Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
#CHARLASDEPASILLO

DIALOGOS DE DOMINGO

Hoy nos cruzamos a Perro Negro, Cruza y Zarco trabajando porque se vienen momentos iracundos.

Perro Zarco, quien no quiso salir en la foto, insistía en “los alemanes son una suerte de puntos deleznables, pero justamente, en el punto deleznable de una copa de cristal”, inmediatamente Perro Negro traduce con esa cara acida y dice, “cagada de mosca sería la traducción popular”.

Retoma la Palabra Perro Zarco y señala que “sólo en una provincia devastada intelectual como institucionalmente, tirifilos de esta calaña pueden llegar a tener tanto poder. La mayoría de esos pelafustanes son, en el mejor y más indulgente de los supuestos, apenas pobres hijos de una vida mínima, o del lodo primario, como diría el gran Joaquín Castellanos, a quien seguramente ninguno de los párvulos del Comandante (ni siquiera él mismo) conocen”.

Y continua con su habitual oratoria cautivadora, “sucede que en una Provincia donde la enorme mayoría de sus dirigentes políticos tienen la cola poco aseada, por acción y omisión, y donde un par de cachafaces con más lecturas de la tapa del libro que del texto en sí, se (auto) arrogan la potestad de ser la reserva moral y lúcida de estas tierras, es imposible tener un horizonte de destino, serio y cierto. Tanto es así, que, en la modestia del conjunto, los alemanes - apenas apóstatas de baja estofa y feligreses de la pedantería de los minúsculos- parecen descollar y destacarse, por conocimientos jurídicos (alguito de funcionalismo y mucho de audacia libresca)”.

En la inmediatez propia luego de la madrugada, Perro Cruza acota: “no se vaya a creer que su “excelencia” es asignada a cuestiones morales. Para nada. Los alemanes, no todos los integrantes del MPF, insisto, los alemanes, desde ya, sobre todo los más jefes/as, tienen las heces bien a la vista de sus calcetines y sus defecciones están muy a la vista de todos. Por ejemplo, por citar sólo uno de tantísimos, el caso del Fiscal de Nogoyá, que lleva por apellido el de un dictador de la década del 30 o la propia Procuradora Adjunta, asociada a un Contador que integra o integró un estudio Contable de calle Misiones, entre Rosario del Tala y Uruguay, que se identifica como OKO (por la sigla de sus integrantes). No vale la pena seguir elucubrando acerca de estos señores macarras de la moral. Ellos son los alemanes, magüer ninguno de ellos, ni siquiera el Comandante (que balbucea algunas palabras del país germánico, pero no lo hace como Zaffaroni, Elbert o el mismísimo maestro Julio Maier), unos simuladores de talento, gentes de una tribu a quienes se las hicieron creer y ellos (los alemanes) se la creyeron”.

“Para”, interrumpe Perro Negro, “vos quieres decir, que este muchacho el Comandante, auto apodado semental, un ególatra negador y diletante que ha sabido armar desprolijas carpetas de más desprolijos (i.e., bandidos) funcionarios públicos que han hecho de las suyas y que el omnipresente figurón del MPF germanoparlante (por su precariedad en la pronunciación del idioma del gran Johann Wolfgang von Goethe), con magistral práctica del tiempismo político, supo construir una suerte de petit poder entre los socios del club de la política vernácula, que juntos conforman la mafia judicial y viene definiendo los destinos de la cosa pública en estas tierras”.

Inmediatamente Perro Zarco responde. “es cierto, más allá de este minúsculo y prescindible episodio, que los alemanes llegaron para quedarse, les guste o no, a quien sea. Esto, a diferencia de otras historias, no es pura casualidad. Es absoluta y pura realidad. O sea: “Die Realität ist rein und hart”.

Jede Ähnlichkeit mit der Realität ist reiner Zufall. Diese Dialoge sind rein und ausschließlich auf den Kater einer Nacht intensiver Politik zurückzuführen, in der magischer Realismus aufblitzt. Gesundheit.

Fuente: LA RADIO LA VOZ 901
#CHARLASDEPASILLO

Teclas de acceso