Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
DOLAR

"Esta medida se tomó para evitar una devaluación" manifestó Weidman

El economista Gabriel Weidman brindó a Radio La Voz su opinión sobre la situación del país.

"La primer repercusión clara es que si alguien va a querer comprar dólares es que le va a salir casi un 35% más caro y lo va a terminar pagando 130$ cuando lo estaba pagando 100$ hasta antes de ayer, esos 130 van tener un componente que van a ser 30 pesos aprox que van a ser una retención de impuesto a las ganancias o bienes personales; que si esta persona que está comprando no paga o no estaría pagando o paga un poco demás de impuestos lo podría gestionar que se lo devuelvan. De otra forma se lo va descontar para pagar esos impuestos.

La segunda cuestión que también va a tener una repercusión inmediata en la mayoría de la población es el achicamiento del cupo, la consideración de otras compras al exterior que entran en el cupo de los 200 dólares; es decir los servicios dolarizados que hasta ahora no estaban tenidos en cuenta o que hasta ahora pagaban con tarjeta y no eran tenidos en cuenta, ahora entran en el cupo de los 200 dólares por lo que se va a achicar el monto que va a poder comprar por el banco por ejemplo.

Si uno mira el tema de la restricción externa de Argentina, es histórico, tiene grandes dificultades para generar los dólares que necesita para hacer funcionar su economía; ya hacia los 70 u 80 cuando se profundizó la financierización y un modelo más financiero en la economía argentina se profundizó mucho en la argentina lo que es el ahorro en dólares desde ahí se empeora este problema" relató.

"En los últimos años se vio esta dificultad para poder generar los dólares necesarios para satisfacer una demanda de dólares que fue creciendo a lo largo de los últimos años, principalmente por una dificultad para encontrar instrumentos de ahorro que sean alternativos al dólar y que se vio en los últimos eses también; empeorado por el gran aumento en la cantidad de personas que estaban accediendo a esto por más que tengan un cupo limitado para comprar en un contexto muy recesivo.

Era una situación parecida a la que se veía hacia mediados del año pasado, en los meses de Julio, Agosto y Septiembre también había muchas personas que accedían al mercado pero con un cupo de 10 mil dólares; ahora hablamos de esa cantidad de personas pero con un cupo de 200 dólares, lo que se suma también a otros mecanismos que hace a la salida de los dólares del país. Pero también con una expectativa de que la economía se estaba recuperando eventualmente y aumentarían las exportaciones, pensemos que Argentina tendría hoy un saldo positivo de aproximadamente 1500 millones de dólares por mes. Si la economía comienza a crecer lentamente, se van a recuperar las importaciones fundamentalmente y esto va a hacer que se achique ese ingreso de dólares al país por más que todavía no se piense en salida de dólares por turismo y otras cuestiones parecidas" sostuvo Weidman.

"En el corto plazo van a tener un efecto inmediato, van a tener una caída de la cantidad de dólares que van a estar vendiendo que es muy orientada para alivianar esa caída; me parece importante estas medidas de mediano plazo. Hace unas semanas habían anunciado impuestos al dólar que parecían relativamente interesantes, es decir, que vayan acompañando a la devaluación del dólar pero me parece que no son del todo coherentes con este esquema. Este esquema lo que preserva es que no haya una devaluación fuerte del dólar para contener el nivel de precio, pero ante esta alternativa si se hubiese pensado otra alternativa de devaluación del dólar para encarecerlo y que entre menos gente comprara este cupo de 200 dólares, hubiese sido una devaluación que hubiese impactado fuertemente en el nivel de precios en una economía donde los salarios están congelados y la inflación de a poco se está volviendo a acelerar".

"La de Agosto fue del 2.7% que ya da cuenta que aumentó con respecto a los meses anteriores, entonces sobre eso agregar una devaluación hubiese sido una aceleración aún mayor. Sirve para evitar una devaluación aún mayor en un contexto donde los salarios están bastante congelados y la actividad económica está muy resentida, creo que esa alternativa hubiese sido muy mala porque hubiese afectado a las personas de menores ingresos que es donde más pega el incremento de los precios" agregó.

"Una retención de impuesto a las ganancias sobre la compra de dólares afecta a las clases medias altas".

Fuente: LA RADIO LA VOZ 901
DOLAR

Teclas de acceso