Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
LOS PRINCIPALES SOSPECHOSOS SIGUEN PRÓFUGOS

Esta madrugada detuvieron al segundo sospechoso por el ataque a Olivares y Yadón

Agentes de la Policía Federal detuvieron a un familiar del principal acusado por el ataque a balazos en el que murió el funcionario Miguel Yadón y en el que el diputado nacional Héctor Olivares resultó gravemente herido.

Mientras siguen prófugos los principales sospechosos por el crimen del funcionario Miguel Yadón y el ataque al diputado Héctor Olivares, esta madrugada hubo un segundo detenido. Se trata de Luis Cano, familiar del principal acusado Juan Jesús Fernández.

De la mañana a la noche, la investigación pasó de la hipótesis de un "ajuste de cuentas mafioso" a una "venganza personal" por dinero o por una relación amorosa entre la hija del atacante y el asesor que murió camino al hospital.

Yadón, quien se desempeñaba en el Fondo Fiduciario del Transporte Eléctrico de La Rioja, y el diputado Olivares (UCR-La Rioja) fueron atacados ayer a las 6.51 cuando realizaban una caminata aeróbica en la Plaza del Congreso. Los agresores conocían la rutina de las víctimas y los esperaron para concretar el ataque a bordo de un auto estacionado en Avenida de Mayo y Sáenz Peña.

Tanto las víctimas como los sospechosos del homicidio viven en un radio de trescientos metros y en la misma zona del ataque. Yadón y el diputado Olivares vivían en un mismo edificio, pero en departamentos distintos, a una cuadra del lugar donde los balearon.

Yadón murió en el acto y el diputado Olivares continuaba anoche internado en "estado crítico" en la sala de terapia intensiva del Hospital Ramos Mejía. El legislador fue sometido ayer a una operación de más de cuatro horas y media: los médicos intentaron detener las hemorragias provocadas por el balazo que ingresó por el estómago y le afectó el intestino, el hígado y el páncreas.

A partir de la revisión de las cámaras de seguridad de la zona de Congreso, los responsables de la pesquisa abonaron la hipótesis de que los dos agresores habrían tenido la colaboración de por lo menos dos sospechosos, que les abrían avisado sobre el momento en que Yadón y Olivares estaban por pasar junto al automóvil patente LYS 656 en el que los esperaban para dispararles.

Fuente: RADIO LA VOZ
LOS PRINCIPALES SOSPECHOSOS SIGUEN PRÓFUGOS

Teclas de acceso