Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
EDUCACIÓN

Finaliza el primer trimestre, ¿cómo serán las calificaciones?

De acuerdo al calendario oficial aprobado para este año por el Consejo General de Educación (CGE), este viernes cierra el primer trimestre, comenzando el segundo a partir del lunes. Esto supone la evaluación escolar de los estudiantes de todos los niveles y modalidades de la educación en Entre Ríos, en un contexto en el que la pandemia obligó a suspender las clases presenciales, al menos durante esta semana.

Respecto a si los alumnos serán evaluados con notas del 1 al 10 o con conceptos que den cuenta de los avances en su trayectoria escolar, desde el CGE explicaron que es una cuestión que definirán entre hoy y el viernes y será informado a través de una circular. "No está cerrado todavía, pero lo más probable es que no sea con números", indicó una fuente del organismo.

No obstante, en distintas escuelas ya se están preparando para esta instancia. Claudia Rolón, la rectora de la escuela secundaria Nº 19 Raúl Záccaro, de Paraná, comentó a diario Uno: "Según el calendario, el trimestre cierra el 28, pero oficialmente todavía no tenemos nada. Se cree que va a ser evaluación conceptual. En la escuela decidimos, con la Supervisión, evaluar de esta forma y solo tomar en cuenta dos cuestiones: los chicos que los que están aprobados, y los que están en proceso, que es el caso de quienes están cursando, pero que aún no llegaron a cumplir con todo lo que los profesores requieren para el final del trimestre".

Rolón también da clases, y aseguró: "Desde mi rol de docente sobre todo, creo que es muy difícil calificar a los alumnos en tan poco tiempo, por más que sea de manera conceptual, ya que recién se están adaptando al sistema. Este año, al menos, no se debería haber considerado el trimestre, sino dividir el año en dos para darle la posibilidad a los chicos de adecuarse a un nuevo sistema como lo es la bimodalidad, que llegó para quedarse, pero requiere una adaptación tanto de los docentes como de los alumnos".

A esto se suma que los problemas edilicios en diferentes instituciones también impactaron en la dinámica del cursado, a través de burbujas. Sobre este punto, la rectora señaló: "Nosotros tenemos una situación especial, porque la mayoría de la conexión es virtual debido a los problemas edilicios que tenemos, ya que en febrero de 2020 se empezaron a levantar los pisos y ahora se agravó y representa un riesgo; ya está licitado y están a la espera de entrega de materiales, pero está demorada esta cuestión debido a la pandemia. Por eso nuestros chicos no están asistiendo una semana sí y otra no, sino cada 15 días. Entonces, se dificulta muchísimo tanto la conexión presencial como la virtual, considerando además la situación económica de nuestros gurises. Esto hace que sea una situación un poco compleja para definir en tan poco tiempo quienes aprobaron y quienes están en proceso, porque la verdad es que el tiempo es muy poco para definirlo".

"Con respecto al primer grado de la escuelas Primarias y el primer año de las Secundarias, fue dificilísimo, porque los chicos apenas habían empezado a conocerse el año pasado y ahora", dijo, aunque rescató: "Sin embargo, nuestra experiencia fue buena, porque tratamos de hacer el acompañamiento a la familia, y como la nuestra es una escuela chica, nos permitió estar en contacto con todos: la matrícula es de 185 chicos y los tenemos a todos agendados. Pero esto por ahí tiene que ver con al dinámica de cada escuela, en las escuelas grandes se dificulta mucho más".

En cuanto al acceso a la conectividad de esta comunidad educativa, refirió: "Por esta situación de la escuela, más allá de volver a los contenidos propios del diseño curricular, trabajamos mucho para garantizar la conexión con los alumnos. Y en realidad en la escuela hace unos años que venimos trabajando de forma diferente, con resolución de casos, con un trabajo interdisciplinario, y desde ese lugar un poquito mas aceitada la cuestión. Lo que tenemos son otros problemas, que tienen más que ver con cómo llegarle a esas familias que tienen otras prioridades antes que la escuela, y tratamos de cubrirlas pero no siempre podemos. Trabajamos para hacer este acompañamiento también", mencionó, en referencia a la situación económica que muchas veces dificulta el adecuado acceso a la educación.

Por su parte, Baltasar Llobet, maestro y jefe de sección del taller de Herrería de la Escuela de Educación Técnica (EET) Nº 1 General Francisco Ramírez, comentó: "En estos días estamos haciendo la promoción acompañada, que son semanas en las que nos hemos dedicado a los alumnos que quedaron debiendo contenidos el año pasado, por distintos motivos, ya sea por falta de recursos tecnológicos o de conectividad. El cierre del trimestre seguramente se puede llegar a extender un poco por los paros que hubo, o por la gente que ha estado aislada, o porque a los chicos que están debiendo contenidos todavía se los está apoyando. Lo que sabemos es que este año no vamos a calificar numéricamente".

"No habrá una apreciación numérica de la nota, sino que se podrá ´continúa en proceso de aprendizaje o de acreditación de saberes de la asignatura´, o ´está en promoción acompañada´. Por ahí cada escuela le ha cambiado un poco las palabras, pero bajo la normativa del CGE", manifestó.

En esta instancia de evaluación, Llobet observó: "Se nota mucho la diferencia entre los chicos que han tenido acceso a la conectividad y los que no. Hay muchos chicos y los padres que han pedido volver a cursar el mismo año que hicieron en el 2020. Los docentes de taller estamos notando que los chicos están con muchas ganas de querer hacer cosas en la escuela, de estar en este espacio. Se apropiaron de la escuela para sacarse el aburrimiento del encierro y tener la parte de sociabilización, quieren estar con los otros chicos y hacer algo en conjunto".

Asimismo, hizo referencia al inconveniente que representa la conectividad en la propia institución para que los docentes puedan trasmitir en directo sus clases para el grupo que pertenece a la burbuja que no concurre de modo presencial en la semana: "Quieren que docentes den clases virtuales desde la escuela y no da el ancho de banda para que 18 profesores dicten las clases al mismo tiempo. Los docentes hacen malabares, tratan de grabar la clase y de mandarla desde la casa", afirmó.

En la Primaria

En el nivel Primario la situación es similar. Andrea Romero, directora de la escuela N° 21 Benjamín Terán, indicó: "Todavía no nos han bajado lineamientos y no ha llegado aún ninguna resolución del CGE. Si bien nosotros tenemos un calendario, la evaluación es permanente, porque como estamos hablando de trayectorias escolares y se va haciendo un registro, tanto de la presencialidad como de la virtualidad de cada grupo".

"Cada escuela tiene su formato de evaluación, de seguimiento. En una ficha escribimos los conceptos. La evaluación sería cualitativa. Y los informes del primer trimestre estarían casi listos para los padres, pero libretas no nos han llegado", añadió.

Al igual que sus pares, Romero subrayó que "sin dudas se nota la diferencia entre quienes no tuvieron conectividad durante el 2020" y lamentó: "Es un grave problema. Nosotros en la escuela nos quedamos sin Internet el año pasado, porque lo pagaba la cooperadora y no se pudo. Si bien hay una línea de Nación, la conectividad es muy baja y solo sirve para hacer trámites de Secretaría. Y hay muchas familias de nuestra zona que tampoco tienen Internet, o sea que lo que llamamos conectividad es en realidad un contacto vía celular. Los chicos se manejaban con videollamadas o videos que mandan las maestras y demás".

Acerca de cómo resuelven la equiparación de saberes en estos casos, mencionó: "Tenemos una resolución que permite cierta movilidad de los chicos y se los va reagrupando de acuerdo a sus necesidades".

Fuente: diario uno
EDUCACIÓN

Teclas de acceso