Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
ESCANDALO POLITICO

Edgardo Kueider denunció penalmente al ex Diputado Alejandro Bahler

Si bien el hecho habría ocurrido durante el fin de semana, recién trascendió en la tarde de ayer y una calificada fuente dijo a EL SOL-Tele5 que el ex diputado fue denunciado por un legislador nacional bajo cargos de supuestos delitos de amenazas, coacción agravada y extorsión. Las pruebas serían abrumadoras y determinarían la imputación inmediata del conocido “Loquillo”.

Al anochecer de ayer se supo que el gobernador Gustavo Bordet firmó el decreto de desvinculación de Alejandro Bahler como funcionario provincial y “representante de Entre Ríos ante el Instituto Nacional de Promoción Turística” por lo que queda desocupado, sin chofer, sin sueldo y con una pesada causa judicial que podría llevarlo a la cárcel.

DESMESURAS

Todo en la vida del “Loquillo” ha sido una constante desmesura. Su forma de andar, de expresarse con gestos ampulosos, de hablar a los gritos y de una constante confrontación lo tornaban una persona con trastornos evidentes de conducta, unido a una audacia singular le permitieron llegar a la legislatura provincial, de la mano de Jorge Busti. Sin embargo, poco tiempo después de sentarse a su banca, se declararía un “libre pensador” y no tuvo ningún empacho en morder la mano de quien lo llevo allí, “que me chupe un h….” despotricaba contra su mecenas y supuesto jefe político.

ACOGIDO POR CRESTO

Enrique Cresto, hábil componer político, lo acogió a su lado, pensando en que las características sicológicas del diputado podrían serle de utilidad para conformar un grupo de choque presto a ser catapultado donde la situación lo requería.

Así, el “Loquillo” paso a multiplicarse, se sentaba a la mesa del intendente en cuanta reunión había en el Centro de Convenciones o en el salón de actos del municipio. Pero también estaba donde se lo necesitaba para ensuciar a quien había que defenestrar para allanar caminos en pro del objetivo de su nuevo “jefe político”.

LA SUPUESTA “VENDETTA” QUE LO MATARÍA

Bahler, adquirió fama nacional, al denunciar un supuesto complot en su contra que lo tendría como víctima de una “vendetta” por lo cual un amigo íntimo del ex diputado provincial y colaborador suyo fue detenido y sujeto a varios meses tras las rejas, lo que finalizo con un acuerdo con la fiscalía que le permitió salir en libertad, al igual que otras dos personas que fueron señaladas como sicarios y parte de la partida que se habría organizado para –supuestamente- “ejecutarlo” por no haber cumplido con promesas preelectorales realizadas.

Todo fue un gran “circo” que le permitió al ex diputado pasearse por los canales capitalinos de TV en el papel de víctima, adquiriendo una fama que –según su propia percepción- lo llevaría a postularse en un futuro a los más altos cargos.

LA OPINIÓN PUBLICA SE HARTO DE SU CASO

Ese globo que diariamente se encargaba de “inflar” explotó de pronto, su caso dejo de interesar a la opinión pública cuando se usaron todos los recursos mediáticos en su beneficio para ponerlo como víctima de su mejor amigo y colaborador el que según los relatos de la época, estaba maquinando con otras dos personas, las que oficiarían de “sicarios” para darle muerte a su “amigo”.

Los motivos, aparte de que ya no soportaban más las “locuras” del legislador, serian que éste no escuchaba el reclamo por pagos y promesas preelectorales que supuestamente no había cumplido por lo cual tres giles que no tenían la mínima idea de hacer un “asesinato” lo ejecutarían y la muerte se la cargarían a quien, por esas épocas, era atacado mediáticamente por Bahler.

Pero, lo extraño del caso es que los complotados se grabaron en video mientras circulaban en un auto y daban detalles de cómo lo “liquidarían” a su amigo y jefe político. Ese video se lo hicieron llegar luego a Enrique Cresto, quien llamo al “Loquillo” y se lo mostró, hasta aquí, avanzaría el plan de los supuestos asesinos que no era otro que asustarlo y lograr que “compartiera el botín”, es decir que distribuyera entre los suyos los frutos de haber llegado a donde estaba y les pagase, una parte en dinero contante y sonante y la otra en contratos como “ñoquis”.

CORRIENDO A MENTIR A LA FISCALIA

Contra todo pronóstico, Bahler vio una veta interesante como para ser reconocido nacionalmente como “el diputado al que iban a matar”. Tomó el video y se lo llevo al fiscal Aníbal Lafourcade, hijo del ex diputado provincial “Piliche” Lafourcade, necesitado también de levantar su imagen para ascender en su carrera judicial y los compañeros y amigos de Bahler, terminaron a las pocas horas tras las rejas, gracias a la “eficiente” labor de la justicia.

CUSTODIADO POR LA POLICÍA

Mientras se practicaban las diligencias judiciales y dada su función como diputado de la provincia, la casa familiar de Bahler fue custodiada por la Policía de Entre Ríos, ésta fue otra de las primeras sorpresas que arrojo la nueva investigación, la fuerza policial sigue con la custodia, cuando los supuestos sicarios fueron detenidos en marzo de 2016, es decir hace casi cinco años. Amaro –su amigo- fue condenado en septiembre de 2016, tras declarar que había sido sometido a un “juicio extorsivo” y que fue “obligado” a convenir esa condena que lo dejaba en las puertas de la cárcel pero del lado de afuera porque “no tengo plata para pagar a un abogado”.

EN LA TELARAÑA JUDICIAL

Ahora, Bahler nuevamente se ve envuelto en la telaraña judicial y quienes eran sus amigos y confidentes en el Poder Judicial ya no están en las fiscalías, fueron eyectados a ocupar los más altos cargos de la Justicia porque “hicieron bien los deberes” y no porque fueran elegidos como los más aptos por el Consejo de la Magistratura. Haciendo ciertas las palabras de Amaro, quien “descubrió” que “es todo muy político el tema”. Cada Poder del Estado tiene una cuota de Poder y cada cual la usa a su manera y como dijera Montesquieu “el que detenta el poder tiende a abusar de él y a eternizarse en él.”

Bahler no satisfizo sus ansias de poder, no se pudo eternizar como diputado, aunque es cierto que soñaba con ser gobernador y después de atormentarlo a quien si fue elegido en ese cargo, Gustavo Bordet, consiguió que le tirara una soga, en marzo de este año, plena Pandemia en curso, el Ejecutivo provincial, lo designa mediante el decreto 475 como “representante de Entre Ríos ante el Instituto Nacional de Promoción Turística”.

En sus considerandos, explica que se trata de un “ente público-privado”, que tiene por finalidad la “promoción turística internacional de la Argentina y posicionar al país como destino turístico internacional entre los mercados emisores”.

El nombramiento causo estupor, “cuando el sector atraviesa una de sus más duras crisis, al haberse paralizado la actividad turística en el país y en el mundo, como consecuencia del Coronavirus, se nombra a otro “ñoqui”.

ADONDE VA A PARAR

Ahora, si se comprueba las amenazas y demás delitos que lo tienen como sospechoso y se abre su teléfono y están los mensajes extorsivos, su sueño de grandeza podría caer estrepitosamente y el deseo de escalar hacia lo más alto lo puede llevar a tratar de escalar las paredes de la UP3 –desde adentro- pues la intimidación a “enviar, depositar o poner a su disposición o a la de un tercero, cosas, dinero o documentos que produzcan efectos jurídicos.”, tiene una pena de cinco a diez años, siendo un agravante que se haya producido en contra de un representante del pueblo en el Congreso de la Nación.

Esta vez, las cosas no vienen bien para el “Loquillo”. La causa recayó en una fiscal que no es amiga política de nadie, Julia Rivoira, y se dice en el ámbito tribunalicio que lo va a investigar “como corresponde”. Vamos a ver, recién se empezó a desovillar y hay mucha lana en el ovillo.

DESPEDIDO

El “Loquillo” cuando supuestamente amenazó y extorsionó al legislador nacional, representante de Entre Ríos en el Congreso de la Nación, jamás pensó que este lo denunciaría penalmente. Cayó por sus bravuconadas, ese deseo de llevarse todo por delante, cueste lo que cueste y sufra quien sufra.

Menos aún, pensó que sus acciones lo llevarían a quedar fuera del gobierno provincial, sin sueldo y sin chofer y como Tarzán en la selva.

Anoche se informaba oficialmente que el gobernador Gustavo Bordet había firmado el decreto que lo dejaba fuera del gobierno, que es lo mismo que despedirlo y a partir de ahora el futuro del “Loquillo” por más focos que ponga en las calles, no transitará por la Avenida de Los Campos Elíseos de Paris, donde imaginaba su destino sino en la oscuridad del ostracismo político y social. Tal vez, haya sido el simple destino que lo puso donde se encuentra ahora aunque muchos de sus enemigos (y sus ex amigos) seguramente están hablando de la larga vara que tiene Dios para poner las cosas en su lugar.

Fuente: DIARIO EL SOL
ESCANDALO POLITICO AMENAZAS Y COERCION

Teclas de acceso