Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
NO SE SALVA NADIE!!

El supermercado de la familia Braun perdió $846 millones en el peor ejercicio de su historia

La cadena de supermercados La Anónima es del tío del hasta hace poco secretario de Comercio, Miguel Braun.

La cadena de supermercados del sur del país, La Anónima, perteneciente a la familia Braun cerró en junio pasado el peor ejercicio económico en su historia con pérdidas de $846,5 millones, según informó a la Comisión Nacional de Valores.

La firma Importadora y Exportadora de la Patagonia, famosa por su cadena de supermercados, tuvo ingresos por ventas de $63.210 millones, lo que representa una caída del 3,7% nominal frente a una inflación que fue del orden del 45% en el promedio mensual, que atribuyó a "la baja general en el nivel de actividad económica".

Ya en mayo del año pasado, Federico Braun, tío del entonces funcionario nacional y director de La Anónima, Miguel Braun, se había distanciado políticamente de su sobrino: "Lo peor que pude hacer es que sea secretario de Comercio porque nunca nos fue peor en la historia de la compañía salvo 2002", había dicho a Radio Con Vos en relación al ejercicio 2017-2018.

En aquel período las utilidades de su empresa habían caído un 65% "y lo poco que estamos ganando es porque mejoró la actividad de nuestros frigoríficos por la exportación de carne", había asegurado.

Con el balance de 2018-2019, los resultados fueron aún peores: la compañía registró una caída adicional del 8% en sus ingresos por los supermercados ($55.700 millones, frente a los $60.500 millones del año pasado), lo que significa una caída en términos reales de prácticamente el 37%.

Por el rubro inmobiliario, el grupo empresario registró una baja del 21% en sus ingresos y por el rubro financiero -esencialmente la tarjeta de crédito del supermercado La Anónima- logró sostener sus ingresos en términos nominales en torno a los $1.000 millones.

El holding solo obtuvo resultados positivos por la actividad frigorífica, con ingresos de $6.390 millones, un 57% más que el año pasado, gracias a haberse quedado con la amplia mayoría de la cuota Hilton para exportar carne refrigerada a la Unión Europea.

La situación del grupo empresario es reflejo de la crisis económica prolongada que anota una caída acumulada del consumo de más del 10% en el acumulado a agosto. En este caso, con el agravante de que en el último cuatrimestre empeoró la performance de la compañía.

"El cuarto trimestre registra una pérdida de $ 1.118.247, que representa el 7,40% de los ingresos netos, los que ascendieron a $ 15.106.060, reflejando así una disminución del 4,10% en los ingresos netos respecto de igual período del ejercicio anterior, en el que totalizaron $ 15.752.410".

"Esta caída está vinculada con la baja general en el nivel de actividad económica. Impactan, asimismo, respecto del período de comparación la apertura de la sucursal de Arroyito, provincia de Córdoba, en octubre 2018 y el cierre de Superquick en junio de 2018, de la provincia de Neuquén", dijo la empresa en su presentación del balance ante la CNV.

Fuente: lapoliticaonline
NO SE SALVA NADIE!!

Teclas de acceso