Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
#CHARLASDEPASILLO

EL COMANDANTE EN SU LABERINTO

Al reconstruir una saga crucial que caracteriza la decadencia del máximo organismo de investigación penal de la Provincia, “Perro Zarco”, “Ojo de Vidrio” y “Perro marrón”, al mejor estilo de García Márquez, evocan y describen uno de los tantos sucesos bochornosos de la historia judicial vernácula, donde la tragedia de lo real y la magia de lo maravilloso alcanzan sus cotas más altas.

Se conocían ya muchas agachadas del “Comandante” y la “Lugarteniente”, atravesadas siempre por una altísima cuota de discrecionalidad y parcialidad indisimulables. Aquello era visible de modo sencillo y sin demasiado esfuerzo. Inentendibles criterios de selectividad para decidir qué casos merecían tratamiento y celeridad y cuales otros, cuidando las apriencias, apenas una formal y reglamentaria tramitación, en una suerte de parodia de rústico y superficial libreto. Claro que también un festival de nombramientos y acomodos nacidos al calor de relaciones de clase (es decir pertenencia), devolución de favores políticos y de otra naturaleza, fueron y son una constante en el “Hoher Körper”local.

Como bien referencia “Ojo de vidrio”, más instuitivo que “leido”, todos pensábamos, “Grillo” y el “profesor Neurus” incluidos, que las sotetreadas a las que nos tienen acostumbrados “los Alemanes” y sus aliados (Pie Grande y Dragoneante), tenían un límite infranqueable que era la legalidad nuclear, aquella directriz más básica y elemental que comunican las normas (normative kommunikation), pero evidentemente “nos equivocamos y feo, disparó con cierta desazón un lunático y colérico“Grillito”(está muy borrado, preparando la defensa de su tesis doctoral sobre el “concepto jakobsiano del "Rol", que debe presentar en la Universidad de Kiel, ante seguidores del profesor Günther Jakobs).

Parece ser que aquellas filtraciones sobre datos del legajo de la causa de los Contratos Truchos de la Legislatura Entrerriana que se publicaran en el Boletín Oficioso que dirige “Dragoneante”, fueron entregados al medio y su director por la mismísima “Lugarteniente”, en un caso, y en otra oportunidad por parte de un empleado de la Comandancia que, claro está, depende del Comandante y de la mismísima Lugarteniente. De todos modos, para sintetizar-dice Perro

marrón- la fuente exclusiva de esas revelaciones gravemente violatorias de las normas procesales, fue la PGER y ningún otro organismo o persona. Y para ello se basaron en los resultados incontrastables y contundentes de una pericia, llevada a cabo por un experto en seguridad informática que plasmó sus conclusiones en un Acta Notarial.

Esta vez sí que “arrojaron el resultado de la cadena de aminoácidos (orinaron, en argento clásico) fuera del tarro”, soltó con mucha bronca y emotividad Perro Zarco, a quien Perro marrón acompañó con un comentario más contundente aún: si quienes deben velar y garantizar el cumplimiento de normas (y lo que ellas comunican), de decir de la legalidad, las incumplen, qué queda para el resto y qué podemos esperar de ellos entonces? De pronto se hizo un silencio sepulcral y el clima se puso denso...”Ojo de vidrio”, mirando con gesto acusador a Grillo, dice: se van sumando ya varias heces de los impolutos germano parlantes en poco tiempo....Claro que sí dice Neurus-con gestos marcados y tonalidad socarrona: “la Lugarteniente negó en audiencia pública lo que el propio investigador de la causa logró desmentir a traves de embargos dispuestos en el legajo de Legislaturagate: había entre el integrante de OKO y la Lugarteniente una sociedad sobre dos (2) bienes inmuebles; se filtraron desde su PC las entregas de data reservada a Dragoneante; el Comandante -según dicen en un pedido de juicio politico que se le inició- pagó honorarios a su cargo con dineros públicos del Poder Judicial; que falseó datos en un amparo promovido por un Diputado Provincial que requeria información pública y no publicada; que utilizaría las causas-según los tiempos políticos- para disciplinar a gobernantes de turno”.

En fin, pareciera, dice Grillito mientras se toma un recreo, que esta vez el Comandante y su Lugarteniente, la tienen muy complicada. Sobre el pucho, casi como réplica esperada, Perro Marrón y Perro Zarco, a coro le retrucan a su contertulio: quizás le esté llegando el otoño al patriarca y él mimo se de cuenta que es más decoroso y menos traumático escribir en un papel que: “por acogerme al beneficio jubilatorio elevo mi renuncia al cargo con el que fuera honrado, agradeciendo desde ya la confianza dispensada”. Sería un gesto que, quizas, contribuiría a restañar en algo ese balance muy negativo y poco esperanzador que deja su deslucida y autocrática gestión.

Ahora sí el aire se cortaba con un serrucho y las últimas luces del día anunciaban que se apagaban hasta el próximo amanecer. De todos modos, caiga quien caiga, cueste lo que cueste, no tengo ni tuve ninguna relación comercial (ni fui condómina) de PO. Y desde ahora, a ese desesperado grito, en una suerte de rezo laico le agrego: y tampoco suministré información alguna a Dragoneante, se la escuchó balbucear con desesperación a la “dama de hierro”, quien sueña sin cesar la posibilidad de ser sucesora del Comandante Mayor...

Fuente: RADIO LA VOZ
#CHARLASDEPASILLO

Teclas de acceso