Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Espionaje ilegal macrista

Declaró Darío Nieto y y se negó a responder preguntas

Darío Nieto buscó despegarse del escándalo de espionaje en el que está involucrado y por el que debió declarar esta mañana en indagatoria ante el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé. Para eso, negó haber recibido información de parte de Susana Martinengo, una habitué en las reuniones con integrantes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y dijo que nunca se la transmitió a su jefe, Mauricio Macri.

"Jamás Susana Martinengo me dio ningún informe de inteligencia, no conozco a ninguno de los espías imputados en la causa, nunca supe de estas supuestas reuniones en Casa Rosada entre Martinengo y los espías y nunca Mauricio Macri me pidió ningún tipo de informe de inteligencia", dijo el secretario privado de Macri en una audiencia ante el juez federal Augé, en la que monologó sin acceder a contestar las preguntas de los fiscales.

Por todos los medios, Nieto buscó despegarse de Martinengo, diciendo que era sólo una de las 125 empleadas de Casa Rosada a quienes tenía a su cargo como subsecretario de asuntos presidenciales. “Mi relación con Martinengo era absolutamente profesional. De hecho, yo la conozco a Martinengo directamente en Casa Rosada”, dijo Nieto durante la indagatoria. "No la conocía de antes. Cuando asumo el cargo de subsecretario, ella ya trabajaba en la Dirección de Documentación Presidencial. No la llevo yo ni mucho menos. No era de confianza. Yo hablaría con ella una vez cada dos meses”, agregó el politólogo que es el hombre de extrema confianza de Macri.

Los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide entienden que Nieto recibía información de los Súper Mario Bros a través de Susana Martinengo, una empleada de confianza de Macri que revistaba como coordinadora de Documentación Presidencial. Para los integrantes del Ministerio Público, Nieto habría recibido al menos dos informes sobre temas sensibles: las comunidades mapuches y las movilizaciones en contra de la reforma previsional que impulsó Macri en 2017. Martinengo, en sus conversaciones con Jorge Horacio Sáez, uno de los jefes de los Súper Mario Bros, decía que iba a pasarle esos informes a Nieto para que llegaran a Macri. En la ampliación de su indagatoria, Martinengo relativizó esos dichos y sostuvo que ella sólo buscaba darse corte con sus amigos espías.

El viernes, Nieto recusó tanto al juez como a los fiscales. También pidió que se aplazara la indagatoria de hoy. Tanto la recusación como el aplazamiento fueron desestimados por Augé. El incidente de la recusación ya llegó a la Cámara Federal de La Plata para que lo revise ese tribunal. En el fin de semana, Nieto denunció que se habían filtrado desde la causa datos personales de Macri, por lo que el juez Augé dispuso ayer que se generara un legajo reservado y se testara la información relativa al expresidente.Durante la audiencia, Nieto presentó un breve escrito también ante Augé, diciendo que la indagatoria era, en su opinión, nula y que el trámite debía seguir en los tribunales de Comodoro Py. En su descargo escrito, Nieto apuntó contra los fiscales, diciendo que era víctima de una “falaz construcción fáctico jurídica efectuada por los fiscales (recusados)” en su contra. Nieto apuesta a llevar la causa a Comodoro Py, un territorio más favorable para el macrismo. Ya hizo un pedido en ese sentido, que fue rechazado por la jueza María Eugenia Capuchetti, pero contó con el aval del fiscal Carlos Stornelli. Sorprendentemente, el planteo de Nieto -- imputado en la causa -- fue apoyado por otros dirigentes de Juntos por el Cambio que fueron víctimas del espionaje de la AFI como Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Diego Santilli.

Fuente: PAGINA 12
Espionaje ilegal macrista

Teclas de acceso