Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
TRIBUNALES DE PARANA

Exigieron justicia por Santiago Panozzo

Este viernes, se realizó un nuevo pedido de justicia por Santiago Panozzo, quien sufrió graves heridas al ser atropellado por el conductor de una camioneta que se dio a la fuga tras el accidente. Los padres del joven esperaban en la puerta de Tribunales de Paraná a ser recibidos por la fiscal a cargo de la causa, Evangelina Santana.

Paola, la mamá de Santi, si tuvieron respuestas de parte de la aseguradora, ésta reveló: “Desde el seguro nos dicen que se harán cargo, pero mientras tanto, los días pasan y Santi necesita su rehabilitación”.

Los papás de Santiago esperaban en el ingreso al Palacio Judicial a ser atendidos por la fiscal responsable de la investigación por el accidente, Evangelina Santana. “Ella nunca quiso acercarse a nosotros, intercambiar opiniones o contarnos siquiera cómo iba la causa de Santiago porque él pregunta y quiere saber”, fundamentó la madre del joven.

“Nosotros somos un apellido común, una familia de trabajo, pero no por ser un Bustamante o cualquier otro apellido tiene que tener privilegio en la Justicia, porque todos tenemos los mismos derechos”, sentenció la mujer.

Y en esa línea, clarificó: “Santiago tiene papás, una familia y amigos que la luchan, pero y si fuera otro caso –se preguntó- ¿Cómo harían esas personas? Si hubiera sido un papá (el accidentado) cómo haría esa mamá para mantener a los hijos, para afrontar una habilitación de 120 mil pesos, un transporte de siete mil pesos y la alimentación, además de los otros hijos y demás gastos, porque la vida sigue y hay que reducir un montón de cosas”.

Santiago Panozzo, de 19 años, circulaba en bicicleta cuando fue embestido por una camioneta que se dio a la fuga; ocurrió martes el 19 de julio en la intersección de calles Newbery y Mihura, en Paraná. El joven sufrió graves heridas tras el accidente y permaneció durante un mes en el hospital San Martín; tras ser dado de alta, ahora avanza en la rehabilitación y debe ser sometido a una cirugía, denominada craneoplastía, que tiene un costo cercano a los tres millones de pesos.

“El conductor está libre, anda por la calle como si nada y para nosotros no tiene restricciones porque se lo ve muy impune; no debería estar manejando porque le suspendieron el carnet, pero hay comentarios que dicen que lo vieron conducir”, reveló.

Fuente: RADIO LA VOZ
TRIBUNALES DE PARANA

Teclas de acceso