Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
EL LAWFARE QUEDÓ EXPUESTO OTRA VEZ

Denuncian al juez Hornos por integrar la mesa judicial macrista

Los diputados del FdT que hicieron la presentación judicial protagonizaron un fuerte cruce con la oposición en la sesión de ayer.

El diputado del Frente de Todos (FdT) Martín Soria denunció este jueves al presidente de la Cámara Federal de Casación Penal, Gustavo Hornos, por considerarlo partícipe de la llamada mesa judicial del macrismo. El legislador oficialista fundó su pedido en el hecho de que magistrado habría asistido en, al menos, seis oportunidades entre 2016 y 2018 a la Casa Rosada para supuestamente encontrarse con Mauricio Macri. La discusión sobre el lawfare no quedó en Tribunales. De hecho, se trasladó a la primera sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados, donde los denunciantes se sacaron chispas con referentes opositores.

Los ejes de la denuncia, que se presentó poco antes del comienzo de la sesión de ayer en Diputados, retumbaron en el recinto, cuando Soria aseguró que en la gestión de Cambiemos "se manipulaba a la Justicia” y dijo que la gestión anterior “convirtió a la Casa Rosada en la sede oficial del lawfare”, al afirmar que el despacho del expresidente se convirtió a su vez “en la agencia de Clarín y La Nación”. El que salió al cruce fue el diputado cambiemita Fernando Iglesias, que protestó contra el chiquero de las denuncias, justo el mismo día en que el fiscal Jorge Di Lello impulsó la denuncia por enriquecimiento que había presentado Tailhade en su contra.

Soria, junto a otros legisladores que acompañaron la denuncia, revisó los registros de entradas a la Casa de Gobierno, suministrados a la organización Poder Ciudadano, y detectaron seis ingresos de Hornos, que coinciden con fallos adversos para funcionarios kirchneristas. “Que un juez interviniente en causas en donde se investiga a funcionarios opositores se reúna en privado con un presidente de la Nación es, en sí mismo, un hecho escandaloso y digno de investigación judicial”, dice la presentación que hicieron Soria, Rodolfo Tailhade y Gustavo Valdés ante el fiscal Franco Picardi, que tiene delegada la investigación sobre la mesa judicial macrista.

“Cuando esa sospecha es contrastada con las resoluciones judiciales firmadas por el magistrado con posterioridad a aquellos encuentros, entonces, se confirma la teoría de la participación del juez Hornos en la famosa ‘Mesa Judicial’. La animosidad de las decisiones judiciales del camarista respecto de exfuncionarios y empresarios relacionados con el kirchnerismo es patente”, agregan.

Los encuentros relevados por los tres diputados oficialistas comienzan a poco de asumido Macri y se extienden hasta finales de 2018.

La primera visita se registró el 22 de diciembre de 2015. Según los diputados, al día siguiente, la Sala IV de la Cámara de Casación Federal -- que integró hasta fin de año Hornos -- ordenó investigar al exsecretario de Comercio Guillermo Moreno.

El segundo encuentro habría tenido lugar el 5 de mayo de 2016 y dos semanas después la Sala IV confirmó el procesamiento de Alejandro Vanoli en una causa impulsada por el Grupo Clarín. También para esa fecha, la misma Sala rechazó la recusación de Claudio Bonadio en la causa del dólar futuro.

La tercera reunión habría sucedido el 8 de agosto de 2016. Tres días después, la Sala IV confirmó un procesamiento contra Aníbal Fernández y ordenó continuar una investigación contra Luis D’Elía.

La cuarta visita se habría producido el 31 de octubre de 2017, días después de las elecciones de medio término. Dos días después, la Sala IV confirmó el procesamiento de Cristina Fernández de Kirchner en la causa de la Obra Pública.

Hubo una quinta reunión, según los diputados, antes de que la Casación ordenara la realización del juicio contra Vanoli.

El último encuentro en Casa Rosada habría sido el 13 de agosto de 2018. Cuatro días antes, la Sala IV había rechazado los recursos que habían presentado CFK, Oscar Parrilli y Luis D’Elía contra la decisión de separar a la jueza Sabrina Namer del tribunal que debe juzgar el caso del Memorándum con Irán.

Los diputados del Frente de Todos reclamaron que se pidan los ingresos y egresos del camarista a la Casa Rosada, a la Quinta de Olivos y a cualquier otra dependencia del Poder Ejecutivo. Página/12 contactó al juez Hornos para consultarle por la denuncia, pero el magistrado decidió no hacer comentarios.

Más allá del caso particular del camarista, los diputados pidieron avanzar con una serie de medidas, entre las que se destacan el entrecruzamiento de llamadas de todos los involucrados en la llamada “mesa judicial” entre el 10 de diciembre de 2015 y el 9 de diciembre de 2019, y que se incorpore a la causa el que ya se hizo en la investigación sobre los aprietes a los empresarios del Grupo Indalo. Esa medida debería ser autorizada por la jueza María Eugenia Capuchetti y podría abarcar desde el exjefe de asesores José Torello, hasta el exdirector general de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas, la exministra de Seguridad Patricia Bullrich y Daniel Angelici.

Fuente: PAGINA12
EL LAWFARE QUEDÓ EXPUESTO OTRA VEZ

Teclas de acceso