Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Enersa realizo la denuncia en la justicia

Empleado de salud ofrecía un sistema ilegal para bajar el consumo eléctrico

Un hombre de 33 años quedó severamente comprometido este lunes, luego de que finalizara un allanamiento ordenado por la Justicia, en el cual se encontraron elementos de interés en la causa que denunció la empresa de energía Enersa, relacionada con un sistema de conexiones ilegales para reducir el consumo energético de numerosas viviendas.

Según lo informó el fiscal Santiago Alfieri, un trabajador de Salud Pública que cumple tareas en mantenimiento en el hospital Escuela de Salud Mental de Paraná, fue allanado en su domicilio de Puerto Viejo.

En la medida judicial, se le encontraron herramientas para trabajos de electricidad, alargadores, linternas, reflectores y gran cantidad de cables de distintas medidas.

Todo se inició por la denuncia efectuada hace poco tiempo atrás por parte de Enersa, que recolectó información que en algunos domicilios de Paraná, se estaba registrando un consumo energético muy bajo. De esa manera, se llegó al nombre de una persona que estaría ofreciendo los servicios de electricista, para reducir el consumo de luz, merced a un sistema ilegal y clandestino que era "indetectable", para los controles y monitoreos del Estado.

Se hizo notar que la persona en cuestión, no solo estaba realizando tareas al margen de la ley, sino tambien, no contaría con la certificación que lo acredite como electricista matriculado.

Se confirmó que en los controles de la empresa, llamó la atención que en propiedades de barrios privados, en especial, había consumos muy menores sobre todo en la temporada de verano. Había en las residencias y casa quintas: aires acondicionados y otros equipos eléctricos potentes, que no coincidían su uso con el valor registrado en los medidores.

Las viviendas pertenecientes a empresarios y profesionales, como otras personas de un muy buen pasar económico, ya están siendo evaluadas, por lo que ahora con el avance de la investigación, se podrían sumar sus titulares a la responsabilidad penal que se le endosará al electricista trucho.

Según precisó Alfieri, se está frente a dos delitos: Fraude o estafa al Estado, por la utilización de un sistema ilegal para lograr la reducción del consumo eléctrico, y el hurto de energía.

Aclaró el fiscal, que la primer responsabilidad es la del instalador de este mecanismo ilegal, pero esa responsabilidad "perfectamente se trasladará hacia los que lograron el beneficio irregular, con figuras penales similares por ser partícipes de los hechos".

Personal de la División Delitos Económicos de la Dirección de Investigaciones realizó una serie de medidas de inteligencia logrando ubicar al sospechoso a través de las redes sociales ofreciendo los servicios para reducir el consumo eléctrico.

Esa investigación llevó a que se lo ubicara, primero en el Hospital Escuela, y tras establecer que contaba con conocimientos en conexiones eléctricas, se dispuso por la intervención de la Justicia de Garantías el allanamiento ejecutado en la tarde de este lunes.

Los investigadores de Delitos Económicos encontraron en el domicilio varias facturas de luz de Enersa, como tambien cuatro celulares, una netboock, una tablet y un CPU que serán analizados para verificar la existencia de datos de interés para la causa.

No se descartó que en los celulares como en los equipos informáticos surjan más nombres propios de las persona que fueron "beneficiadas" con los servicios ilegales del empleado público.

Desde Enersa se aportó a la Justicia, que este tipo de delitos "lamentablemente" viene creciendo en los últimos tiempos, por lo cual se han efectuado numerosas denuncias por la existencia de conexiones clandestinas en viviendas de Paraná.

Fuente: Radio la voz 901
Enersa realizo la denuncia en la justicia

Teclas de acceso