Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
El impacto de la cuarentena

¿Cuáles fueron las multinacionales que abandonaron la Argentina en los últimos meses?

Durante este año, antes y durante la pandemia, varias empresas multinacionales anunciaron que dejaban de operar en el mercado argentino o mudaban su producción a otros países de la región. El caso más relevante fue el de la aerolínea Latam, que confirmó su salida de la Argentina a mediados de junio.

La aerolínea de origen chileno operaba en la Argentina desde hacía 15 años. Hasta la suspensión de los vuelos por la cuarentena a fines de marzo, tenía vuelos a 12 destinos locales y una participación del 16% del mercado, que se había ido achicando en los años anteriores especialmente por el ingreso de compañías low cost.

En el sector aeronáutico, uno de los más golpeados por la pandemia de coronavirus, hubo varias empresas que anunciaron que no retomarán sus vuelos a la Argentina luego de que se levanten las restricciones vigentes por las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio.

Antes de la pandemia, las compañías Air New Zealand, Qatar Airways y Emirates tenían rutas que unían sus países con la Argentina, pero ya confirmaron que no las retomarán una vez que finalicen las medidas de restricciones a los vuelos.

El año pasado, la lowcost europea Norwegian también dejó el mercado argentino y vendió su operación domestica a la compañía JetSmart.

En el sector autopartista, los proveedores de pintura (coatings) Axalta, Basf y PPG anunciaron el cierre de sus plantas en el país. Basf no abandonará el mercado argentino, sino que continuará trabajando con otros negocios como repintura automotriz y químicos para el cuidado personal y del hogar.

Por otra parte, la francesa Saint Gobain Sekurit cerró su planta de parabrisas y mudó su producción a Brasil.

“Se espera que las multinacionales continúen vendiendo activos locales buscando reducir su exposición a Argentina. Esto por el efecto COVID-19 y por la mayor percepción de riesgo de Argentina. Los compradores de estos activos seguramente serán locales, más adeptos a la coyuntura local”, señaló un informe de la consultora First Capital Group.

A mediados de julio, el laboratorio francés Pierre Fabre anunció la venta de su planta de principios activos farmacéuticos, ubicada en la provincia de Buenos Aires, al laboratorio argentino Sidus. Según información oficial, la salida de la Argentina formó parte de una estrategia global para reforzar su presencia industrial en Francia.

Otros ejemplos de empresas que dejaron la Argentina en 2020 son Nike (que traspasó su operación local y de otros países de la región a la mexicana Axo) y Gerresheimer, un productor alemán de packaging para el sector farmacéutico, que vendió su operación argentina a la local IMAP.

Según el relevamiento de First Capital Group, durante el primer semestre de 2020 se completaron 25 transacciones de fusiones y adquisiciones de empresas por un valor de aproximadamente USD 540 millones. Si se compara con el mismo período de 2019, la cantidad de operaciones disminuyó un 25% mientras que los valores de transacción cayeron un 85%.

“El semestre tuvo uno de los registros de actividad más bajos de la última década”, aseguró Juan Tripier, senior manager de la consultora. “La caída se debe principalmente a la crisis económica producida por el COVID-19. Para poner en contexto, casi un 70% de las transacciones se realizaron durante el primer trimestre del año, en la prepandemia, y el resto durante la pandemia (segundo trimestre)”, detalló.

El mercado de fusiones y adquisiciones (M&A) viene cayendo desde su pico en 2018, debido a la incertidumbre económica y política que atraviesa el país. Pero la caída de estas operaciones no es un fenómeno solo de la Argentina: durante el semestre la actividad global de M&A tuvo una caída de más del 50% en valores frente al mismo período del año anterior. En Latinoamérica, con acuerdos por USD 5.400 millones registrados, la caída fue de casi el 80%, el valor más bajo de los últimos 20 años.

A nivel local algunas de las transacciones más destacadas de 2020 fueron:

- En enero la multinacional de servicios petroleros Schlumberger concretó la venta de su participación accionaria (49%) que mantenía junto a YPF en el Bloque Bandurria Sur, en Vaca Muerta. La compra de la participación fue realizada por Equinor y su socio Shell en partes iguales y por un valor de USD 355 millones.

- En marzo la minera junior canadiense Cerrado Gold, con operaciones en Brasil, se quedó con la mina de oro en Santa Cruz de Minera Don Nicolás por USD 45 millones. La minera pertenecía a un grupo de fabricantes de electrodomésticos en Tierra del Fuego, entre ellos Mirgor, Newsan y BGH, y estaba en producción desde mediados de 2018.

- En junio la cadena de venta de electrodomésticos Garbarino fue adquirida por el empresario Carlos Rosales, del Grupo Prof. La empresa venía atravesando un proceso de reestructuración de su deuda desde el año pasado.

- Durante abril cuatro filiales en Latinoamérica del grupo Australiano Nufarm, entre ellas la de Argentina, fueron adquiridas por la japonesa Sumitomo Chemical por USD 800 millones.

- En enero, la noruega Interoil Exploration Oil & Gas adquirió la participación de la empresa Roch en los Bloques Campo Bremen, Moy Aike, Chorrillos, Océano y Palermo Aike. Con esta operación, Roch se retiró de la provincia de Santa Cruz y concentró sus operaciones en otras tres provincias.

- En febrero, Vista Oil & Gas adquirió la participación de sus socios Riverstone y Southern Cross, en la empresa Aleph Midstream (transportadora focalizada en Vaca Muerta).

- En enero, Raizen Gas (Shell Gas) especializada en la comercialización y distribución de gas licuado y petróleo vendió sus acciones a Italgas, compañía argentina originaria de Rosario.

- Yamana Gold vendió su cartera de intereses de regalías de la explotación de la mina de oro de Gualcamayo en San Juan por USD 65 millones a la compañía canadiense Nomad Royalty Company.

- En marzo Mercado Libre adquirió la empresa de software Lagash, que tiene operaciones en la Argentina, Chile, Colombia, México y Uruguay.

- En febrero, Cervecería y Maltería Quilmes, subsidiaria de AB InBev, amplió sus portfolio de productos y entró a un nuevo segmento, con la compra de la empresa vitivinícola Dante Robino de la familia Squassini.

- La marca de medicamentos Hepatalgina fue adquirida por Laboratorios Elea-Phoenix (controlado por las familias Sigman, Gold y Sielecki). El vendedor fue la japonesa Takeda y la operación se realizó por unos USD 7 millones.

Fuente: INFOBAE.COM
El impacto de la cuarentena

Teclas de acceso