Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
CEMYC PARALIZÓ LA CONSTRUCCIÓN DE UNA ESCUELA

Despidos en Seguí: la UOCRA solicitó la conciliación obligatoria a la Secretaría de Trabajo

Hugo Salazar, Secretario Adjunto de UOCRA Entre Ríos, dialogó con Radio La Voz sobre el pedido de conciliación obligatoria que el gremio realizó a la Secretaria de Trabajo de la Provincia luego de la paralización de la obra de una Escuela Técnica en Seguí y el posterior despido de 32 trabajadores por parte de la empresa constructora Cemyc.

Salazar señaló que “Todos conocemos la crisis en la macroeconomía que hay junto con una inflación galopante, donde no hay previsibilidad para el sector empresario y que nosotros rechazamos de plano esta medida inconsulta de despedir trabajadores y solicitamos en carácter de urgencia que se cite a la empresa a la Secretaría de Trabajo para que se dejen sin efecto los telegramas”.

Además, indicó que “Ayer los 32 trabajadores recibieron los telegramas. Estaban trabajando en una escuela técnica de Seguí y sólo quedaron dos trabajadores cumpliendo funciones de sereno y la obra dejó de ejecutarse”.

Nosotros desconocemos las cuestiones económicas de la empresa, pero nosotros decimos que si hay dificultades se habla y se sinceran con los trabajadores, no se toman están estas medidas inconsultas, porque sino ¿Donde queda el riesgo empresarial?. Cuando la empresa cobra va todo bien, y sino cuando la empresa no cobra la variable de ajuste pasan a ser los trabajadores”, agregó.

El Secretario Adjunto señaló que no es el primer problema que presenta Cemyc: “Hay dificultades en algunas obras, pero hoy el tema puntual es esta empresa puntual. Hemos tenido algunas dificultades con la empresa hace dos o tres años, pero nos sorprende este tipo de actitudes. Seguiremos discutiendo con la empresa como seguimos con los trabajadores, pero con los trabajadores en su tarea”.

Además, apuntó que es producto de las políticas del gobierno nacional encabezado por Mauricio Macri: “Cuando la macroeconomía privilegia la timba financiera y no hay una política de obras públicas clara a nivel nacional, el primer eslabón que se rompe es el trabajador y su familia”.

Salazar subrayó el duro momento que vive el sector: “Entre 2015 y 2012 teníamos más de 11.000 trabajadores, y hoy la misma estadística refleja unos 6.800 trabajadores que han dejado de estar registrados. Hace tres o cuatros años se veía el trabajo, pero ahora no hay una política clara a nivel nacional en cuanto a la construcción”.

Nosotros queremos ser parte de la solución en este problema”, finalizó.

Escuchá la nota completa a Hugo Salazar

Fuente: RADIO LA VOZ 901
CEMYC PARALIZÓ LA CONSTRUCCIÓN DE UNA ESCUELA

Teclas de acceso