Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
DESTITUCIÓN DE GOYENECHE

Espontanea coordinación buscando tapar responsabilidad

Después de conocido el fallo que destituyó a la fiscal adjunta Goyeneche, se repiten acciones que van, desde notas en grandes medios nacionales, intentando mantener el tema en “agenda”, pasando por virulentas editoriales o reportajes a integrantes del ámbito de justicia, hasta el liso y llano escrache público.

Todas esas acciones persiguen un solo objetivo: tapar la responsabilidad manifiesta y explícita de la hoy ex fiscal, en haber mentido ante la justicia de la que formaba parte. Paralelamente, no son neutros en esto, aquellos que se ven beneficiados con la profundización de una desgraciada pero permanente “GRIETA” entre distintos sectores sociales, políticos y judiciales de nuestra sociedad.

Mezclan y confunden todo y a todos. Cecilia Andrea Goyeneche, no fue destituida por investigar en ninguna causa hechos de corrupción, sino por haber incumplido normas como Fiscal. Siempre que quiso, pudo investigar. Algunos están condenados, como por ejemplo el ex dos veces gobernador Sergio D. Uribarri.

En esta provincia nadie denunció hasta ahora a jueces que obturen investigaciones o castiguen a quienes denuncian e investigan. Y si así fuera, están los mecanismos para corregir, algo que practicamente nadie hizo.

Ella, Goyeneche, fue denunciada por los abogados Mulet y Pagliotto, por graves desórdenes de conducta que están archiprobados con enorme cantidad de pruebas de todo tipo, principalmente documentación oficial.

Y los condenados por corrupción y procesados por la misma causa que hay, fueron en su gran mayoría denunciados por los mismos dos abogados. Todo documentado.

Goyeneche y Fara, su asesor comunicacional, desvían el eje real de la destitución, con el fin de hacer creer a todo el mundo y sobre todo a los periodistas de los grandes medios, que fue destituida por investigar corrupción. No es cierto.

Primero, que nada la indica como la responsable directa de esas acciones. Ella, como Coordinadora, supervisaba las pesquisas de sus inferiores. La causa Uribarri la investigaron distintos fiscales en el tiempo: Brugo, Badano, Yedro y Ramírez Montrull. Ella llegó a la sala el día del juicio y se sentó junto a los fiscales que sí investigaron a Uribarri y demás imputados en las cinco causas (de alli tantos fiscales) y todos los de afuera creían que ella era la investigadora del caso.

Uribarri, por las denuncias y aporte de pruebas de los abogados Mulet y Pagliotto, fue investigado, juzgado y finalmente condenado. Y ella, por esa misma denuncia también fue denunciada por dichos profesionales, los cuales la ven en un plano de no querer investigar a ninguno de los verdaderos culpables del robo del siglo en la lesgislatura, durante 10 años.

Fue destituida por el Jury. Y en todas las incidencias que ella iba planteando en paralelo al Jury, intervinieron otros jueces, mayoritariamente del fuero laboral, muy técnicos y que no se meten para nada en política, y todos ellos, sin excepción, fallaron en su contra, entre ellas la actual Presidenta de la Asociación de Magistrados de E. Rios. También los Dres. Guillermo Federik y Fabiola Bogado Ibarra, camaristas de muchos años y con ganado prestigio en el fuero laboral.

Esta es la verdad. Hay que agradecer que quienes pidieron el Jury (Mulet Pagliotto), sean los mismos que los que denunciaron, entre otros, a Uribarri. Algo que dichos profesionales vienen haciendo desde hace por lo menos, 20 años. Todo documentado y fácil de chequear, salvo que hay que tomarse el trabajo de apoyar el lugar donde no llega el sol y leer, costumbre caída en desuso para muchos que hoy opinan desde la “desmemoria supina".

Fuente: CONCORDIA 7
DESTITUCIÓN DE GOYENECHE

Teclas de acceso