudades del país”.

Señaló además que hay un factor importante por el cual no se ha registrado ausentismo por Covid y es que en muchas de las empresas grandes tienen un considerable porcentaje del personal de licencia por vacaciones: “De alguna forma eso ha ayudado a que no se sienta tanto el impacto en el presentismo a causa del Covid”.

Por último, refiriéndose al sector turístico, manifestó que en la capital entrerriana todavía permanece alto el número de reservas hoteleras: “Hablando el lunes pasado con un gerente de un hotel de Paraná me decía que en la ciudad aún no ha bajado el nivel de reservas. Sí han habido algunas localidades, sobre todo en la costa del Uruguay, donde las reservas han caído hasta un 20%, justamente debido a que mucha gente no quiere venir por cuestiones de salud, ya sea porque está aislada o porque quiere evitar un eventual contagio”.

A nivel nacional

En sentido contrario, el crecimiento acelerado de casos en el resto del país está impactando en la actividad comercial, gastronómica, en las empresas y en la industria, con establecimientos que deben restringir su atención y reacomodar los empleados con la plantilla al mínimo por la combinación de los positivos con las vacaciones. Las dos últimas semanas, con la llegada de la tercera ola, hubo una explosión de confirmados y aislados, y la situación está empezando a generar algunos problemas en ciertos rubros, sin llegar todavía a un desborde, pero generando bajas.

Es que la disminución de los tiempos de aislamiento tanto del positivo como del contacto estrecho, el alto porcentaje de población vacunada que permite una vuelta más rápida a los puestos y evita complicaciones, y la época del año de menor demanda en la mayoría de los rubros crearon condiciones que permiten a la mayoría de las empresas reacomodar el personal y cubrir el trabajo con los recursos que quedan.

De todas maneras, la entidad de pequeñas y medianas empresas Industriales Pymes Argentinos (IPA) alertó el miércoles por el creciente ausentismo en las fábricas, que durante las últimas dos semanas aumentó alrededor del 20% por la escalada de casos positivos de Covid. Para evitar que la tercera ola de la pandemia en el país se transforme en un parate para la industria, pidió que se convoque a una reunión tripartita urgente para tomar medidas conjuntas.

“Las pymes ya estamos con un 20% de ausentismo y se prevé que será mayor en las próximas semanas”, sostuvo el presidente de IPA, Daniel Rosato, quien instó al Gobierno nacional, como también a las administraciones provinciales y municipales, a conformar un comité de crisis en una mesa junto con empresarios y sindicatos para evaluar y tomar acciones que eviten una caída en la recuperación de la actividad económica y del empleo privado.

“Los costos se incrementarán y traerá problemas en la producción, si es que generamos una acción preventiva que acompañe los protocolos implementados”, afirmó Rosato, quien además señaló que “la ausencia laboral por presuntos contagios es multiplicador y las ART no las consideran dentro de la cobertura de salud”.

El dirigente pyme pronosticó un impacto en la actividad del sector: “Esto va a afectar a la producción en la industria porque no podemos reemplazar personal capacitado por otro sin experiencia”.

Por su parte, desde la Confederación Empresaria de la República Argentina (CGERA) se quejaron por la negativa de las aseguradoras de riesgos de trabajo (ART) de prestar cobertura por Covid para las trabajadoras y los trabajadores industriales. “Ante la situación récord de contagios por la variante Ómicron, las ART están rechazando las solicitudes del personal enfermo por encontrarse fuera de la cobertura excepcional de emergencia”, señaló un comunicado.

El presidente de la entidad, Marcelo Fernández, señaló que “no se toma como un accidente de trabajo” y se quejó porque “la única que tiene responsabilidad de control es la empresa”. Y afirmó que, si bien entre el 80% y el 85% de los trabajadores está vacunado, “hay algunos que no quisieron hacerlo debido a que no es obligatorio”.

Fuente: RADIO LA VOZ.
ECONOMÍA

Teclas de acceso