Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
DENUNCIA ABUSOS DE AUTORIDAD POLICIAL DESDE HACE 12 AÑOS

Erbes: “Sólo reclamo lo que me corresponde”

En la mañana de hoy visitó los estudios de la Radio La Voz, Manuel Erbes, funcionario policial que se encuentra cesanteado desde el año 2012 y reclama que sea pasado a retiro con el goce de jubilación.

El caso de Erbes toma su origen en el año 2002, momento en el cual Erdes declara haber presenciado un confuso hecho donde resultó baleada una mujer de la localidad de Basavilbaso. En esa oportunidad, y ya con problemas y dificultades dentro de las fuerzas policiales, Erbes envió una nota a Radio La Voz en el año 2007 donde denunciaba ser víctima de un “abuso de autoridad” por partes de los jefes máximos de la policía de Entre Ríos. A continuación transcribimos la carta enviada a este medio:

Quien suscribe, Erbes Manuel Alberto, de 37 años de edad, DNI 21.554.097, con domicilio legal en calle Podestá Nº 65 de la ciudad de Basavilbaso departamento Concepción del Uruguay provincia de Entre Ríos, en condición de ciudadano común, dejando en claro que pertenezco a la Policía de la Provincia de Entre Ríos, actualmente con 15 años de antigüedad y con la jerarquía de cabo primero me dirijo a usted a efectos de que tome estado público la situación en que me encuentro.

A fines del año 2002, innecesariamente y por ser encargado de una guardia en comisaría Basavilbaso, me vi involucrado en un hecho ocurrido en dicha comisaría, donde fuera baleada la Sra. Cruz Ester en una confusa situación, dentro de la misma.

A raíz de lo sucedido debí prestar declaración en el sumario policial y en sede judicial, lo cual por dicha declaración fueron apartados de la fuerza el comisario principal Hernández Juan (Jefe de comisaría), el Oficial Principal Banegas (Sub Jefe), el oficial Sub. Inspector Milezzi (Oficial de Servicio), el Cabo 1ero. Vandenvoch (amante de la Sra. Cruz y autor del disparo), y el cabo García Jorge quien participó junto a Milezzi en destrucción y ocultamiento de pruebas.

A partir de dicha declaración y por decir la verdad me he sentido perseguido policialmente y dañado moral y económicamente ya que no he podido volver a trabajar en comisaría Basavilbaso, ciudad donde poseo mi vivienda, ni siquiera en momentos de enfermedad, ya que me encuentro con una parálisis facial desde el mes de mayo del año 2005.

He pedido el traslado verbalmente y me han hecho caso omiso, por lo que me vi obligado a encuadrarme en el artículo 60 de la Ley 5654 del Reglamento General de Policía la cual dice: La permanencia en el lugar de destino asignado por un tiempo no inferior a un año es un derecho común a todo policía. Para los que tuvieran dos o mas familiares a cargo, este derecho se extenderá a dos años contínuos. Solo podrán oponerse razones propias del servicio policial. En estos casos la resolución que disponga el traslado deberá ser fundada .

Así conseguí el traslado a Basavilbaso el 20 de mayo de 2006 no pudiendo (por mi enfermedad) estar expuesto a bajas temperaturas.

Teniendo en cuenta mi antigüedad de 15 años y mi jerarquía de cabo primero, pretenden en comisaría Basavilbaso (el principal Ramírez, según él por orden del jefe de comisaría; comisario principal Martínez Gustavo), que este de lunes a lunes de 22:00 a 06:00 haciendo recorrida a pie en zona céntrica, mientras dos agentes de la última promoción me recorrían en el patrullero para ver si estaba o no en el sector. Debido a no soportar el frío por mi enfermedad me vi obligado a sacar parte de enfermo, dándome el alta la Junta Medica Superior el 2 de noviembre de 2006. Comenzando a trabajar en el hospital de Basavilbaso como vigilancia el día 21 de noviembre de 2006, lo cual demuestra que en la comisaría no he podido volver a trabajar.

La verdad es que no quisiera pensar que fue por haber declarado lo que ocurrió realmente en su debido momento que estoy siendo discriminado o víctima de un abuso de autoridad. Tal es así que trabaje desde el 21 de noviembre de 2006 hasta el 01 de diciembre de 2006 en el hospital y nuevamente fui trasladado a Concepción del Uruguay sin motivo o justificación alguna.

Parece que a los señores jefes se les ha olvidado el reglamento que se nos quiere hacer cumplir, pero no a todos de la misma manera. Parece que se olvidaron que existe el artículo 60 en el Reglamento Gral. de Policía.

Está demás hacer constar que tengo pruebas de lo expresado en esta nota.

Esperando que el señor Jefe o sub. Jefe de la Policía de la provincia de Entre Ríos se hagan cargo de esta situación.

Ahora, luego de 12 años de esa carta y a más de 6 años y medio que fuera cesanteado de las fuerzas policiales, visitó los estudios de Radio La Voz y expuso la problemática que acarrea actualmente.

En esta ocasión, explicó nuevamente que “Yo fui cesanteado de la policía con la jerarquía de Sargento en agosto de 2012. Fui apelando la sentencia como corresponde y la cesantía en el legajo figura que queda firme en diciembre del 2014. Yo no era culpable, pero desde el 12 de agosto del 2012 el sueldo no lo cobré, y debería haberlo hecho hasta diciembre desde el 2014”.

“Me notifican de la cesantía a mí por un parte de enfermo. En Basavilbaso, hace un par de años sucedió un hecho gravísimo dentro de la comisaría, donde balearon a una mujer por un tema complicado. En la Comisaría no tenía ningún responsable, y el jefe de comisaría y oficiales hacían lo que querían. Todo el mundo sabe lo que fue la Comisaría en su momento”, agregó,

Relató nuevamente los hechos y sostuvo que “Yo estaba era auxiliar de una guardia y cuando entro a la guardia ese día, el Jefe de Comisaría, me dice ‘Mirá ruso, ponete a disposición de este muchacho’, que era un conocido mío. El muchacho civil me comenta ‘Mi mujer que tonta que es, encontró un arma en la vereda de la comisaría, y en vez de llamarlos a ustedes, la levantó y se la cayó produciendo un disparo’, pero no era nada que ver, porque todo lo que él me contaba yo sé que pasó adentro”.

Indicó que “Lo mío, como policía, no puedo cubrir un delito o a un delincuente, porque eso no eran policías, sino que eran delincuentes, porque si utilizaban el patrullero para irse o autorizaba a su personal para dejar uno sólo una persona en la Comisaría y el resto se iba al boliche. ¿Qué pasaba si había un accidente o un robo y yo estaba sólo en la Comisaría? En esa época yo no tenía celular para llamar y comunicarme con ellos”.

Retomando nuevamente su relato, expresó que “ A raíz de eso, yo me eché a todo la policía en contra, y el precio que yo pagué por ser justo y correcto, por ser buen policía y limpio en la justicia, me dejaron cesante por esto, y me vienen persiguiendo por esto. Yo estoy muy tranquilo, porque tengo pruebas de todo lo que digo y estoy más convencido que nunca de que esto tiene que tomar el estado público. Se tiene que terminar el abuso de autoridad, y si son delincuentes, que dejen el uniforme y se dediquen a la delincuencia, porque no podemos estar de los dos lados”.

Sobre la mujer herida, Sra. Cruz Esther, apuntó que “Ella tenía amistades con muchos de los policías, y hubo una discusión. Yo tuve que declarar y lo hice como fueron las cosas, de lo que yo vi y lo que ocurrió en mi guardia. Esa madrugada robaron un supermercado ahí en Basavilbaso y se secuestró una barreta durante la mañana, y luego de eso se volvió a la actividad normal de la comisaría. A la tardecita, suena el teléfono y uno de los oficiales lo atendió, y dice ´Si Juan, quedate tranquilo y dalo por hecho’, el oficial va con esa barrera y rompe la puerta donde estaban los archivos, que después sacaron las cosas de ahí y la usaron de ‘bulin’. Ellos sacaron una cama y un par de cosas más que es donde pasó el hecho y me dijo el oficial de que en cuadernos de guardia le diera salida a él y a varios más,porque vino Vandenvoch, el que supuestamente le había pegado el tiro y yo hice lo que tenía que hacer, y no cubrí un delito”.

“Yo apelé y mi cesantía quedó firme en diciembre del 2012 y me quedaron de pagar todo el 2012, todo el 2013 y el 2014. Tampoco tuvieron en cuenta que las últimas vacaciones que saqué fueron en el año 1998, yo tenía vacaciones desde el año 99 hasta el 2014, y uno de los jefes lo que tendría que haber hecho es notificarme que de voy a pasar a retiro obligatorio y decirme que yo tenía que hacer uso de mi licencia para luego sí pasar al retiro obligatorio. Pero ellos lo hicieron con maldad, y me notificaron 19 años y 8 meses de servicio, porque si no tenés 20 años cumplidos en la policía, no tenés derecho a jubilación ni a retiro. Estoy apelando con abogados, y todo lo que presento es rechazado, y lo último que presenté fue el recurso al Gobernador”, indicó.

Recordó que “Yo en diciembre del 2007 vine a la radio porque estaba trabajando en Uruguay y tuve una paralisis facial donde estuve bastante mal y no querían que yo vuelva a trabajar a Basavilbaso donde tengo mi domicilio”.

Sobra la fuerza policial, sostuvo que “Ellos quieren demostrar que ellos tienen poder y autoridad, pero esto lo quiero dejar bien en claro y me dirijo a Masut, a Maslein y a Luján, y me hago responsable de lo que digo y lo que digo, y a ustedes les sé muchas cosas y que voy a contar si no me dan el retiro como corresponde con el Art. 126 y 127, me voy la semana que viene a Buenos Aires a canales de televisión y voy a ventilar todo lo que sé, y si me quieren denunciar que lo hagan, porque yo voy a responder a la justicia y no le tengo miedo a la justicia, porque yo estoy diciendo la verdad y estoy reclamando algo que me corresponde (sic)”.

“Está claro y demostrado que me están persiguiendo. Yo no quiero volver a la fuerza, yo quiero que me den la jubilación como me corresponde: que me reincorporen como en otros casos y en el mismo decretos me pasen a retiro, porque si esto no se resuelve esto va a seguir así porque no les tengo miedo a ninguno de ellos, y si les pasa algo a mi mujer o a mis hijos, los hago responsable a ellos (sic)”.

Explicó que “Lo mío fue un apto parcial, y eso en el reglamento de la polícia no existe, porque estás apto o sos inapto, pero no existe estar a medias. Hay algunos en la policía que no son nada, pero están cobrando ‘sueldazos’. Ellos comienzan con el apto parcial y lo van relacionando con una cosa y con otra hasta que me dejan fuera del servicio. El letrado mayor de Maslien (sic) me dijo que yo nunca tuve que estar fuera de la policía, porque fue un abuso de autoridad, y era para 30 días de arresto, no para cesantear”.

“La falta grave fue que yo no me presentaba a trabajar porque no estaba en condiciones, y si tenía el acto parcial tenía que trabajar de civil, y sin el uniforme no me llevaban a dedo, pero si me daban la posibilidad de trabajar en Basavilbaso a 6 cuadras de donde yo vivo, no tenía ningún problema, pero es tanta su maldad que me trasladaron a San Justo, a 60 kilómetros de Basavilbaso”. agregó.

Yo vengo haciendo las cosas como corresponde, pero hoy me cansé de ver que haya delincuentes jubilados o retirados de la policía con ‘sueldazos’, y yo que trabajé toda mi vida y estoy limpio en la justicia, anda luchando y renegando con esto (sic)”.

Explicó que por el caso “Quedaron afuera un par de policías y fueron cesanteados, pero yo voy a que está el derecho de igualdad y teoría de los actos propios, y se han rehabilitado y reincorporado numerosos oficiales de la policía de Entre Ríos que fueron cesanteados en sede penal o cumplieron penas privativas de la libertad e inhabilitación, y eso no ocurrió conmigo”.

“Son todos delincuentes, pero la mujer y los hijos de ellos tuvieron derecho a vivir a su sueldo de policía y a poder estar bien, y mis hijos no lo tienen parece, pero porque yo no cubrí un delito. O a mi me dan el retiro como corresponde o esto va a seguir, porque sólo falta el decreto y reconocer que me están debiendo las vacaciones del año 1999 al 2014, y que me den lo que me gané trabajando”, agregó.

“Yo soy del campo, pero yo se y tengo pruebas de todo. Yo vengo a defender lo que estos delincuentes le han quitado a mi familia. Si sos un policia delincuente te va bien, pero si sos honesto no. Hay inútiles que son suboficiales mayor, y su no andas ‘jefecito’ allá y acá, no servis”.

“Lo único que le pido a la Ministra Rosario Romero es que mire el recurso que le presenté al gobernador el 5 de agosto. Yo estoy pidiendo lo que me corresponde, exigo que me lo den y sino, me voy a los medios de Buenos Aires”, advirtió.

Finalmente, apuntó que actualmente vive de lo que producen las ventas de una pequeña “despensa”: Yo tengo un negocio, una despensa en Basavilbaso y mis hijos me ayudan. Yo sigo con mi señora y todos mis hijos son grandes y tienen su trabajo y están bien, sólo tengo conmigo a mi nena de 5 años pero también está bien,pero yo no voy a permitir que haya delincuentes que tengan que cobrar y que yo, que me corresponde, no lo estoy cobrando”.

Escuchá la nota a Manuel Erbes

Radio La Voz aclara públicamente que lo relatado en esta nota es una transcripción textual de la nota radial realizada a Manuel Erbes y los dichos que puedan agravar o deslegitimar la integridad moral una persona o grupo de personas, son pura y exclusivamente responsabilidad suya.

Fuente: RADIO LA VOZ 901
DENUNCIA ABUSOS DE AUTORIDAD POLICIAL DESDE HACE 12 AÑOS

Teclas de acceso