Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
GNC

El sector prevé un auge de conversiones pospandemia

A pesar de que el precio de los combustibles líquidos (nafta y gasoil) está congelado desde hace seis meses, la diferencia con el valor del GNC continúa siendo muy elevada -el ahorro estimado es de $3 por kilómetro-, es por eso que hoy el sector plantea que pospandemia, o partir de que se sumen flexibilizaciones en la circulación en la zona del AMBA, habría un crecimiento exponencial de conversión de vehículos.

“Actualmente sólo estamos realizando reconversiones a GNC de vehículos de profesiones u oficios exceptuadas de la cuarentena, pero en esta instancia vemos un cierto movimiento, ya que mucha gente no quiere recurrir al transporte público para ir a trabajar, pero tampoco puede usar el auto todos los días porque los valores de los combustibles líquidos siguen siendo muy elevados. Así es que a medida que haya más gente en la calle, creemos que se incrementarán la cantidad de vehículos a GNC en la Argentina”, detalló a Ámbito, Horacio Magraht, vicepresidente de la Cámara Argentina de Productores de Equipos Completos de GNC (CAPEC).

Lógicamente el ahorro de costos pesa, y mucho, en la reconversión de vehículos a GNC y por eso es que desde el sector estiman además que muchos usuarios de vehículos golpeados por la crisis, se volcarían a este combustible. “En el 2001, tuvimos seis meses de parate absoluto porque poca gente estaba dispuesta o tenía el dinero para concretar una reconversión, pero a partir de 2002 el crecimiento fue exponencial. Creemos que esta nueva crisis encuentra al sector mejor parado, con planes de financiación que van de las 12 o 18 cuotas y un salto tecnológico que logró un sistema mucho más eficiente para los usuarios”, destacó Magraht.

El valor para convertir una automóvil a GNC está entre los $38.000 y $50.000 dependiendo del modelo y equipo que se instale y solo lleva un día de trabajo. “Tenemos en cuenta que ante una crisis económica la gente tampoco tiene el capital para concretar un gran desembolso de dinero, por eso el sector está comprometido a financiar en cuotas, con intereses que rondan menos del 15% anual y que en la práctica se termina pagando con el ahorro por kilómetro”, explica el vicepresidente de CAPEC.

Según las estadísticas de Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), durante los dos primeros meses del año se convirtieron desde combustibles líquidos hacia GNC un total de 22.000 vehículos, lo que representó un crecimiento del 5% respecto al mismo período del año anterior. Estas cifras plantearon muy buenas expectativas en el sector porque tradicionalmente durante los meses de verano se concretan menos reconversiones.

A partir de marzo, la cantidad de vehículos que migraron a GNC cayó a 8.401 unidades porque con la cuarentena decretada el 20 de ese mes comenzó a caer la operatoria, en abril fue todavía peor y se reconvirtieron apenas 1.848 vehículos, pero a partir de mayo comenzó a evidenciarse una recuperación y se sumaron en total 5.427 unidades y en lo que va de junio ya se alcanzaron las 3.496 conversiones. Teniendo en cuenta que solo se operó con profesiones esenciales de la zona del AMBA y a partir de las flexibilizaciones de las provincias, el número conforma a los empresarios del sector y les hace plantear un escenario promisorio para los meses siguientes.

En tanto, durante todo el 2019, 161.610 automovilistas migraron al GNC, lo que representó un crecimiento del 14% respecto al año anterior. A su vez, en 2018 el crecimiento fue del 50% respecto a 2017 y quizás lo más llamativo fue que sucedió a pesar de que el valor del GNC se incrementó 60%, pero aquí entra en juego que los combustibles tuvieron una suba en promedio del 75% anotando 14 incrementos durante el año.

Estaciones de servicio

Las estaciones de servicio de GNC no fueron la excepción a la regla y, ante la cuarentena obligatoria que mermó sensiblemente la cantidad de vehículos en circulación, sus ventas se desplomaron alrededor del 90% durante los primeros dos meses y hoy operan al 30% de su capacidad.

“En abril y mayo recibimos la ayuda del Gobierno para pagar los salarios a través del Programa ATP que aporta el 50% de los haberes. A pesar de que en algunas provincias se flexibilizó la cuarentena, todavía la actividad sigue muy golpeada porque el 50% de las estaciones de servicio que hay en la Argentina están ubicadas en la zona del AMBA, donde continúan las restricciones”, afirmó el vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC, Pedro González

En este marco, algunas empresas del sector le están brindado alivio en el pago de las facturas de gas a las estaciones de servicio.

En algunos casos el período de gracia alcanza los tres meses y la deuda puede ser luego cancelada en cuotas sin interés: “Es un alivio para muchas empresas, pero también todo depende de cuando se comiencen a reactivar las ventas de GNC”, añadió.

“El futuro inmediato continúa siendo incierto, pero también entendemos que el sector está ante grandes oportunidades de crecimiento y apostamos a eso”, cerró González.

Fuente: AMBITO.COM
GNC

Teclas de acceso