Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
UN CAN DEBIÓ SER SACRIFICADO

Dos perros mataron a un joven de 19 años que quiso entrar a robar a una casa

Los dueños de la casa ubicada en las calles 85 y 27 del barrio Altos de San Lorenzo no estaban. Así fue que en pleno horario de la siesta el sábado, un joven de 19 años saltó el paredón con la intención de entrar a robar pero apenas apoyó sus pies en el césped del patio trasero de la vivienda lo recibió un ataque mortal.

La furia de los dos perros se desató en cuanto advirtieron la presencia del intruso y, a pesar de los gritos de desesperación del joven y de los intentos de un vecino de alejarlos incluso con agua fría, no se detuvo ni siquiera cuando la víctima dejó de moverse. El más violento de los animales, de raza pitbull, tuvo que ser sacrificado por la Policía para que soltara a su presa.

Ante la ausencia de la familia las autoridades tuvieron que romper una pared para rescatar a Dylan Escudero, quien tenía 19 años y vivía a solo nueve cuadras de distancia. También tenía numerosas causas por delitos contra la propiedad, señaló una fuente cercana a la causa .

Como resultado de la desigual pelea, Escudero sufrió heridas profundas en las piernas y en los brazos. Pero además los perros le desgarraron el cuello y se cree que esto último fue lo que le causó la muerte poco después en un hospital de la zona, a donde lo trasladaron de urgencia.

La causa fue caratulada como "robo en grado de tentativa" y "averiguación causal de muerte", a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 17 del Departamento Judicial de La Plata.

Fuente: El día
UN CAN DEBIÓ SER SACRIFICADO

Teclas de acceso