Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
PREOCUPACIÓN EN EL SECTOR

Estacioneros aseguran que los combustibles mantienen un atraso “de alrededor de un 10%”

Mario Amado, Presidente de la Cámara de Estacioneros de la provincia de Entre Ríos, dialogó con Radio La Voz acerca de los aumentos que pueden tener los combustibles desde la hoy a fines de diciembre. Expresó que si Alberto Fernández “no quiere que el combustible suba lo que tiene que subir, que baje uno de los impuestos”.

Al respecto de la suba, expresó que “Todos los comentarios apuntan a que no va a ser menos de un 5%, y del cual hay un componente impositivo del ajuste al Dióxido de Carbono, que afectarían un peso en promedio a los combustibles y después posiblemente aproveche la petrolera para corregir valores y serían entre uno y dos por ciento más además de los impuestos”.

Esta vez, la relación es que se tiene razón, porque los combustible en el año han subido no más de un 32% y la inflación un 55%. La moraleja es que el ajuste hay que hacerlo”, agregó.

Indicó que “Nos congelaron los ingresos tres meses con un decreto, pero los egresos siguieron la inflación de todo. Nosotros estamos atados a una comisión que sale de un porcentaje y estamos con la ‘lengua afuera’ y las petroleras no nos tiran un hueso más por los cupos que nos dan, porque la diferencia de precios con el mayorista”.

Sostuvo que “Esta distorsión la tienen que arreglar porque sino va a seguir habiendo estas ambivalencias donde nadie sabe cual es el precio, porque el que está cosechando tiene que pagar 7 u 8 pesos más que en las estación y el transportista cuando llega a la estación, por ahí no tiene combustible”.

Manifestó que actualmente “la diferencia sigue siendo de alrededor de un 10%” entre los costos y la venta, advirtiendo que el aumento del 5% programado para diciembre sería insuficiente, “a menos que la idea del nuevo presidente sea 'desdolarizar' el precio del combustible interno para los que ganamos en pesos”.

Si el 50% son impuestos, y si no quiere que el combustible suba lo que tiene que subir, que baje uno de los impuestos”, disparó en referencia a las posibles medidas que podría adoptar el nuevo Presidente que asumirá el 10 de diciembre.

Además apuntó que “Estamos preocupados por nuestro sector, porque hay que ver si con estos aumentos no se resiente el consumo y otra vez vuelve a planchar, porque el tipo que no lo necesite de verdad, el auto lo para y lo use con una racionalidad mayor”.

“Las petroleras han hecho su arreglo con el gobierno, y tienen mucho más poder de fuego con nosotros, porque en estos meses de congelamiento lo único que hemos conseguido es que nos den un cupo de combustible”, indicó.

“El que está trabajando en el campo, ya está sabiendo que su gasoil está 7 pesos más que en la estación, porque ellos lo necesitan para trabajar. Uno ve que el campo está sembrado porque había una promesa de no tocar las retenciones, pero la necesidad tiene cara de hereje y van a cambiarnos las reglas en el medio del río”, finalizó.

Escuchá la nota completa a Mario Amado

Fuente: RADIO LA VOZ 901
PREOCUPACIÓN EN EL SECTOR

Teclas de acceso