Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Coronavirus

Estudian si la vacuna triple viral contrarresta los efectos severos

Nunca en la historia de la humanidad hubo tantos estudios científicos al mismo tiempo sobre una sola enfermedad. Y es que la actual pandemia desatada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 que origina COVID-19 ha generado una revolución de investigaciones, estudios y papers a fin de hallar un tratamiento contra su expresión más severa e inclusive una vacuna eficaz.

Uno de los últimos informes científicos sugiere que la vacuna “triple viral”, elaborada para protegernos contra el sarampión, la rubéola y las paperas y que en Argentina, figura en el Calendario Nacional de Vacunación para recibirla en su primera dosis a los 12 meses de vida y la segunda a los 5 o 6 años, podría contrarrestar los efectos severos del COVID-19.

La investigación publicada en la revista de la Sociedad Americana de Microbiología (ASM), está a cargo del doctor Paul Fidel, de la Universidad Estatal de Luisiana y la doctora Mairi Noverr, de la Universidad de Tulane (ambas de Estados Unidos).

“La administración de la vacuna MMR (por su sigla en inglés, que significa Sarampión, Paperas, Rubéola) podría servir como medida preventiva para amortiguar la inflamación y la sepsis asociadas con la infección por Covid-19. No tiene contraindicaciones y puede ser especialmente efectiva para trabajadores de la salud, quienes pueden exponerse fácilmente al Covid-19”, explican los autores en el estudio científico.

“No creo que lastime a nadie tener una vacuna MMR que protegería contra el sarampión, las paperas, y la rubéola con este potencial beneficio adicional de ayudar contra el Covid-19”, aseguró el científico Fidel. Según la investigación, la vacuna “triple viral” debería ser capaz de inducir células mieloides supresoras (MDSC) a inhibir o reducir la inflamación severa pulmonar asociada al coronavirus.

“Si los adultos obtuvieron la MMR cuando eran niños, probablemente todavía tengan algún nivel de anticuerpos contra el sarampión, las paperas y la rubéola, pero probablemente no las células mieloides supresoras (MDSC)”, precisó Fidel, quien estima que una triple viral de refuerzo “mejoraría los anticuerpos contra el sarampión, las paperas y la rubéola y reiniciaría las MDSC”.

El estudio se realizó en 955 marineros del portaaviones USS Theodore Roosevelt que dieron positivo por Covid-19. “Los síntomas leves (con solo una hospitalización) pueden haber sido una consecuencia del hecho de que las vacunas MMR se administran a todos los reclutas de la marina de los Estados Unidos”, opinan los investigadores.

La Sociedad Americana de Microbiología indicó que “eventos recientes apoyan la hipótesis de los investigadores y que respecto a los datos epidemiológicos, éstos sugieren una correlación entre las personas que viven en lugares que reciben habitualmente la vacuna MMR y las tasas reducidas de mortalidad por Covid-19. Agrega que el coronavirus no tuvo un gran impacto en los niños, y los investigadores plantean la hipótesis de que una razón sería porque los pequeños están protegidos -en forma más reciente y más frecuente- contra las infecciones virales que inducen la sepsis.

Consultado por Infobae, el infectólogo Lautaro De Vedia, explicó que el estudio científico revela un dato interesante y novedoso, “pero no deja de ser eso. De ahí a trasladarlo para salir corriendo a vacunarse por esta noticia, no corresponde”.

“Quiero creer que estamos todos vacunados porque son vacunas que se aplican al nacer y en la niñez y forman parte del Calendario Nacional de Vacunación. Además, salir a vacunarse porque uno leyó esta noticia es totalmente incoherente, ya que además de no corresponder, se puede generar una demanda que deje sin stock a los chicos de un año”, precisó el experto.

Y agregó: “Actualmente y debido a la expansión del sarampión en el mundo y el resurgimiento que ha tenido en el último año en Argentina volvieron las campañas de vacunación y especialmente al personal de salud. Por ejemplo, hubo una baja vacunación en Venezuela y una evidente importación de casos desde ese país en los últimos años. También es de observar que el sarampión se ha incrementado en Italia, Francia y otros, donde hay campañas de movimientos antivacunas”.

De Vedia indicó que “respecto a esta noticia, es de destacar que se trata de elemento para investigar y hacer estudios, que deberán ser ampliados y validados, por expertos”.

La infectóloga Silvia González Ayala afirmó categóricamente que es la tercera vacuna que imputan con posibles efectos beneficiosos contra el COVID-19. Primero fue la BCG, después la antipoliomielítica Sabín oral, y ahora la Triple viral.

“No se puede seguir dando vueltas con esas cosas porque es terrible crear falsas expectativas”, respondió en forma terminante”, concluyó.

Ya en abril, científicos de Estados Unidos habían advertido de los beneficios de la vacuna BCG contra el coronavirus. Investigadores de la de la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health precisaron que los países que tienen un programa de vacunación generalizado con la vacuna Bacillus Calmette-Guérin (BCG) tienen una tasa de mortalidad por coronavirus casi seis veces menor que las naciones que no lo usan.

Con más de 100 años de existencia, la vacuna BCG brinda inmunidad a la tuberculosis (TB), una infección bacteriana, pero se sabe que tiene otros beneficios. Ensayos anteriores descubrieron que las personas que reciben la vacuna tienen un sistema inmunológico mejorado y pueden protegerse de la infección. Por ejemplo, en un ensayo entre nativos americanos, la vacuna BCG en la infancia pudo ofrecer protección contra la TB hasta 60 años después de la vacunación.

Actualmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la vacunación con BCG a los recién nacidos en los países donde el riesgo anual de infección tuberculosa es alto. Al mismo tiempo no se impulsan las revacunaciones y se recuerda que la máxima prioridad de los programas de control son la detección y tratamiento efectivo de los casos.

Fuente: INFOBAE.COM
Coronavirus

Teclas de acceso