Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Se trata en Enrique Susevich

El Ministerio Público Fiscal citó al responsable económico financiero de Cambiemos a designar abogado defensor

Enrique Susevich, responsable económico financiero de la campaña de Cambiemos en 2015, fue citado por el Ministerio Público Fiscal (MPF) a designar abogado defensor, en el marco de la causa que se inició ante la presunta comisión del delito de peculado, según pudo saber ANÁLISIS. Susevich es investigado por el supuesto desvío de cerca de 7,5 millones de pesos que le fueron otorgados por parte del gobierno provincial con destino a la impresión de boletas para las elecciones de ese año que, según un dictamen del Tribunal de Cuentas (TdC), habría sido usado para otros fines. En caso de constatarse, la maniobra configuraría el delito de peculado, para el cual el Código Penal establece condenas que van desde dos a diez años de prisión, más la inhabilitación absoluta y perpetua para ocupar cargos públicos. Juan Malvasio, uno de los fiscales que interviene en la investigación, señaló que por ahora sólo se citó a Susevich y que no se hizo lo propio con el diputado provincial Joaquín Lamadrid, que es el otro responsable económico de Cambiemos. “Eso no significa que con el decurso de la investigación pueda surgir algo”, acotó el funcionario judicial.

De ANÁLISIS

“Citamos a Susevich a que proponga abogado defensor al único efecto de que controle la producción de pruebas”, informó a ANÁLISIS el fiscal Juan Malvasio quien, junto con su par Santiago Brugo, conduce la investigación iniciada de oficio tras una nota sobre el tema publicada en el sitio web Noticia Uno.

Malvasio señaló a este medio que solicitaron al Tribunal de Cuentas el expediente sobre el tema y al Poder Ejecutivo los dos decretos mediante los cuales se autorizó la entrega de los recursos. Se trata del decreto 2.892 del 25 de agosto de 2015, mediante el cual el gobierno provincial otorgó un subsidio de 1.027.687,04 pesos para solventar los gastos demandados por la confección de las boletas para competir en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) y del 3.743 del 14 de octubre del mismo año, mediante el cual se otorgó un aporte no reintegrable de 615.312,90 pesos para las boletas de los comicios generales. Tomando como factor de actualización el valor del dólar, los fondos recibidos por Cambiemos equivalen a cerca de 7,5 millones de pesos, según advirtió Noticia Uno.

En el sitio web se reprodujeron fragmentos de un dictamen del TdC en el cual se indica que los fondos “se usaron para otros fines” distintos a la impresión de boletas y se remarca que Cambiemos no presentó facturas que coincidan con el destinado que debía darse al dinero. “Queda claro que el responsable renditivo conocía el destino que debía otorgarse a los fondos públicos en cuestión, pero lo utilizó para otros fines”, se marcó en las conclusiones del dictamen.

Al resto de los partidos políticos que participaron de la contienda electoral, el TdC les aprobó las rendiciones correspondientes, pero a Cambiemos se le inició por este tema un juicio de cuentas que ya lleva cuatro años de trámite.

Sombrillas y encuestas

Luego de que se conociera la información, de que se iniciara la causa y de que el abogado Rubén Pagliotto -hombre de Cambiemos y denunciante en numerosas causas de corrupción que tramitan en los Tribunales de la provincia- exigiera al gobierno nacional la renuncia de Susevich a su cargo en Anses, el responsable económico financiero de Cambiemos envió a los medios un comunicado en el cual negó que se hayan desviado fondos y adjudicó la situación a “una campaña sucia” que, horas más tarde, en otro parte de prensa , el bloque de diputados de la coalición entre la Unión Cívica Radical (UCR) y el PRO atribuyó al gobernador Gustavo Bordet.

Lo que llamó la atención fue que, en una planilla de gastos que distribuyó Susevich a la prensa, parece confirmarse el desvío de los fondos del destino previsto en los decretos, dado que se exhiben allí gastos por 890 mil pesos pagados a dos imprentas pero, a la vez, se muestran otros ítems tales como los costos de “organización de un evento político” y la compra diversos elementos, entre otros bolsas de consorcio, cinta de embalar, útiles de librería, sombrillas, mesas, sillones, afiches, volantes, pasacalles, pintura y hasta el ploteo de una camioneta, afrontados con los recursos otorgados mediante los dos decretos. A la vez, se detalla que otra parte de los fondos destinados a boletas fue usada para pagar publicidad televisiva (83 mil pesos de entonces) y honorarios por un estudio de opinión pública (40 mil pesos).

Ninguno de estos ítems coincide con lo establecido en los decretos y tampoco Susevich mostró, hasta ahora, ninguna factura que respalde la impresión de las boletas, que es lo que se le reclama desde el TdC.

La situación de Lamadrid

La investigación judicial podría comprometer, además, al otro responsable económico y financiero de la alianza Cambiemos: el diputado provincial Joaquín Lamadrid.

Consultado el respecto, el fiscal Malvasio señaló que “en principio no hay nada contra Lamadrid, en función de que el subsidio fue entregado a Susevich y era él el responsable de presentar la rendición de cuentas. No obstante, el funcionario judicial aclaró que “eso no significa que con el decurso de la investigación pueda surgir algo” en relación al legislador de Cambiemos.

Fuente: ANALISIS DIGITAL
Se trata en Enrique Susevich también jefe de Anses Paraná

Teclas de acceso