Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
La flexibilización laboral detrás del pedido de "emergencia"

El vicepresidente de la UIA pide que no se paguen cargas sociales y despedir sin indemnizar

Uno de los vicepresidentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, reclamó este viernes que se dicte la "emergencia laboral" para que las pymes puedan "sobrevivir" a la crisis que sufren. En los hechos, su propuesta consiste en impulsar la flexibilización laboral por la que viene pregonando desde hace muchos años. "Tenemos que generar un contrato de emergencia laboral para que las pymes puedan contratar sin pagar cargas sociales por dos a tres años, sin indemnizaciones y reforzando el seguro de desempleo", sostuvo el dirigente.

En declaraciones radiales, Funes de Rioja consideró además que las pymes necesitan "un paquete de medidas fiscales, acceso al crédito y moratorias. Hay que pensar en decisiones que estimulen la creación de empleo para bajar el índice de desocupación", que ya alcanza a más del 10 por ciento de la población del país. "Se trata de articular un paquete de medidas de emergencia que permita sobrevivir a las empresas, a las pymes", añadió el empresario.

En este contexto, Funes de Rioja evaluó: "no hay dudas de que la Argentina necesita hacer previsible su economía, ya que eso le va a dar aliento a la inversión, al crecimiento y por ende al empleo de calidad".

A su criterio, es necesario que el país logre "un pacto social de mediano plazo, pero para alcanzarlo, se requiere de un contexto diferente, con medidas que excedan a lo laboral. Hablo de medidas macroeconómicas".

Por otra parte, el directivo hizo referencia al bono salarial que podrían percibir los trabajadores del sector privado. "Nosotros estamos en el marco del convenio colectivo, pero siempre estamos dispuestos a buscar soluciones. No podemos hacer cosas que sabemos que no se pueden hacer. Por eso, la visión de un bono extraordinario en el contexto en el que estamos, no puede ser afrontado", enfatizó. En ese sentido, añadió: "creemos en el diálogo social y vamos a seguir hablando, pero no hay compromiso de bono porque no puede haberlo. Seguiremos buscando soluciones posibles, no ideales".

Fuente: PÁGINA 12
La flexibilización laboral detrás del pedido de "emergencia"

Teclas de acceso