Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Presión impositiva

Extienden hasta el 30 de noviembre las facilidades para pagar deudas de Ganancias y Bienes Personales

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dispuso que extiende hasta el 30 de noviembre las facilidades para regularizar deudas de Ganancias y Bienes Personales correspondientes al periodo fiscal 2020.

La Resolución General 5080, que se publicará este jueves en el Boletín Oficial, garantiza a los contribuyentes que lo soliciten, la posibilidad de regularizar sus obligaciones de los impuestos a las Ganancias y Bienes Personales en hasta tres cuotas y con un pago a cuenta de 25%, sin verse condicionadas por su perfil de riesgo.

El "Sistema de Perfil de Riesgo" es un sistema informático de calificación que realiza procesos de evaluación mensual sobre el cumplimiento de las obligaciones formales y materiales de los ciudadanos. Con la nueva resolución, AFIP confirmó que no considerará esa calificación al momento de tramitar planes para regularizar deudas en ambos impuestos.

El beneficio alcanza a los contribuyentes incluidos en las categorías A, B, C o D y excluye a quienes estén categorizados como "riesgo muy alto", categoría E.

La medida forma parte de las herramientas puestas a disposición por la AFIP para amortiguar el impacto económico de la pandemia del Covid-19, informó la agencia recaudadora.

Piso de ganancias

El lunes quedó oficializada la reglamentación de AFIP sobre la suba del piso salarial que se elevó de $ 150.000 a $ 175.000 para la deducción del Impuesto a las Ganancias.

Pese a que la medida es retroactiva a septiembre, la pregunta es si el alivio para más de 1,2 millones de trabajadores y jubilados se verá en los sueldos que se cobran en los próximos días o habrá que esperar un mes más.

En la mirada de los especialistas, es difícil que a sólo tres días del cierre del mes, la medida se vea reflejado en los bolsillos en octubre.

La Resolución General publicada hoy es la 5076/2021, que reglamenta los beneficios que estableció el decreto 620/2021 del Poder Ejecutivo -que establece un tope a partir del cual los asalariados pagan Ganancias- incrementó los parámetros que hasta agosto era de entre $ 150.000 y $ 173.000, y ahora serán de entre $ 175.000 y hasta $ 203.000, respectivamente.

El tributarista Marcelo Rodríguez explicó a Clarín que “estas distorsiones” motivará inconvenientes: "En la medida en la que algún contribuyente no haya declarado en tiempo y forma los gastos deducibles (médicos, intereses hipotecarios, o servicio doméstico) y lo declare al finalizar el año, “implicará una dificultad extra para las empresas”, aclaró.

Por su parte, Sebastián Domínguez, de SDC Asesores Tributarios, consideró que como la reglamentación reafirma que la vigencia de la nueva suba del piso salarial será desde septiembre, el empleador deberá “partir de cero", y lo obligará a "volver a hacer un análisis mes por mes de la situación del empleado" para ver si corresponde o no retener Ganancias.

“Se analizará lo que se liquidó en el mes de septiembre independientemente de lo que le haya liquidado de enero a agosto”, resaltó.

Fuente: clarín
Presión impositiva

Teclas de acceso