Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Gualeguay

Familiares acampan en la puerta de tribunales en pedido de justicia

Una familia montó una carpa en las puertas del Juzgado de Gualeguay provincia de Entre Rios para pedir justicia por Juan Casualde a quien se lo envió a una Carcel por 1 año y 10 meses, en una causa caratulada «Amenazas y Violación de domicilio», cuya imputación aseguran ser «falsa» y «excarcelable».

Por ese motivo la familia escribió la siguiente carta:

Mi hermano Juan José Casualde oriundo de la ciudad de Gualeguay esta privado de su libertad hace aproximadamente dos meses.

Fue sentenciado a 1 año y 10 meses de prisión efectiva x AMENAZAS, DAÑO Y VIOLACIÓN DE DOMICILIO – DESOBEDIENCIA JUDICIAL -. Delitos excarcelables segun nuestro codigo penal pero en su caso de sentencia EFECTIVA.

La denunciante, madre de sus tres hijos es abogada y trabaja en el poder judicial de Gualeguay. La causa no fue imparcial. Pero además los derechos de sus tres hijos están siendo vulnerados ya que están a cargo de una mamá que SI TIENE antecedentes penales (no así mi hermano) y psiquiátricos, es violenta y manipula a los niños. Se trata de una causa que se inicia en el año 2017 cuando mi hermano denuncia un presunto abuso hacia sus tres hijos que por entonces tenian 4 y 3 años. Presunto abuso x parte de un novio de su ex pareja (mamá de los nenes). A partir de ahí comienza a haber un manejo irregular e imparcial en las actuaciones que realiza el Juez de Familia y Menores Pablo Guervovich.

Mientras tanto la progenitora sistemáticamemte comienza a hacer denuncias contra mi hermano. A los niños se le hace una cámara gessell que se dilata mucho en ser realizada xq en Gualeguay el equipo ETI del Juzgado de Flia se expide y finalmente cuando la misma se hace en Gualeguaychú los nenes no hablan.

El informe de esa cámara gessel nunca lo vimos. El caso se archiva sin más actuaciones. La mamá de los menores continúa haciendo más denuncias contra mi hermano y logra que lo sentencien a 1 año y 10 meses de prisión efectiva x tres delitos que en general nadie va preso: daño y violación de domicilio – desobediencia judicial -. En este momento él está cumpliendo su condena el Penal N° 7 de Guay sin tener antecedentes penales. Pero antes de eso ya hacía 10 meses que no podía ver a sus hijos ya que la progenitora no lo permitía. Hubo mediaciones a las que ella nunca se presentó y el juez no tomó cartas en el asunto. Siempre a favor de la progenitora.

Mi hermano es sentenciado x el Dr. Dario Crespo del Tribunal de juicio y apelaciones de Guay. La sentencia está llena de irregularidades desde testigos que no vieron nada y fueron tenidos en cuenta hasta negligencia en la defensa de mi hermano.

Pero además no es menor q la progenitora es empleada judicial, SI TIENE ANTECEDENTES PENALES (tuvo prisión domiciliaria, allanamiento en su domicilio y denuncias x disturbios y violencia) y de consumo de drogas. Todo está presentado en la justicia. Los tres nenes son rehenes de esta causa ya que actualmente nadie de la flia los puede ver. Ni el abuelo materno ni nadie de la flia paterna. Nosotros como flia paterna solicitamos hace dos meses, cuando mi hermano fue privado de la libertad poder ver a los nenes y aún no hemos podido.

O sea que son dos causas entrelazadas. Una civil en el Juzgado de Flia – que si se hubiese resuelto de manera idónea en tiempo y forma hoy mi hermano no estaría preso -. Y la otra penal.

Mi flia es muy conocida en Gualeguay, de tradición comerciante y mi hermano una persona trabajadora y carismática. En este momento hay un acampe x tiempo indeterminado en la puerta del Juzgado de Flia. en Guay y el pueblo está conmovido con lo que está sucediendo.

Todo es de público conocimiento. Lamentablemente la situación llegó a esta instancia donde tuvimos que darla a conocer xq mi flia viene padeciendo abuso desde el 2017.

La corrupción que se visualiza en esta causa es demasiada. En la causa civil intervino COPNAF de Gualeguay, defensor público N° 2 Gustavo Piquet, Fiscalía y hasta el momento los tres menores siguen en riesgo. Y mi hermano, un comerciante de raza, tipo común y sencillo preso en la carcél de Guay entre violadores, asesinos y ladrones. Su flia padeciendo la injusticia y empeñándose económicamente para pagar DOS abogadas (una civil y otra penal). Su esposa actual, Flavia Portel con quien se caso el año pasado embarazada (primeriza) de ocho meses con el marido preso y los tres nenes rehenes de esta mujer que tiene problemas psiquiátricos.

Actualmente está de licencia psiquiátrica en el poder judicial pero a cargo de sus hijos a quienes maltrata y manipula. La única persona que puede ver a los nenes es su madre, Liliana Dana, cuando ella quiere y bajo sus normas.

Fuente: RADIO LA VOZ.
Gualeguay

Teclas de acceso