Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
LA CEPA YA SE COBRÓ LA VIDA DE DOS PERSONAS EN LA PROVINCIA

Córdoba superó los 100 casos positivos de la variante Delta de coronavirus

La provincia, donde apareció el “caso cero”, acumula 105 infectados y dos fallecidos de esa cepa.

Seis nuevos casos de la variante Delta de coronavirus fueron notificados este lunes en Córdoba, que ya suma un total de 105 infectados y dos fallecidos como consecuencia de esa cepa, según informó el Gobierno encabezado por Juan Schiaretti.

En el informe oficial se detalló que los seis nuevos contagios tienen nexo epidemiológico con personas con diagnóstico positivo de la variante Delta.

Por otro lado, respecto de la situación epidemiológica en la provincia, se registraron 753 casos y 17 víctimas fatales por Covid-19 en las últimas 24 horas.

De esa manera, el número total de infectados desde el inicio de la pandemia aumentó a 511.218, mientras que los decesos acumulados son 6.782.

En cuanto a las personas recuperadas, la proporción de altas en relación con el total de casos confirmados en la provincia de Córdoba es del 98 por ciento.

Respecto de la ocupación de camas críticas de las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) para tratamiento de coronavirus, son 513 las personas internadas, de las cuales 99 (el 19,2 por ciento) se encuentran con asistencia respiratoria mecánica.

En tanto, la campaña de vacunación lleva aplicadas 3.946.791 vacunas, de las cuales 1.555.332 corresponden a la segunda dosis que completa el esquema de inmunización.

Paciente cero

El famoso "caso cero", que alarmó a Córdoba por la llegada de la variante Delta, fue notificado el jueves 26 de julio último. Se trató de un hombre de 62 años, de origen peruano y nacionalizado argentino que provenía de Lima y terminó muriendo a causa de la enfermedad el 22 de agosto.

Este hombre -su identidad no se difundió para preservar a su familia- había viajado a Perú para probar suerte en un trabajo como albañil, ya que aquí no tenía empleo. A los cuatro meses decidió regresar.

Al llegar a la Argentina, el testeo le dio negativo. Pero a los 7 días, el hisopado de control detectó que estaba infectado. Allí se supo que había incumplido el aislamiento, lo que terminó provocando una reacción en cadena.

Junto a otras cuatro personas, fue imputado por por los delitos de "violación de las normas sanitarias" y "propagación de una enfermedad contagiosa", establecidas en los artículos 202 y 205 del Código Penal. Las penas contempladas para esos casos son de entre 3 y 15 años de prisión.

Aunque el fiscal Andrés Godoy, de la Unidad Fiscal de Emergencia Sanitaria (UFES), lo benefició con la excarcelación, advirtieron desde la Justicia que seguiría siendo investigado y que sería llamado a indagatoria. Sin embargo, su triste final dio por cerrada la causa.

Fuente: CLARIN.COM
LA CEPA YA SE COBRÓ LA VIDA DE DOS PERSONAS EN LA PROVINCIA

Teclas de acceso