Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
AMBOS TENÍAN CORONAVIRUS

Fallecieron Leopoldo Jacinto Luque y Alberto Canapino

El fútbol argentino sigue despidiendo y llorando ídolos. Leopoldo Jacinto Luque, uno de los mejores delanteros de la década del 70', campeón del mundo en Argentina 78 y figura del River de Labruna falleció a causa del maldito coronavirus. Llevaba más de un mes internado y peleando por su vida. El país pierde a otro referente, artífice de grandes conquistas y de goles inolvidables para los hinchas.

Luque había sido internado el 4 de enero en la Clínica de Cuyo, en Mendoza, debido a que había empeorado su cuadro de coronavirus. Estuvo diez días con síntomas leves pero por una neumonía bilateral se decidió que quedara bajo observación. Pero a las pocas horas su situación se agravó y fue trasladado a una cama de terapia intensiva. Ya en ese entonces su pronóstico era reservado y, un mes después, se confirmó el trágico desenlace del goleador.

Nacido en Santa Fe el 3 de mayo de 1949, el ex delantero dio sus primeros pasos en Unión de Santa Fe, aunque en sus inicios no logró afianzarse y fue prestado a diferentes clubes. Después de pasar por Gimnasia de Jujuy y Central Norte de Salta, regresó a su provincia natal pero nuevamente no tuvo lugar en el Tatengue. Aun así, no bajó los brazos y remó desde atrás para cumplir su sueño de ser jugador: se puso la camiseta de Ateneo Santo Tomé de la liga regional santafesina, fue goleador y desde ahí relanzó su carrera.

A fuerza de goles y grandes actuaciones se hizo un nombre en la provincia y despertó la atención primero de Rosario Central y luego del propio Unión, que finalmente le abrió las puertas para que se transformara en una pieza clave del equipo que ascendió a Primera en 1974. Dejó de ser un remador y una joven promesa para convertirse en uno de los delanteros más peligrosos de la época. Y César Luis Menotti le echó el ojo para que integrara la Selección del Interior. Con sus rendimientos sedujo al Flaco, que lo hizo parte del plantel de la Copa América de 1975, de la que fue uno de los máximos anotadores.

Y lo mejor estaba por venir. Tras hacer un campañón con el Tatengue dirigido por el Toto Lorenzo fue transferido a River. En el Millonario debutó dándole el triunfo en el clásico contra Boca, un presagio de la huella que iba a dejar en Núñez: ganó el Torneo Nacional de 1975 y 1979, y el Metropolitano de 1977, 1979 y 1980. Además, en 1976 le clavó cinco pepas a San Lorenzo. Pedazo de goleador.

ALBERTO CANAPINO

Alberto Canapino murió este lunes a los 57 años. El padre de Agustín se encontraba internado luego de contraer Coronavirus el 3 de febrero. Su estado se complicó en las últimas horas y lamentablemente se produjo su fallecimiento.

Pilotos y equipos despidieron en las redes al reconocido chasista.

En el Turismo Carretera, Alberto logró diez títulos preparando los autos de Juan María Traverso, Guillermo Ortelli, Norberto Fontana, Juan Manuel Silva, Christian Ledesma y su hijo Agustín. Con éste último logró cuatro coronas (en 2010 y tres al hilo en 2017, 2018 y 2019).

A su vez, colaboró en el equipo Berta Motorsports, múltiple campeón de TC2000 y le dio su atención a pilotos como Omar Martínez o Guillermo Maldonado, entre otros.

Su trabajo fue muy reconocido por todo el mundo motor nacional, aparte de ser el padre del piloto Agustín Canapino, múltiple campeón del automovilismo argentino. Entre sus últimos trabajos, Alberto integró el equipo Chevrolet en Súper TC2000, como así también su propia estructura en el Turismo Carretera, con base en Arrecifes. Su segundo hijo, Matías, también es piloto y empezó a seguir los pasos de su hermano en el año 2016. Actualmente corre en TC Pista.

Fuente: OLE
AMBOS TENÍAN CORONAVIRUS

Teclas de acceso