Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
COMUNICADO

El Ministerio de Salud fijó posición respecto a la crisis de la atención odontológica en la provincia

En relación a la crisis producida con motivo del acto reglamentario dictado por el Colegio de Odontólogos de Entre Ríos, en donde fija aranceles profesionales con fuerza de ley, con valores excesivos que afectan y repercuten negativamente en la salud odontológica de la población, este ministerio de Salud, se ve en la obligación de manifestar su desacuerdo por la actitud ilegítima adoptada por dicho ente público en tal sentido.

La problemática que viene aquejando a la atención odontológica de toda la provincia de Entre Ríos ha motivado distintas expresiones contraponiendo intereses y que tienen que ver con establecer aranceles mínimos para sus colegiados y la obra social, lo cual ha impedido avanzar en la negociación de convenios. Producto de ello, el Ministerio se expidió en consecuencia de modo contrario a lo que expone públicamente el Colegio de Odontólogos de Entre Ríos, por los efectos negativos que la medida conlleva.

En tal sentido entonces, el pronunciamiento oficial señala que en efecto, existe una actitud corporativa e incompetente por parte de dicha institución, contraria a lo dispuesto en la misma ley de colegiación N.º 7468, cuyo artículo 15 establece categóricamente que, “el Consejo Directivo tendrá las siguientes atribuciones: (…) k) propiciar ante el poder ejecutivo la fijación de los aranceles mínimos para el ejercicio profesional…”; lo que implica que el Colegio, si quiere una regulación de honorarios profesionales, debe promover ante la autoridad competente en la materia (P.E.) la determinación reglamentaria de aranceles fijos o móviles para compensar la actividad profesional de los profesionales de la odontología, debidamente matriculados en la provincia. Lo que no puede es disponer en tal sentido como lo ha hecho en el caso, con efectos lesivos al sistema de la seguridad social y sanitario, público y privado.

Dicho acto del Colegio -así dictado-, se alza como una vía de hecho, administrativa o acto inexistente; toda vez que se trataría de “una grosera o violación del orden jurídico” que lesiona la juridicidad y el interés público y sanitario, conforme ha quedado exhibido en el dictamen del Fiscal de Estado de la provincia N.º 0440-22 de fecha 22 de Septiembre de 2.022 dictado en el expediente N.º 2705576, en relación al Iosper y a sus afiliados.

En tal sentido, -se agrega- dicho acto institucional dictado en tales condiciones, no produciría ningún efecto legal, como si no hubiese existido nunca por su manifiesta ilegalidad en razón de la contradicción manifiesta con la norma de creación del mismo ente que lo dictó.

Por otro lado, -sostiene el Ministerio de Salud- refuerza esta situación descripta en la ley, lo dispuesto por la nueva constitución del 2.008, en relación a la definición de las competencias de los Colegios de Profesionales de la Provincia, que dispuso de forma sobreviviente a la ley N.º 7.253, en el artículo 77 que: “el Estado reconoce y garantiza la plena vigencia de los Colegios y Consejos Profesionales, les confiere el gobierno sobre la matrícula, la defensa y promoción de sus intereses específicos, la facultad de dictar sus normas de ética e implementar métodos de resolución de conflictos de instancia voluntaria”; no quedando comprendida la materia que se ha arrogado dicho Colegio en materia de determinación de aranceles profesionales.

En tal sentido llamamos a la reflexión a dicha institución para que decline su actitud en pos de la normalización de dicho sector sanitaria que comprende a la salud de todos los entrerrianos.

“Como sociedad, finaliza reflejando el ministerio de Salud, hemos sobrellevado una terrible pandemia que nos ha dejado grandes lecciones. El sentir -agrega- pensar y conocer a cada persona hizo que podamos consagrar el derecho humano, básico y constitucional que es garantizar la accesibilidad y equidad en salud”.

“En salud siempre decimos que la agenda nunca se termina, sigue vigente por quienes están al frente de las instituciones, que las habitan personas de carne y hueso como son los profesionales que también además de la experticia y de su formación, portan derechos, valores y principios”.

En ese rumbo, confiamos en que la fijación de prioridades seguramente estará allanada al bien común y no caer en debates estériles que no hacen más que afectar a los más necesitados.

Fuente: radio la voz 901
COMUNICADO

Teclas de acceso