Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
equivale al 5% del PBI

Estiman que el Tesoro podría usar hasta $1,9 billones de financiamiento monetario en 2021

El programa financiero del Ministerio de Economía para hacerle frente al déficit primario proyectado de 4,5% del PBI en 2021 contempla una combinación de asistencia monetaria y colocaciones de títulos públicos en una distribución que originalmente se planteó como 60% vía BCRA y 40% mercado, aunque con el correr de los meses se conoció que el Gobierno nacional tenía intenciones de financiar parte de la ampliación del presupuesto en obra pública con el financiamiento de algunas organizaciones financieras internacionales. En ese contexto, según analistas privados, el Tesoro dispone de hasta 5% del PBI en financiamiento monetario si se tienen en cuenta las utilidades y los adelantos transitorios que la autoridad monetaria puede girarle a la administración nacional.

Gabriel Caamaño, economista en Consultora Ledesma, estimó en base a datos preliminares que el Banco Central podría transferirle al Tesoro alrededor de $ 997.686 millones de pesos en concepto de Utilidades y que el incremento neto potencial de Adelantos Transitorios llegaría a $ 939.816 millones este año. Entre ambas formas de asistencia monetaria, esto representaría un monto de $1,9 billones a lo largo de este año, que equivale a 5 puntos del PBI. Los datos definitivos, según le confió una fuente del BCRA a Ámbito, estarán disponibles a mitad de año.

Se puede estimar que habrá 2,7 p.p. del PBI para transferir por utilidades del BCRA al Tesoro en 2021 y unos 2,5 p.p. más por el lado del incremento neto de Adelantos Transitorios”, analizó Caamaño. “Ergo, hay financiamiento monetario disponible por 5 p.p. para 2021, después de un 2020 de 7,4 p.p.”, proyectó.

El analista le dijo a este medio que “Argentina ya pasó de mínimos de monetización a máximos de monetización en un año”. “Cuando empezaba el nuevo gobierno, la Argentina estaba desmonetizada y eso era una ventaja porque, como parte de un proceso de estabilización de expectativas , se podía tener una remonetización y eso es algo que te apalancaba esa estabilización por el lado de la actividad”, analizó. Sin embargo, advirtió que “eso ya no está”.

“La Argentina monetizó de más y volvió a estar en una situación donde hay resaca monetaria, hay muchos pesos. Ya estamos en máximos de monetización de nuevo y encima esos pesos están explicados por plata transaccional y no por plata que está depositada en plazos fijos”, detalló. El economista aseguró que, si se continúa emitiendo, “hay que ser más prudente” y eso requiere “esterilizar más”, lo que “probablemente” empuje “la tasa para arriba”. “Caso contrario vas a tener más pesos de más en la calle que van a presionar en los dólares paralelos”, alertó.

La otra opción posible que ve Caamaño, es conseguir “más financiamiento voluntario” en el mercado y que eso brinde “más espacio para emitir menos”. “Hasta ahora el financiamiento neto es escaso”, consideró. “Lo que se logró en 2020 fue financiar los vencimientos de capital y una parte de los vencimientos de intereses, pero hacia el final del año emitiendo casi todo deuda indexada, ya sea por tipo de cambio o por inflación”, puntualizó. Sobre el éxito de esta estrategia, el economista dijo que “tiende” a “pensar que el financiamiento voluntario va a ser limitado”.

Leandro Ziccarelli, jefe de research de ICB, le dijo a Ámbito que lo que buscará el Ministerio de Economía forma parte de un “proceso”, porque en un contexto de pandemia “el Tesoro tiene que gastar y a ese gasto hay que financiarlo de alguna manera”. “Es un mix sustentable entre emisión y colocaciones”, consideró. Según el economista, en Economía “van a tener que financiar $700.000 millones”. “Van a tratar de mejorar el esquema entre emisión y financiamiento neto, que este año cerró en 80% y 20% respectivamente”, estimó. “El tema es la salida de la pandemia”, advirtió.

Fuente: Ámbito
equivale al 5% del PBI

Teclas de acceso