Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Usar YPF como una verdadera herramienta de desarrollo.

Di Palma: “O esperamos un mesias, o entre todos cambiamos el rumbo de la provincia”.

El empresario entrerriano Alejandro Di Palma alertó sobre la necesidad de cambiar el rumbo productivo de la provincia.

El empresario entrerriano Alejandro Di Palma, charló en los estudios de ENETV sobre los problemas económicos que atraviesa el país, y la necesidad de cambiar el perfil productivo de la provincia de Entre Ríos. La entrevista al final de la nota.

Alejandro, ¿cuál es tu visión, de la macro y microeconomía?

Estuve escuchando que está en auge el tema energético. El punto acá, es que el debate se abre con la alocución de Bernardi en la Cámara de Diputados. Coincido totalmente con la visión de este hombre, que la energía sirve solo para una cosa, que la gente la use y produzca con ella. El punto es que hay una dualidad en el gobierno, en el sentido en que el Ejecutivo no sabe cómo conseguir la oferta que necesita. Todo lo que viene de la mano de los derechos de la sociedad, tiene impreso en sí mismo la necesidad de una oferta. Esa oferta hoy se plantea en los mismos términos que el gobierno anterior, que es ofrecer subsidios. Ese fue un modelo que no inauguró Aranguren, pero que sí lo llevó a un extremo. Hoy creo que se está hablando de un nuevo plan – gas – AR, que me parece que tendría que implementarse a través de YPF, la compañía que debería catalizar la producción de gas y petróleo en Argentina. Y eso no se consigue ofreciendo valores que son totalmente ridículos. Los valores que se ofrecen hoy a la producción petrolera, contra los valores internacionales, son descabellados, y aun así no se consigue que las inversiones vengan. Por eso será el tiempo de comenzar a usar YPF como una verdadera herramienta de desarrollo.

¿Eso no pone desigualdad?

Claro. Pero cuando uno tiene en claro el fin último, que es el desarrollo energético, la cuestión no se va a llevar delante de otra manera que no sea con YPF, que debe ser quien encabece esta producción energética

¿Qué es un país de frontera?

Es un país donde no se consiguen las condiciones que el Mercado espera que tengan. Por eso, las condiciones que tiene que ofrecer el gobierno deben ser mayores, más apetecibles, para que un capital venga y se quede. El simplismo de comparar el interés que paga un bono, es muy berreta. Creo que hay un paradigma en el mundo, que inauguró Donald Trump, que habla sobre la introspección de los países. Los países tienen un poder específico, de acuerdo a su mercado interno. En ese sentido, Argentina no es como los países africanos, sino que tiene un volumen importante en su mercado interno. No es el país top del mundo, pero no lo hacen despreciable. No somos Uruguay, Paraguay, tampoco Estados Unidos, pero sí tiene un volumen importante para ser mirado por el mundo. Se debe parar en esto, para poder usar el mercado interno, conforme a algunas regulaciones que el Estado debería definir…

Obviamente, esta definición – el dólar – no se toca, al menos mientras esté Guzmán…

En mi opinión, no quisiera estar en la camisa de Guzmán, pero a la hora de juzgarlo, es fácil. La meta fundamental de que el sueldo le gane a la inflación, es una lucha perdida. Por eso, tenés que ser muy ciego, tenés que ser Andrea Bocceli, para no ver que se está conduciendo al país en la dirección contraria, y estamos transitando un ajuste que no tiene precedentes.

Y... ¿qué se tiene que hacer?

Yo soy un crítico de Fernández, que en pandemia, se lanzó con un plan que no le dio resultado. Yo sería más conservador. El mundo va en un camino, no de ajuste, sino todo lo contrario. Yo apostaría a una evolución económica, que incentive el consumo. Tal vez se pueda decir que esto es inflacionario, algo que hemos vivido durante décadas. Por eso, pasar la emergencia con un ajuste, es un delirio masoquista. Por eso, tendríamos que copiar a los países del mundo, y expandirse. Hoy, la única alternativa es la maquinita.

La gente sigue consumiendo

Pensá esto… lo digo en otros términos… mirá lo que pasa en el mundo…

Pero la política termina en el populismo, por más de derecha que sea el origen… todos sienten la necesidad de que los abrace el pueblo…

A mí me parece que un gobierno se debe al pueblo. Sobran ejemplos que desnudan el hecho de que los oficialismos se erosionan, porque tienden al ajuste. Y creo que no es momento de ajustes. Lo podés ver en Perú: todos los medios de comunicación, están a favor de una mujer cuestionada moralmente, incluso judicialmente… y un muchacho del campo le termina ganando las elecciones. Montado en el discurso, no ven la dirección que está tomando el mundo. El mundo está cambiando, y gira hacia el populismo, guste o no.

Y la provincia, ¿está llena de funcionarios papas fritas?

En ese sentido, me parece que falta un norte. El paradigma de la provincia ha sido muy estudiado y catalizado desde la época de Montiel, en adelante… esta lógica del pago a tiempo de los salarios públicos, que me parece algo correcto… siempre lo que faltó es autocrítica, en el sentido que nos creemos que somos el centro de la atención del país, cuando en realidad podríamos ver más observadores de la realidad de otras provincias.

¿Cómo ves el trabajo de quienes pretenden introducirse en este mundo de la política?

Me parece que muchas veces, falta profesionalismo en la visión del país. Entre Ríos no perdió el tren, pero estamos lejos de lo que son las posiciones que por lo menos a mí me gustaría tener, para lo cual, hace falta un poco de autocrítica. No solamente soy un crítico del Estado, de la arquitectura del Estado, o de los gobiernos propiamente dichos, sino también de los estamentos empresariales. Me parece que desde el punto de vista de los medios de comunicación, desde el empresariado, hay una falta total de autocrítica, que nos ha llevado a un estado de mantener el Status Quo es la premisa. Y por eso, siempre navegamos en este Estado que no te permite cambiar paradigmas. Por qué lo digo? No cuestiono al empleado público… los intelectuales de la provincia deben intentar el cambio de paradigma, para cambiar el empleo público, por el empleo privado. Para eso tiene que haber una lógica, previsión, un planteo táctico, que no se está dando. Yo no voy a caer en decir que somos la mejor provincia del país, pero nuestra ubicación es ventajosa, y eso se ha desaprovechado. Una lástima. Me parece que de a poco, como cualquier proyecto, se debe evolucionar desde el punto de vista de la producción.

Tenemos todo para crecer… pero me pregunto por qué no se toma la decisión de hacerlo…

Creo que eso está faltando… uno pretende que algún iluminado llegue y marque ese rumbo. Yo creo que tenemos que ser muchos los que tenemos que presionar para encarar el camino de la superación productiva. Tenés dos caminos: que llegue alguna persona, tipo mesias, o que un grupo de gente presione para que quien conduce, tome una decisión. Creo que ese es el camino más fructífero. Hoy ese camino está condicionado, pero nosotros estamos lanzados por ese lugar, por el de la crítica constructiva. Ahí es donde las posiciones sociales que te permiten decidir estas cosas, son las de los empresarios, los intelectuales, los grupos de comunicación, tienen un aislamiento. Por eso, creo que somos nosotros los responsables de ir torciendo esa dirección, que creemos es la que debe tomar Entre Ríos.

di palma.mp3

Fuente: lavoz
Usar YPF como una verdadera herramienta de desarrollo.

Teclas de acceso