Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
OPINIÓN

Gabriel Princip:
El país totalmente hundido

Por Gabriel Princip

Si la oposición hubiera sido la derecha, el presidente ya hubiera volado por los aires. Busque donde busque todo es negativo. Creció la inseguridad, el desempleo, el suicidio, el no pago de impuestos, los intereses de deuda, cayó la industria, la construcción, en resumen nada queda y todo es responsabilidad de esta perversa derecha conducida por un incapaz asociado al peor equipo de la historia argentina. Gracias a Macri el argentino pronto olvidará la debacle de Fernando de la duda, a la década infame, incluso a Videla.

Diez mil pobres nuevos se generan a diario en la Argentina de hoy. Solo consiguen trabajo las empleadas domésticas y esto se da por dos opciones, a) el jefe de familia quedó desocupado y la mujer sale a jugarse la dignidad hogareña y la otra vía es la contratación por parte de las clases altas.

El panorama es negro. Macri está terminado y la asunción del nuevo gobierno será el 11 de diciembre si no hay adelantamiento de elecciones. Con lo cual falta una eternidad y en ese lapso el Banco Central seguirá rifando sus reservas para controlar el dólar y así todo la moneda yanqui sigue entristeciendo los días argentinos.

Macri enriqueció a sus amigos, su familia y su patrimonio al tiempo que traicionó a su `pueblo y al FMI. El peor presidente de la historia lejos y también el más perverso, el más mentiroso, el más inútil.

Todas estas características se sabían en el 2015 pero un sector de la población prefirió elegir el cambio. Alguna parte de la sociedad cree que las elecciones son un juego y uno apuesta por un candidato sin saber que representa y a quien representa. Y por no saber, se equivocan y las consecuencias son estas. El desastre total gracias a la sociedad entre el gobierno, el FMI y una parte de la sociedad instruida pero sin conocimiento y con mucho odio.

La yegua, la que no iba a volver, la que dejó el país con un dólar a 15 pesos, sin deuda y con riesgo país de 480 puntos, vuelve de la mano de Alberto Fernández. Reemplaza a alguien que quintuplicó el dólar, duplicó la inflación y la pobreza y nos endeudó por cien 100 años. La yegua volvió, el que no vuelve más es el gato.

Hoy solo nos queda esperar. Esperar el recambio, porque cada día es un vía crucis. Mas gente hambreada, diez mil pobres más por día, más desempleo y todavía en los medios algunos periodistas justificando el desastre del patético futuro ex presidente.

Ya termina y cuando termina habrá que empezar de nuevo. Cada vez que la derecha gobierna termina así. Y siempre viene el peronismo para colocar al país de pie, quien otro.

Quizás en un año Macri sea un mal recuerdo, o quizás dentro de un año Argentina sea la Grecia del sur, sin riquezas y empobrecida. Ya en poco tiempo dependeremos del accionar peronista, y por historia uno confía en que otra vez el movimiento sacará al país adelante.

Fuente: RADIO LA VOZ. Autor: Gabriel Princip
OPINIÓN

Teclas de acceso