Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
CONCORDIA

Descubrieron a unos 20 trabajadores del arándano en condiciones infrahumanas

Una veintena de trabajadores del arándano, procedentes de las provincias de San Juan, Salta, Mendoza y La Rioja, fueron hallando viviendo en condiciones infrahumanas, hacinados, en el inmueble de la ex Cipo, ubicado en avenida Monseñor Tavella y J. J. Valle. El operativo fue realizado luego de que la lastimosa situación de los trabajadores se viralizara a través de las redes sociales.

El procedimiento se llevo a cabo en la mañana de ayer en el marco de las tareas de supervisión y control sobre las condiciones de los trabajadores del arándano. Todo comenzó cuando en las redes sociales publicaron la denuncia de que había trabajadores hacinados en malas condiciones, la denuncia motorizó el operativo de las autoridades.

En el lugar, las autoridades constataron la presencia de un total de veinte personas oriundas de las provincias de San Juan y La Rioja. El operativo fue realizado por el personal de la Dirección de Prevención y Seguridad Ciudadana y la Dirección de Inspección General de la Municipalidad de Concordia, junto a la Policía de Entre Ríos, Gendarmería Nacional, la Delegación de la Secretaría de Trabajo de la provincia de Entre Ríos y la Superintendencia de Riesgos del Trabajo de la Nación.

CONSTATAMOS UNA SITUACIÓN APREMIANTE

En horas de la tarde, finalizando las actuaciones el delegado de Trabajo Emiliano Delgado, brindó detalles del procedimiento a EL SOL. “Fueron un total de 20 personas, 7 mujeres y 13 hombres, procedentes de las provincias de Jujuy, San Juan y La Rioja. Vinieron a nuestra ciudad para trabajar en la temporada de arándanos, los alojaron en el predio de la ex aceitera Cipo, sobre avenida Monseñor Tavella y J.J Valle. Según lo que manifestaron, no pudieron determinar el nombre la persona que los contrató, pudimos constatar la situación apremiante en cuanto al alojamiento, teniendo en cuenta que la instalación eléctrica del lugar era precaria e insegura, con cables al aire libre, sin sanitarios para la cantidad de personas que había alojadas y sin separar a mujeres de hombres, ni darles privacidad, además de la situación edilicia del lugar que no reunía condiciones de habitabilidad ni de seguridad para las personas”, indicó.

“Trabajamos junto con la Municipalidad de Concordia , Gendarmería y Policía de Entre Ríos, hicimos un acta al titular registral de lugar cuyo nombre reservamos y las penalidades las vamos a determinar, lo mismo que el vinculo laboral estas personas que manifestaron desconocer si tienen alta con algún empleador, ellos llegaron hace una semana y solo trabajaron tres días, no pudieron determinar el nombre la finca, estamos en una etapa inicial y el acta está vinculada a los incumplimientos de las normas de higiene y seguridad”, precisó.

Antes del inicio de la cosecha, Delgado destacó que los controles iban a ser rigurosos, tendientes a evitar la precarización laboral; luego de un encuentro, con el intendente Enrique Cresto y referentes de organismos provinciales, fuerzas de seguridad y de la Asociación de Productores Arandaneros de la Mesopotamia Argentina (Apama)

En dicha reunión se coordinó un trabajo articulado para reforzar el monitoreo y los controles, a fin de prevenir y evitar condiciones de insalubridad, hacinamiento o precarización laboral de los zafreros. Asimismo, desde el área laboral detallaron que las acciones realizadas en conjunto con el sector productivo tendrán como objetivo combatir la problemática del trabajo infantil.

Desde el municipio se confirmó que se aplicarán multas de 600 pesos a las empresas contratistas que no estén habilitadas o que incumplan con las normativas vigentes.

Fuente: EL SOL
CONCORDIA

Teclas de acceso