Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
PENA SEGURA ANTES QUE SEVERA

ESTAFAS VIRTUALES Y TELEFÓNICAS: QUÉ HACER POLICIAL Y LEGALMENTE

En los estudios de ESTONOESTV, el Jefe de Investigaciones de la Policía de Entre Ríos, Comisario Ángel Ricle, y el abogado Leonardo Schoenfeld, dieron precisiones de cómo protegerse y actuar ante estas cuestiones, “de moda” entre la delincuencia.

EL PUNTO DE VISTA LEGAL

“Hoy estaba leyendo que la Ministra de Gobierno estaba analizando medidas para tratar de evitar este tipo de estafas, que estamos viendo ya en niveles alarmantes”, comenzó indicando Schoenfeld. “De algún modo, me parece que el plan de concientización que el gobierno quiere hacer, pareciera plausible, pero quizá habría un segundo factor: que la gente tiene bastante pruritos y está jurídicamente equivocada. La mayoría de las cosas ni siquiera llega a denuncia, las da como causas perdidas, porque asume como propia torpeza el ser estafados. No se concientiza de que tienen el derecho de obtener medidas protectorias, y dice que la culpa es propia por brindar datos y meter la pata”.

“Muchas veces, por falta de asesoramiento, no se toman medidas, que muchas veces llegan a buen puerto. El objeto es obtener, mediante cautelares, la no innovación, y que el banco se abstenga de hacer descuentos directos a los salarios, o en el caso de comerciantes, el banco los informe al BCRA como morosos. Porque la mayoría de estas estafas, se terminan consumando bajo la modalidad de la toma de créditos de parte del damnificado, que a su vez, el victimario transfiere a cuentas de terceros”.

“Creo que el tema pasa por la asunción del riesgo, de parte de la entidad bancaria”, añadió el letrado. “La actividad de préstamos a través de medios informáticos, supone la oferta de algo que es riesgoso. Manejar créditos por medios informáticos, supone un riesgo. La pauta está es que esos riesgos se están concretando. Ahora, ¿Quién carga con el riesgo de una transacción de este tipo? En el ámbito del derecho, esto está bastante trabajado: quien pone el riesgo, debe asumirlo. Y si bien son contratos bilaterales, no es menos cierto que la parte fuerte y que más se beneficia de la celebración de contratos de tipo informático, son los bancos. Entonces, se entiende como estricta razón de justicia, que sean los bancos quienes asuman el riesgo en operaciones de este tipo”.

Schoenfeld continuó: “no puede ser que lleguemos al punto en que el banco haga solo un cálculo de costo y beneficio, y porque no le cierran los números para mayor seguridad informática, dejar que la gente siga siendo estafada”.

En cuanto al rol de la Justicia frente a estos hechos, Schoenfeld indicó: “El tema a definir es la competencia. En principio, el efecto tiene lugar acá, el afectado está acá, pero tal vez, por economía procesal, convenga declarar la incompetencia del Fiscal de acá, y llevar los elementos investigativos a la Justicia del lugar donde pueda estar radicado el que cometió el hecho. Hasta ahora, han sido pretensiones de Fiscales, pero no se ha llegado a declarar la incompetencia”.

Consultado sobre el tratamiento del narcomenudeo, Schoenfeld indicó: “tomamos algo de Estados Unidos, donde la reglamentación de fondo la da el Estado, y el gobierno nacional solo actua en cuestiones de forma. Acá, tenemos todo al revés, y falta colaboración porque no hay norma procesal que contemple la persecución de este tipo de delito”.

“Esto no es una utopía. Se pensó a tal modo el federalismo en Estados Unidos, que qué es delito, o qué no lo es, lo establece la Nación”.

PENA SEGURA, ANTES QUE PENA SEVERA

“Estoy convencido, hace muchos años, de que lo que disuade no es la severidad de la pena, sino la seguridad de la pena. Uno puede amenazar a la persona con 350 años de prisión, pero en la realidad, la pena es 0. Prefiero penas más cortas, que los jueces se las tomen en serio, que tal vez penas más largas, que el juez no se anime a aplicar. Con una pena eterna, y más con el sistema carcelario que tenemos, si mandamos a una persona 20 años detenida, no se recupera más”.

“Hay penas que están en el Código Penal, pero no son reales. A los efectos disuasorios, disuade más una pena segura, que una pena severa”, añadió Schoenfeld.

CÓMO SE INVESTIGA

El comisario Ricle, director de Investigaciones de la Policía, indicó que “desde el año 2020, tenemos 245 tomadas en la oficina de Delitos Económicos, más algunas que se han tomado en algunas Comisarías, alrededor de 150. Sí, por medio del Ministerio de Gobierno, se han brindado a la gente, recomendaciones para tomar conciencia y por ahí, no ser tan confiado en lo que se hace o lo que se ofrece”.

Luego de acontecidos los hechos, “de acuerdo al caso – que son todos diferentes – se le da inmediata intervención a la Fiscalía, y de ahí en más, se piden medidas a la Dirección de Inteligencia Criminal, donde hay ingenieros que van a ir orientando la investigación. Hace una semana atrás, por ejemplo, Delitos Económicos hizo procedimientos en Córdoba, por estafas cometidas en la provincia. Se llegó a personas, se hicieron procedimientos, y se trajeron elementos importantes en relación a estos casos que hubo en Paraná”.

“Hay cuestiones que llevan tiempo, como lo que investigan los Ingenieros, o cómo se va ingresando al expediente, como lo relacionado a las cuentas bancarias de distintas partes del país. De acuerdo a los análisis que hace Inteligencia Criminal, se lo da a los investigadores, para luego se aporte a la Fiscalía, que es quien analiza si tiene consistencia la investigación”, añadió el funcionario policial.

Sobre el tratamiento de las causas que investigan la venta de droga, “se están haciendo muchos trabajos. Lo que hace la Dirección de Investigaciones – como en estos últimos procedimientos, villa 351, Villa Mabel, Barrio Libertad, República de Siria – todo eso que se hizo entre Investigaciones y Toxicología, se trabaja sobre estados de sospecha, procedimientos por arma, con la suerte de encontrar esta cantidad de droga, que se está analizando si puede tener o no, relación a los 150 kilos y demás”.

Fuente: lavoz
PENA SEGURA ANTES QUE SEVERA

Teclas de acceso