Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
BAJANTE HISTÓRICA

Especialista sostiene que el río superará el peor descenso que data de 1944

"Es altamente probable que la evolución del río Paraná frente a las costas entrerrianas vaya aproximándose cada vez más a la que tuvo en 1944 cuando se dio la bajante más grave en el Paraná Medio e Inferior", comunicó el subgerente de Sistemas de Información y Alerta Hidrológico del Instituto Nacional del Agua (INA), ingeniero Juan Borús. La altura del Paraná en 1944 fue de 1.40m por debajo del 0 de escala.

"En esta ocasión vamos rápidamente a igualar esa situación, es un escenario muy similar, con lo cual, los impactos serán mucho mayores que en aquella instancia porque pasaron 80 años en la historia de la cuenca y hoy la vulnerabilidad es mayor dado que es mayor la cantidad de la población que interactúa con el río y, por lo tanto, el impacto de la bajante es cada vez mayor", explicó el especialista.

La bajante se asemeja a la de 1944 cuando el río midió 1.40mts por debajo del 0 de escala

De acuerdo a lo que indicó Borús, "esta bajante pertenece al mismo escenario de marzo del año pasado, es parte del mismo ciclo, y los impactos son los mismos, especialmente, en las tomas de agua que son la principal preocupación del Estado nacional".

"Desde el INA, como herramienta de la secretaría de infraestructura y Política Hídrica, hacemos lo posible por apoyar las acciones de las provincias y las concesionarias de agua para que se tomen los recaudos, para que cuando la bajante adquiera la máxima expresión, no falte agua ni para consumo agua ni para la refrigeración de los procesos industriales en el Paraná Medio e Inferior", aseguró el ingeniero al alertar que "la faltante de agua puede llegar a ocasionar alteraciones, eventualmente, la interrupción del proceso industrial", además de inconvenientes en las cuestiones rurales, como el cultivo de arroz.

El Paraná, a la altura del puerto de la capital entrerriana, este martes se encontraba en 11 centímetros por debajo del 0, según los registros de Prefectura.

"La previsión numérica para el 30 de septiembre, la lectura de escala frente al puerto de Paraná está muy próxima al metro debajo del 0 de escala, es decir, -1 metro", anticipó Borús al dar cuenta que "son 90 centímetros menos que la altura actual".

El proceso de bajante continuará

"La condición de bajante extrema seguirá durante lo que resta del año, al 31 de diciembre seguiremos hablando del tema porque el escenario no tiene visos de mejora", insistió al explicar que "para que la situación del río mejore, primero debe llover con persistencia y, pasado el tiempo, que se normalice la condición de los suelos en la mitad norte de la cuenta del Plata y del Paraná, para que la tendencia hidrométrica en el caudal entrante al tramo argentino del río vaya normalizándose".

Respecto a las causas que ocasionaron esta bajante histórica en el curso de agua, el ingeniero apuntó a "la variabilidad climática más potenciada, la manifestación más evidente del cambio climático". Y sumó que "los cambios de usos del suelo en las cuentas del Plata y del Paraná, en los últimos 20 años, fueron tan marcados que la respuesta hidrológica de las cuencas fue distinta: cuando falta agua se nota más rápidamente y persiste la carencia de lluvias, y cuando sobra agua, rápidamente se adquieren niveles extremos en todas partes".

La situación del río Uruguay

El río Uruguay fue beneficiado con algunas lluvias que le permiten estar prácticamente normal. “El tramo inferior en la costa entrerriana está en la franja de aguas medias, pero no se descarta, teniendo en cuenta la perspectiva climática, que en un tiempo el río Uruguay se acople al Paraná y también tenga una bajante significativa como la que tuvo en los últimos tiempos”, anticipó el ingeniero al aclarar que “sería una bajante ordinaria, que no llegaría a una situación extrema como la del Paraná”.

BAJANTE HISTÓRICA

Teclas de acceso